Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Bahía Blanca | Martes, 29 de noviembre

Denuncian muerte de animales en uno de los móviles de castración

Dos bahienses manifestaron en redes sociales que sus mascotas fallecieron en medio de la intervención quirúrgica. Una ONG denuncia que ocurrió en varias ocasiones. El Municipio aseguró que están "trabajando en el tema". 

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   “No tienen idea lo que es volverse sin su amigo a casa. Me hacen sentir que la llevé a matar”, expresó una bahiense angustiada por el destino que tuvo ayer su gatita de 6 meses en el móvil 3 de castración, ubicado en los Talleres Municipales de Brickman 1650.

   Micaela Martinelli, de 38 años, denunció en una publicación de Facebook que el 13 de junio llevó a castrar a Roxi, la gata que había rescatado hace unos meses, y cuando volvió a retirarla con su hijo de 7 años, se la entregaron en una caja, muerta.

La foto de Roxi que compartió Micaela en Facebook.

   Desesperada, la mujer filmó y sacó fotos a los veterinarios con la intención de escracharlos. “No me dieron sus nombres y me trataron de loca”, le contó a La Nueva.

   “Mi gatita estaba muy bien de salud. Había tenido atención veterinaria, estaba vacunada, desparasitada, bien de peso...”, aseguró Martinelli. La explicación que recibió por parte de los responsables fue que, durante la operación, Roxi “tuvo un paro respiratorio y le pusieron un tubo en la tráquea para darle oxígeno, pero después tuvo un paro cardíaco”. 

El video grabado por Micaela en el momento de desesperación.

   Remarcó que “20 minutos antes habían entregado a una perrita que le pasó lo mismo”, y luego de su turno otro perrito fue entregado “temblando porque le había dado un paro y no lo castraron”. Después, “siguieron operando como si nada, sin revisar los medicamentos, nada”, expresó con enojo la mujer.

   Según dijo Micaela, la dueña de la perrita que falleció ese mismo día se comunicó con ella y juntas van a “hacer la denuncia correspondiente” de la mano de una ONG que incentiva a denunciar los casos de este estilo.

   Es que la publicación en el Facebook de Micky Marti, con cientos de compartidas, reacciones y comentarios de apoyo, se viralizó y llegó hasta Aldana Salazar, quien también compartió su caso en la red social. 

Mora, la perrita de Aldana.

   Relató que Mora, su caniche de 4 años, estaba “sana y completamente llena de vida” cuando la llevó al móvil de castración de Brickman, en el que, al igual que a Micaela, se la entregaron “muerta en una caja de cartón”.

   “No se imaginan el dolor que siento, porque era mi bebé. Toda la familia está mal”, escribió, y aseguró que los veterinarios “no me dieron ninguna explicación, me dijeron que eso podría haber pasado y son riesgos que uno corre”. 

Aldana, desconsolada al salir del móvil de castración.

Las denuncias


   María del Carmen Cerquetella, conocida como Marita, colabora en el refugio Los Perros de José y es quien asesora a las familias a denunciar la muerte de sus mascotas en los móviles de castración. 

   Contó que “hace un mes” acompañaron a una mujer en su caso. “La dueña de Uma hizo la denuncia, después yo hice una publicación y empezó a aparecer un montón de gente que le había pasado lo mismo en el móvil”, relató. 

   Marita manifestó que “lo más triste” es que los dueños no suelen tomar acciones. “Yo me contacté con ellos, les pedí por favor que vayan a la comisaría, que hicieran la denuncia”, dijo, y agregó que desde la ONG se reunieron con autoridades de Salud del Municipio, quienes también remarcaron la necesidad de denunciar. 

Uma, la shitzu por la que denunciaron. 

   “Por lo que tengo entendido, es el móvil de Brickman el que más muertes tiene. No sabemos qué más hacer para que se tome cartas en el asunto”.

   La mujer enfatizó en el número de casos de ayer: “Puede ser que te pase con un perrito en un mes, porque puede haber sido un problema cardíaco. Pero ayer, ¿qué había, una epidemia cardíaca en el móvil?”, dijo. 

   Según Marita, las muertes en móviles de esterilización quirúrgica se dan en “gatos y perros chicos, como caniches, shitzu, toda esa raza chica; perros grandes van tranquilos, que no pasa nada”. 

   “No puede suceder esto así”, concluyó. 

Qué dice el Municipio


   Ante la consulta de este medio, desde Zoonosis aseguraron que están “trabajando en el tema” y que por ahora es todo "lo que hay para decir".

   A pesar de que ocurran estas desafortunadas situaciones, cabe destacar que anualmente se realizan miles de intervenciones exitosas en los móviles públicos. De acuerdo con los datos del Municipio, en 2021 se esterilizaron 8.660 caninos y felinos. 

Mirá también: Ubicación de los móviles de castración de perros y gatos

   La esterilización quirúrgica es una práctica necesaria para reducir la presencia de animales en la vía pública. Según explica el Municipio, es una solución a un problema de salud pública, ya que disminuye las posibilidades de transmisión de enfermedades y el riesgo por mordeduras.