Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

El dolor de los amigos y ex compañeros bahienses del rugbier asesinado en Francia

Bernardo Stortoni, Juan Cruz Rigal y Juan Manuel Doria hablaron de la amistad y compañerismo con Federico Martín Aramburú.

Desde la derecha, Federico Martín Aramburú, Bere Stortoni, Chapa Branca y Federico Böck, con Pumas Classic.

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

   Si bien la noticia impactó a todo el ambiente del rugby argentino, el crimen de Federico Martín Aramburú en pleno centro de París también conmocionó a amigos y ex jugadores bahienses que lo conocieron.

   Aramburú, de 42 años, fue asesinado en la madrugada de ayer en el marco de una pelea a la salida de un bar. El argentino había viajado a la capital francesa ayer para ver hoy el partido Francia-Inglaterra por el Seis Naciones. El jueves, compartió un almuerzo con los integrantes de la delegación bahiense de Sociedad Sportiva que realiza una gira por España y Francia.

   Martín Aramburú era copropietario de una agencia de turismo Espirit Basque y actuó como nexo para coordinar las actividades de Sportiva en la ciudad de Biarritz.

   En nuestro medio sus amigos Bernardo Stortoni y Juan Cruz Rigal lo recordaron con entusiasmo y lo despidieron lógicamente con tristeza, aunque por ser íntimo el más afectado fue Bere.

 

   Con ellos, al igual que con Juan Manuel Doria, la víctima compartió temporadas de rugby en el CASI. Y con Stortoni también fueron compañeros tanto en Los Pumas como en sus clubes del extranjero.

   “Vivimos la etapa del CASI juntos. Después compartimos club en Glasgow Warriors (Escocia). Y cuando nació mi hijo Mateo él siempre estuvo presente. También nos tocó jugar juntos en Los Pumas y en Pumas Classic”, contó Stortoni.

   “Éramos amigos... De hecho Sportiva está de gira en Biarritz (Francia) y mi hijo Mateo estuvo con él el viernes a la tarde. Me mandó una foto junto a Mateo... Y estando ahí Fede me llamó por videollamada. Me contactó porque estuvo con los chicos de la gira. No lo puedo creer... Vivimos muchos años juntos en Europa. No lo puedo creer...”, agregó Bere entre lágrimas.

Juan Cruz Rigal (izquierda) junto con Federico Martín Aramburú.

   El vínculo entre los jugadores de Sociedad Sportiva y de CASI viene desde los ochenta, cuando se entabló una relación institucional de clubes hermanos y de la que también forman parte Estudiantes de Paraná y Atlético del Rosario.

   CASI fue uno de los equipos que vino en reiteradas ediciones a jugar el seven Sur de la República que organizaban Las Palomas. En ese contexto fue que Martín Aramburú estuvo presente en La Carrindanga más de una vez. Al igual que, por ejemplo, Mario Ledesma (Curupaytí).

 

   Juan Cruz Rigal, otro ex jugador de Sportiva y de CASI, también conoció al Puma que formó parte de la gesta de la medalla de Bronce en el Mundial de Francia 2007.

   Rigal hasta tuvo el privilegio de compartir equipo en el partido -junto con el también bahiense Manuel Gutiérrez- por los 100 años del CASI contra Los Pumas.

   “A Fede lo conozco a través de mis amigos, Gusi y Tomás cohen. Quedamos muy buena onda y en 2009 fuimos a su casamiento. Tuve la suerte de entrenar con él y con Bere en Glasgow, durante una pretemporada. Hemos compartido veranos. Luego él se radicó en Francia”, dijo.

   “Si bien no soy de sus amigos íntimos, nos tenemos un cariño enorme y siempre estuvimos en contacto a través de Wathsapp. Es una pérdida enorme... No puedo pensar cómo estará su grupo íntimo... Es un momento durísimo. Una de esas cosas que uno no espera nunca. Más para una buena persona como él. Siempre buena onda”, concluyó.

El homenaje en el Stade de Francia, en la previa de Francia-Inglaterra por el Seis Naciones. Foto: Infobae.

   Juan Manuel Doria, otro de sus amigos bahienses de Sociedad Sportiva y a partir de 2001 compañero de equipo en CASI, expresó su dolor y recordó una conversación reciente.

   “Me levanté este sábado y tenía un mensaje de Marcos Pazzi, un amigo, que me contó lo ocurrido... No lo pude creer. En principio quedé en shock y con el correr de las horas empecé a caer... Fue muy fuerte ver que en el partido de Francia-Inglaterra pusieran su cara, su nombre, en la pantalla”, expresó Doria.

   “Justo habíamos hablado por teléfono el jueves, porque almorzó con los chicos del club (Sportiva) que están de gira. Y le hice una broma por estar siempre rodeado por bahienses", recordó.

    "Cuando llegué a CASI en 2001 él ya jugaba. La fecha en la que yo había llegado al equipo fue un tema que tocamos el jueves en la charla telefónica. Me acuerdo que nos tomábamos el tren para ir a entrenar. Y cuando él tuvo auto me iba caminando hasta su casa, a ocho cuadras, y me llevaba. Conocí a su familia. Se fue una gran persona...", concluyó.