Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahiano vuelve a grabar éxitos de Los Pericos: "Necesitaba poner la casa en orden"

El músico lanza "Mucha experiencia".

Foto: Télam

Por Hernani Natale

   A 18 años de esa salida de Los Pericos que nunca fue aclarada públicamente y que, por ende, generó un sinfín de malentendidos que alimentaron leyendas, Bahiano volvió a grabar varios clásicos que aportó a esa banda y los combinó con otros éxitos cosechados en su recorrido como solista, en su nuevo disco Mucha experiencia.

   "Fue divertido hacerlo. Necesitaba también poner la casa en orden, que si la gente quiere escucharme cantar esas canciones, estén. Que estén las canciones mías como solista haciendo empatía con los clásicos", dijo el artista a Télam sobre sus motivaciones para confeccionar este listado para el disco, en el que cuenta con Los Guardianes de Gregory como banda de apoyo y con varias figuras invitadas.

   Precisamente, entre los 17 temas que conforman el álbum, conviven Pupilas lejanas, Jamaica Reggae, Sin cadenas o Runaway, por citar apenas algunas canciones de su paso por Los Pericos; con, por caso, Tarde gris, entre otras grabadas como solista.

   Y aunque a simple vista llama la atención la revisita a clásicos de Los Pericos 18 años después de su traumática salida, el icónico intérprete explicó que, de alguna manera, también quiso "echar por tierra" con algunos "mitos" al regresar sobre este repertorio.

   "En un momento había un montón de mitos, como que yo no podía cantar esas canciones, como que esas canciones eran de Los Pericos, no mías. Un montón de situaciones que a mí me dolían mucho, porque en los discos están los autores y eso me hacía ruido", dijo Bahiano.

   Y amplió: "Al momento de ser contratado me preguntaban si podía cantar canciones viejas. A mí me resultaba raro que me preguntaran eso, pero bueno, yo seguía volcado a explorar lo que me gustaba hacer en esos momentos. Pero ahora siento la tranquilidad de cantarlas, más que nada como para que se sepa y dar por tierra con esos mitos. Esos dimes y diretes eran bastante dolorosos".

   Tras su final en Los Pericos, Bahiano se embarcó en una carrera solista —con el lanzamiento de BH+ de 2005 y Nómade de 2008—, a la vez que estuvo al frente de MP3, un recordado ciclo televisivo en el que recorría países de América latina en busca de músicas tradicionales.

   Esa experiencia derivó en Rey Mago de las nubes en 2011, un disco con versiones de esas canciones populares recogidas en los viajes; al que le siguió Celebremos en 2015 y un regreso a las raíces con Original Roots en 2019. Una parábola lo suficientemente rica como para poder volver con nuevos bríos a los grandes éxitos que creó para Los Pericos y a los que les puso cara y voz.

   Pero una vez dado ese paso, el artista no se quedó allí y buscó darle a esas composiciones mayores colores a partir de la participación de invitados. Así sumó a Mateo Sujatovich en Runaway; Muerdo en Pupilas lejanas; Toledo en Su galán; Los Caligaris en Home Sweet Home; Emanero en Sin cadenas; Nonpalidece en Más cerca del cielo; Connie Isla en Cerca de mí; y Paulinho Moska en Tarde gris.

   Seguramente, muchos de ellos dirán presente cuando Bahiano presente Mucha experiencia el próximo 10 de junio en el porteño teatro Broadway, en un show que será grabado y filmado para su posterior edición.

   —¿Cómo aparece la idea de hacer este álbum?

   —La idea de reversionar ciertas canciones no es de ahora, es de hace mucho tiempo, lo que pasa es que yo le estaba dando prioridad a mis cinco discos anteriores. Estaba experimentando con otras músicas, siempre con el ADN del reggae. A mí la pandemia no me hizo un efecto creativo, todo lo contrario. Ya sobre el final, empecé a trabajar en tributos con Los Guardianes de Gregory, a Black Uhuru, al primer reggae argentino que fue de Donald, a Don Carlos. Un día me presentan ellos una canción de vieja data que era Más cerca del cielo. La canté de punta a punta, no me había olvidado la letra y sentí como un cosquilleo, me gustó cómo sonó. Fuimos haciendo otras cosas pero empezó la idea de reversionar y actualizar ciertas canciones icónicas.

   —¿Cómo fue el reencuentro con muchas de esas canciones? ¿Las sentiste propias o, con el tiempo transcurrido, pasó eso de que ya son más de la gente que tuyas?

   —Hay canciones como Mi resistencia o Jamaica Reggae que van de taco. Hay canciones que grabé ahora pero las vengo haciendo en mis conciertos y juntándolas con canciones de mi repertorio solista. Pero me siento mucho más aplomado, me gustó actualizarlas y cada canción es un mundo. Que sean experiencias compartidas por mucha gente no quiere decir que no sean mías. Es lindo sentir que las canciones son parte de la gente. Yo tengo un repertorio grande que es parte de la gente también, entonces volver a ponerle la actitud, la voz a esas historias que he escrito para mí, fue bárbaro y veo por las devoluciones que recibo que hay mucha gente que se está sintiendo muy feliz con el disco.

   —¿Qué sentís que les aportaron los invitados a estos clásicos?

   —Con los invitados yo estaba buscando voces, no artistas. Si bien las voces vienen con los artistas, yo quería que cada uno le diera su personalidad, que la trabajara como la sintiera a esa canción. No estaba buscando que Mateo, Connie o Muerdo cantaran reggae. Home Sweet Home es un tema fiesta y Los Caligaris le puso lo que había que poner. Su galán es un tema que tiene una sola parte y, en su momento, con Pericos, yo quería tener invitados y no lo logré, tuve que hacer todas las voces de los personajes yo. Ahora Toledo le metió su parte y armó un par de estrofas para sumar más al tema y yo cambié un poco el estribillo. Los aportes son de ese tipo.

   —¿Y a nivel personal cómo te resultó el intercambio con artistas más jóvenes?

   —A mí me gusta compartir la música y, obviamente, hay voces nuevas, intenciones musicales nuevas, generaciones nuevas buscando su lugar. Hay mucha información nueva y yo nunca tuve problemas en comulgar con cosas nuevas porque uno aprende de todo. Las voces de la gente nueva son instrumentos nuevos para poder jugar y sentir las canciones de otra manera. (Télam)