Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

El gobierno impulsará cambios en las jubilaciones de jueces y diplomáticos

La medida apunta a las jubilaciones de privilegio. El presidente aseguró, asimismo, que no habrá modificaciones en el sistema previsional docente.

Presidente Alberto Fernández.

   El presidente Alberto Fernández confirmó hoy que en el contexto de las negociaciones finales con el FMI en la búsqueda de un acuerdo, su gobierno impulsa la derogación de las jubilaciones de privilegio para diplomáticos y miembros del Poder Judicial.

   “De lo que se habla es de los regímenes especiales de privilegio, donde básicamente están los embajadores y jueces. Algo hicimos con los jueces, pero deberíamos avanzar más. Lo mismo con los embajadores”, afirmó el mandatario en un breve audio enviado a radio El Destape.

   “No es el tema de los docentes”, agregó el presidente, en respuesta a una nota de Clarín en el que se incluía a las jubilaciones de maestros y personal universitario en la discusión fina con el FMI.

   La iniciativa se difunde mientras la Casa Rosada mantiene un conflicto abierto con un sector de la Justicia, en especial los jueces de la Corte Suprema. Y se sumaría un nuevo contrapunto con el área diplomática, donde existe una polémica entre quienes defienden y critican la política exterior multilateralista del gobierno.

   Por otro lado, y más allá de reconocer diferencias en el esquema tarifario y de subsidios en los servicios públicos, además de las discusiones por los montos de los eventuales desembolsos del organismo internacional de crédito, cerca del presidente minimizaron las diferencias con el FMI y confiaron en un pronto acuerdo.

   “Son detalles, lo importante ya está acordado”, afirmó un miembro albertista del gabinete de ministros, según cita el diario La Nación. A pesar de los contratiempos, desde la Casa Rosada continúan planteando el escenario de la llegada al Congreso del preacuerdo con el FMI para fines de esta semana, antes del discurso que Fernández dará el martes 1de marzo ante la Asamblea Legislativa para dar inicio al año parlamentario.

   La expectativa positiva se combina con la moderación. “Cuando se anunció el acuerdo en enero la alegría nos duró dos días. Después explotó todo”, se quejaba otro ministro en referencia a la sonora renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de diputados del Frente de Todos luego de anunciado el entendimiento con el FMI.

   “Imposible prever las reacciones desde ese lado”, completaron cerca del primer mandatario, en alusión al prolongado silencio de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien hasta el momento no respaldó ni cuestionó las negociaciones con el Fondo. (Fuente: La Nación)