Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

En abril, el plazo fijo UVA se llevó la copa de las inversiones en pesos

Es una de las pocas alternativas que permitió no perder frente a la inflación.

Fotos: archivo La Nueva.

Francisco Rinaldi / frinaldi@lanueva.com

   ¿Plazo fijo tradicional, dólar o plazo fijo UVA? Esa son las opciones que dividen a los pequeños ahorristas, quienes, mes a mes, tratan de que su capital no pierda por goleada frente a una inflación muy difícil de domar.

   Pero según los cálculos del doctor Gastón Milanesi, decano del departamento de Ciencias de la Administración de la UNS y profesor de grado y posgrado en Finanzas, el partido se define a favor de los plazos fijos UVA, y no espera que eso se modifique en lo inmediato en un país que, se descuenta, deberá convivir por muchos meses con alta inflación.

   Es que, al mes pasado, el plazo fijo ajustado por Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), tuvo un rendimiento del 6,32% mensual. Dicha cifra se compone del ajuste de la UVA, que aumentó entre el 31 de marzo del corriente y el pasado 28 de abril desde las 108,9 a las 114,69 unidades (+5,32%), más la tasa de interés mensual del 1%.

   Con todo, el rendimiento anualizado es del 109%, que, comparado con una inflación estimada en 5,7% mensual para el mes pasado (+95% anualizado), de acuerdo con una consulta del diario BAE Negocios entre consultoras locales, arrojaría un porcentaje de ganancia que podría superar a la inflación del período.

   Vale aclarar que el verdadero resultado podrá conocerse cuando se difunda el IPC oficial, el que será publicado el jueves de la semana que viene, aunque todo indica que el guarismo estaría apenas por debajo del 6,7% de marzo, en línea con la consulta del diario porteño.

   Otras modalidades de inversión, muy populares entre los pequeños ahorristas, como el plazo fijo tradicional o el dólar, exhibieron rendimientos bastante menos atractivos.

   De hecho, el plazo fijo tradicional rindió un 3,92% mensual (+59% anualizado), al tiempo que el dólar MEP y el oficial -con restricciones de acceso desde hace más de tres años- mostraron rendimientos mensuales estimados del 4,75% (74% anualizado) y 4,65% (72% anualizados), todos por debajo del 95% de inflación anualizada que se espera para el cuarto mes.

   Es importante aclarar que los rendimientos anualizados para al dólar parten de suponer que no se dará una devaluación intempestiva del tipo de cambio oficial, algo que desde las autoridades económicas quieren evitar a toda costa.  

¿De qué se trata el plazo fijo UVA?

   Los plazos fijos UVA pueden ser precancelables. Tienen un interés de alrededor del 1% más la variación del UVA, la que surge, como arriba se explica, de la diferencia entre el UVA a inicios del mes versus el UVA al final del mes.

   El plazo mínimo de inmovilización del capital son 90 días, pero el ahorrista puede pedir su dinero el día 30, aunque el interés que percibirá será, en ese caso, menor al del ejemplo.

   La UVA surgió en 2016, con los créditos que se dieron en el gobierno de Mauricio Macri, a un valor de 14 pesos. El mismo se indexa por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que sigue a la inflación minorista, confeccionado en base al IPC que publica mensualmente el INDEC.

   “De cara al futuro, en la medida que el BCRA quiere sacar presión al dólar, no le va a quedar más remedio que ofrecer rendimientos atractivos a los tenedores de pesos. Por eso, entiendo que la UVA va a seguir siendo una buena opción”, explicó Milanesi para finalizar.