Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

América Latina: uno de cada cuatro niños no está vacunado

No recibieron las vacunas que protegen de enfermedades peligrosas, según datos de Unicef y la OPS.

Mientras más niños no tengan acceso a las vacunas, “hay más oportunidades para que enfermedades como el sarampión se extiendan”.

   Uno de cada cuatro niños de América Latina y el Caribe no recibió las vacunas que protegen de enfermedades peligrosas, informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y advirtió que la pauta completa de vacunación contra la difteria, el tétanos y la tosferina se redujo un 25% en cinco años.

   Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Unicef, la vacunación de difteria, el tétanos y la tosferina (tos convulsa) en la región descendió del 90% en 2015 al 76% en 2020.

   De esta forma, uno de cada cuatro niños en la región no recibió el esquema completo de vacunación de rutina, que los protegería de múltiples enfermedades.

   Si bien la disminución de las coberturas de vacunación ya se había iniciado antes de la aparición de la Covid-19, la suspensión o programación irregular de los servicios de salud durante de la pandemia y el miedo de las personas a contagiarse de Covid-19 en los hospitales “está dejando a muchos niños sin vacunas”, manifestó el organismo.

   “El descenso de las tasas de vacunación es alarmante”, dijo Jean Gough, directora regional de Unicef, y agregó que este hecho “deja a millones de niños, niñas y adolescentes expuestos a enfermedades graves, o incluso la muerte, cuando podría evitarse”.

   A su vez, mientras más niños no tengan acceso a las vacunas, “hay más oportunidades para que enfermedades como el sarampión se extiendan”, explicó el organismo.

   Por ejemplo, mientras que en 2013 se registraron casi 500 casos de esta enfermedad, en 2019 más de 23 mil personas la padecieron.

   A su vez, durante 2020, más de 2,7 millones de niños en las Américas no habían sido vacunados o sus esquemas de vacunación estaban incompletos, lo que los hacía susceptibles de contraer enfermedades como el sarampión y la polio, eliminadas de la región.

   La solución, sostuvo Gough, es “tomar acciones inmediatas” para “fortalecer los programas de vacunación”.

   “Esta es una oportunidad para reestructurar la atención primaria de salud y reforzar el abordaje integral y comunitario que permite llevar las vacunas a las poblaciones más vulnerables”, sostuvo.

   En tanto, la OPS junto a los países de la región  lanzó la 20° Semana de Vacunación en las Américas y la 11ª Semana Mundial de Inmunización. A través de la campaña se planea inmunizar alrededor de 140 millones de personas.

   Además, desde el organismo de salud remarcaron la importancia de recibir todas las dosis del esquema de vacunación para estar “completamente protegido”.

   “Las vacunas siguen siendo nuestra mejor protección. No podemos bajar la guardia. Debemos intensificar los esfuerzos para revertir esta situación, y sabemos cómo hacerlo”, expresó la directora de la OPS, Carissa Etienne.