Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Estudiantes estrena cancha

   La entidad alba fue fundada en 1910.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter: @mrminervino1

   Hace 90 años, en marzo de 1932, el club Estudiantes de nuestra ciudad habilitó su nueva cancha de básquet, en la estratégica esquina de O’Higgins y Darregueira.

   Como de “un grato acontecimiento deportivo” fue definida la inauguración del campo de juego, interpretado además como “una ratificación del progreso y la difusión que el basket ball ha alcanzado en nuestro ambiente” y un motivo de orgullo que pasaba por ofrecer “una cancha dotada de grandes comodidades y destinada a ser la que concentre las actividades de mayor importancia”.

   La ubicación era considerada “inmejorable”, en la esquina de dos calles céntricas, con fácil acceso para el público y los jugadores.

   El campo estaba rodeado por una baranda, el piso, de tierra, fue convenientemente construido de forma que metódicamente cuidado ofrezca siempre toda clase de conveniencias.

   Las marchas de las cancha fueron determinada con flejes de hierro, tal cual lo habían ya hecho los clubes Olimpo y Pacífico.

   Pero sin dudas la nota más saliente de la cancha la conformaban los dos cuerpos de gradas dispuestos a ambos costados para recibir con comodidad hasta 800 espectadores. Esa gradería era una de las que tenía montada en las instalaciones que el club poseía en el parque de Mayo.

   El campo tenía iluminación, que sin ser de las más modernas resultaba “conveniente y bien distribuida”. Era ocho focos de 1.000 bujías cada uno, colocados detrás de las líneas laterales, proporcionando “una iluminación clara y uniforme”. También había vestuarios y baños y un local amplio donde se instaló la Secretaría.

   Prueba de la evolución constante del club es que apenas siete años después, en 1939, terminó de construir su estadio de calle Santa Fe 51, considerado hasta hoy con la catedral del básquet de la ciudad