Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

“Algunos hinchas de Olimpo perdieron la memoria, pero ganamos y a otra cosa”

Sol de Mayo se impuso 1-0 en el Carminatti y Diego Galván, capitán y referente del conjunto viedmense, dejó el campo de juego insultado por algunos plateístas que, obviamente, no tuvieron consenso a su alrededor. El delantero de 40 años estuvo tres temporadas en el aurinegro y quedó en la historia del club para siempre.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

   Dejó el césped del estadio Roberto Caminatti, cuando fue reemplazado a los 41 minutos del segundo tiempo, mirando fijo a un grupito de plateístas de Olimpo que lo insultaban con bronca y, dando la impresión, con un cierto --por no decir total-- desconocimiento del pasado de ese jugador que abandonaba la cancha, como no sabiendo que era Diego Alberto Galván, goleador aurinegro en la temporada 2004-2005 de Primera división de AFA.

   Sol de Mayo le volvía a ganar a Olimpo en el Federal A (en la edición anterior fue 3-0), esta vez 1-0, y atrás habían quedado los aplausos de los socios que ocupan la tribuna de calle O' Higgins para el 9 y capitán del conjunto viedmense, aunque camino al banco de suplentes, el “Cabezón” fue agraviado injustamente, gesto que repelió con una sonrisa y levantando su mano izquierda.

   --A mi me cuesta creerlo, ¿y a vos?

   --A mi también...(risas). Durante los 14 años como profesional me han puteado en todas las canchas, pero no esperaba que me falten el respeto en la de Olimpo. Estuve tres temporadas en el club (2003-2004, 2004-2005 y 2010-2011, y en cada una de ellas integró planteles que consiguieron mantenerse en la elite del fútbol nacional) y jamás tuve problemas con nadie, pero tal vez haya sido algún desmemoriado que se hizo hincha la semana pasada. En esta entidad dejé todo y más también.

   Se puso más serio de lo que estaba: “los que entienden de fútbol saben que hoy estás en un club y al año siguiente en otro, y que por ahí la misma competencia hace que tengas que enfrentar a tu ex. Hace siete años que estoy en Sol y defiendo sus colores como lo hice en cada lugar por donde pasé. El que lo quiera entender que lo entienda”.

   Diego se inició en Lanús y su primer préstamo fue a Olimpo, donde sostuvo un total de 79 encuentros (19 goles). Después alimentó su prolífero curriculum futbolístico defendiendo las casacas de River, Estudiantes de La Plata (fue campeón de la Copa Libertadores), Arsenal y Unión de Santa Fe, aunque es necesario contar los pasos previos por Morelia de México y Beira-Mar de Portugal.

   En el Clausura 2005, el único partido que logró ganar esa escuadra dirigida técnicamente por el uruguayo Gregorio Pérez quedó grabado para siempre en la historia de la vida olimpiense: fue el primer triunfo ante River en el Monumental, 2-0 con conquistas de Diego Galván, en definitiva el único jugador que, con la aurinegra, le señaló un “doblete” al Millonario en un mismo cotejo.

   “No tenía ese dato, lindo saberlo. Siempre le voy a estar agradecido a Olimpo, por todo lo que me dio y por la posibilidad de jugar en Primera, explotar y trascender, sobre todo porque pasé a River, club del que soy hincha”.

   Sigamos: Sol de Mayo es la sombra de Olimpo, porque es el único equipo del Federal A que lo venció dos veces seguidas en Bahía.

   “Estuve en el 3-0, esa vez lo ganamos en una ráfaga (todos los goles fueron en el primer tiempo), pero en esta ocasión salió un partido muy disputado y nos quedamos merecidamente con el resultado. Hicimos un planteo táctico eficiente y sin fisuras, generándole demasiadas situaciones de pregol al rival, algo a lo que, por ahí, no estaba acostumbrado en su propia casa", admitió al momento de comparar un éxito con otro.

   --Más allá de haber acertado en el planteo, anularon a Brian Guille, para muchos el mejor exponente de la categoría.

   --Excelente jugador, lo cerramos cuando se tiraba sobre la punta y no lo dejamos trasladar, sabíamos que si arrancaba en velocidad te iba a dejar el tendal. Lo marcamos en zona y tratamos de que no quede de frente al arco para que no saque esos disparos que se suelen convertir en golazos. Olimpo casi nunca nos llegó por abajo, fueron muchos centros y envíos de pelota parada, y en el juego de arriba nuestros defensores ganaron siempre.

   --Están cuartos en las posiciones, pero si ganan el partido pendiente con Huracán Las Heras de la fecha 8, se van a poner a 6 unidades del líder, justamente Olimpo.

   --Primero debemos recibir a Independiente de Chivilcoy (último en la tabla), y después sí pensar en lo que vendrá. Esto es muy largo y estamos muy afianzados como grupo, lo que es esencial a la hora de afrontar cada partido como si fuera una batalla.

   --¿Cómo lo ves a Olimpo más allá de la derrota ante ustedes?

   --Bien, firme, es candidato al ascenso, por lo que demuestra dentro de la cancha pero también por nombre, chapa e historia. Cuenta con jugadores jerarquizados y tiene el apoyo de toda una institución, que sé que se sigue manejando con la logística de Primera división.

   “Los equipos de la Liga del Sur siempre dan que hablar; en el torneo pasado Villa Mitre estaba muy derecho y perdió una final, pero en este 2022 al que todos vemos bien es a Olimpo”.

   --Trazando un paralelismo, ¿qué similitudes encontrás entre Olimpo y Sol de Mayo?

   --Olimpo es un club de Primera por donde lo mires y Sol está creciendo de a poco. Ahora, con las instalaciones nuevas, va a ser una institución al nivel de la B Nacional, pero siempre humilde y dando pasos firmes sobre pisos seguros.

   --Están apostando a una estructura edilicia moderna y de alta competencia, ¿la idea es aspirar a un ascenso en lo inmediato?

   --Le apuntamos a llegar a la B Nacional, no sé cuando, pero en este certamen estamos muy bien de la cabeza y tenemos derecho a ilusionarnos. El año pasado estuvimos ahí nomás de lograrlo, veremos que pasa en este; en los playoffs arranca otro torneo, donde hay que hacerse fuertes sí o sí.

   --Pasaste tres temporadas fructíferas en Olimpo, ¿te da pena verlo tan abajo, en esta divisional donde nadie quiere estar?

   --Me dio pena verlo descender dos categorías en un año, como algunos socios que se hicieron cargo de algo que no sabían lo terminaron destruyendo. Ser empresario no te asegura ser buen dirigente, al club no lo podés manejar como a tu empresa porque hay miles de situaciones que desconocés y miles de contactos que no tenés.

   “Hoy por hoy veo a un Olimpo renovado, que recobró vida, al menos se ve en lo futbolístico. Le va a costar, pero encontró el rumbo otra vez después de una crisis institucional y económica que, creo yo, no va a volver a padecer”.

   --¿Pudiste hablar con el presidente Alfredo Dagna?

   --No lo vi, pero me encontré con mucha gente que me vino a saludar y me hizo recordar algunos momentos gratos de mi paso por el club. Siempre quise dejar un buen recuerdo como persona, lo más importante para mi. Creo que acá me recuerdan de la mejor manera, y eso es muy gratificante.

   Antes de terminar, otro dato significativo que habla por si solo: integró el plantel en el Clausura 2004, donde Olimpo, de la mano de Omar De Felippe como DT, consiguió su mejor posición en un torneo de AFA: 4º puesto.

   “Volví para ese campeonato, para ser parte de un equipo que daba gusto ir a verlo jugar, que jugaba bien sin tener nombres rutilantes. Antes, en las dos temporada anteriores nos salvamos del descenso escuchando la radio dentro de la cancha, ¿te acordás?”.

   Sí, Diego, ¡cómo no me voy a acordar!