Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

“A los lugares que me inviten iré, soy un apasionado de los deportes", dijo Nicolás Arroyo

El flamante subsecretario de Deportes municipal abre su agenda y promete atender todas las consultas. "Hay una decisión de acompañar al deporte", dijo.

Nicolás Arroyo, subsecretario de Deportes del municipio bahiense. Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

 

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   "Hay que establecer una política deportiva que tenga continuidad en el tiempo. Llegar a más personas, que el deporte sea la herramienta principal en el desarrollo de los chicos”.

   Nicolás Arroyo tiene una frase de cabecera para transitar su gestión al frente de la subsecretaría de Deportes de la Municipalidad de Bahía Blanca.

   Asumió recientemente y está convencido de poder interactuar con todas las instituciones de la ciudad.

   “No es algo nuevo para mí. Lo hice como colaborador y, luego, como director de Deportes. Conozco el paño, recorro la calle y me reúno con gente. A los lugares que me inviten voy a ir, porque es algo que siento, soy apasionado de los deportes”, amplió.

   Oriundo de Cabildo, llegó a Bahía a los 15 años, cuando decidió probar suerte en Liniers.

   “Pacífico de Cabildo dejó de intervenir en la liga y no tenía muchas opciones. En Liniers estaban Néstor Herrero, Carlos Quintero y el ‘Cabezón’ Echeverría. Ellos me formaron y, cómo serán las vueltas de la vida, ahora comparto un montón de cosas”, señaló.

   Pertenece a la camada de Julio Acosta, Ezequiel Miralles, “Loly” Yañez y Nico Ballestero. Debutó en Primera en 2001, en el Federal A, y jugó hasta 2004. Luego retornó a Pacífico de Cabildo.

   En 2008 empezó a trabajar como profesor –se recibió en Bahía– en el gimnasio de Alan Valcarcel y al poco tiempo, junto a Daniel Prat, quien había sido su último técnico, incursionó en Villa Mitre.

 En Pacìfico de Cabildo, el club de su pueblo y de su infancia.

 

   Luego vino Sporting, Pacífico de Cabildo, Olimpo y Liniers –en ambos dos etapas- y, en el medio, Gimnasia y Esgrima La Plata.

   “Lo de Gimnasia fue por el queridísimo Roberto Depietri, a quien conocí en Olimpo a través de Rodrigo Palacio”, se emociona.

   “Asumió como director deportivo en Gimnasia y me llamó porque necesitaba un secretario técnico. Fue un año maravilloso, aprendí muchísimo. Roberto tenía una gran capacidad y transmitía valores”, contó.

   -¿De ahí volvés a Olimpo?

   -Sí. Como coordinador cuando estaba Mauro Altieri. Pero pasó lo que pasó, volvió la comisión anterior y me fui a Liniers para trabajar en menores.

   -En tu etapa anterior en el “Chivo” se logró un campeonato.

   -Exacto. Trabajé con “Pichu” Desideri, pero me perdí la vuelta olímpica porque dos días antes de la final tuve que partir a Gimnasia. Liniers tenía un equipazo, con Miralles, el “Pampa” Olivi, Juan José Ramírez, Yago Castro, Julio Acosta. Son amigos, un grupo muy sano de gente querida. Eso tiene Liniers, te valoran y respetan tu trabajo.

   -¿Cómo te involucrás en política?

   -A través de un amigo (Francisco), que me conoció trabajando en Olimpo. Vio lo que hacía y la pasión que le ponía acompañando a los chicos en el deporte y en el tema de la inserción social. Cómo cuidábamos a los chicos de la pensión. Y me dijo: “Vos tenés que hacer otra cosa”.

   “Empecé a colaborar y dar charlas en las escuelitas de barrio. Luego presenté un proyecto y se dio la posibilidad de ingresar como empleado municipal, para dar capacitaciones dentro de la Liga Municipal. Entré en febrero de 2020, antes de la pandemia.

   “Hicimos una labor social muy grande repartiendo mercadería, acompañando, asistiendo. Lo hacía con mi auto y luego el del municipio. Así llegué al cargo de director de Deportes.

   -¿Te sentís capacitado para esta nueva función?

   -Sí. Conozco la calle y no le temo al desafío, pese a que se trata de una ciudad muy grande y hay mucho por hacer. Si bien estoy encasillado con el fútbol me gusta todo el deporte, me apasiona.

39 años: la edad de Nicolás (22/1/83) quien está casado con Ornella y tiene dos hijos: Isballa (9) e Ignacio Nicolás (7), que juega al fútbol en Liniers. 

   -¿Cuáles son tus prioridades?

   -Invertir en capacitación, mejorar las estructuras.  Se vienen haciendo cosas importantes, como la Liga Municipal de Fútbol (baby). Este año vamos a pasar las 40 escuelitas inscriptas, con más de 3500 chicos y chicas. Es necesario capacitar a los entrenadores y los colaboradores que hacen un trabajo increíble”.

   -¿Y en los demás deportes?

   -Pretendo algo similar con el hockey en los barrios; y potenciar el básquet, porque Bahía no debe perder la esencia. Expandir el deporte para que llegue a más chicos. 

   -Hace falta personal e invertir en infraestructura.

   -Vamos a hacer más playones deportivos en distintos puntos de la ciudad y articular con los profesores para que puedan ir a dar clases a los diferentes barrios.

   “Hoy disponemos de Las Tres Villas, el Polideportivo Norte y Maldonado; pero también trabajamos con clubes, centros comunitarios y programas sociales, como en Aldea Romana con las escuelitas. Todo eso se puede mejorar”, sostuvo.

   -¿Va de la mano con las políticas sociales?

   -Sí. De hecho se aporta material para la práctica de deportes. Llegamos a algunas escuelas con indumentaria, elementos para campos de juego, mantenemos los terrenos, los nivelamos y cortamos el pasto. Este año será muy fuerte en materia de educación para formar a los chicos, transmitirles valores.

   -¿Cómo hace un chico sin recursos para ingresar a una institución donde tiene que aportar una cuota social?

   -Algunos clubes colaboran con eso, pero también estamos estudiando la forma de introducirlos con un sistema de becas ya sea por rendimiento, cumplimiento. Podría ser una comisión evaluadora, porque el recurso es finito y se necesitará mucho criterio.

   -Al atletismo local le faltan recursos.

   -Hablé con Pablo Fava. Estamos próximo a entregarle un subsidio, pero notamos necesidades porque no pueden recaudar como otros deportes. Vamos a mejorar las instalaciones, apuntamos a una nueva jaula de lanzamiento y a reacondicionar la pista reparando la corredera. Llegar a una sintética sería un sueño, pero lo intentaremos.

   “Es un sector que tiene que mejorar, como se hizo con la cancha de hockey sintética que está lindante y es municipal. También el Instituto de Educación Física, del cual soy exalumno, es un claro ejemplo”.

   -Hay deportes nuevos que requieren respaldo.

   -En el Parque de Mayo tenemos la pista de BMX y de bicicross. Estuve reunido con los chicos y vamos a acompañar en el torneo nacional que tendrá lugar a fin de año. Habrá 400 deportistas, un movimiento de gente importante.

   “El Parque de Mayo y el de la Ciudad están para ser aprovechados, los vamos a mejorar incorporándoles infraestructura. Se forestaron, hay bicisendas, playones y habrá más áreas para practicar deportes como patín, básaquet y voley”. 

“No voy mucho a Cabildo, me lo reprochan un poco mis viejos (Ricardo y Liliana), pero recibo visitas de los buenos amigos que tengo”.

   -¿Qué balance hacés de la Colonia de Verano?

   -Tuvimos 9 colonias, con más de 1.200 chicos que pasaron por ellas. Hicimos convenio con Puerto Comercial, San Francisco, UOM y el club Argentino. Y disponíamos de la de los parques Ilia e Independencia y el balneario Maldonado. En Argentino funciona la colonia para gente con discapacidad.

   "En marzo arrancamos con las actividades deportivas, entre ellas la Escuela Municipal de Atletismo, con 160 chicos a cargo de Patricia Nadal, que hace un trabajo espectacular. Unos 70 son federados; luego tenemos la Escuela Municipal de Boxeo y la Escuela Social de Básquet -en convenio con Bahía Básquet-, donde participan unos 200 chicos.

 Nicolás Arroyo y Marcos Streitenberger, en una visita al predio de la UOM.

 

   -¿Contemplan alguna obra en lo inmediato?

   -Las obras se articulan con el municipio o con privados. Está la posibilidad de reflotar la pileta olímpica en el Parque de Mayo. Allí, sobre Florida, también hay un complejo privado de canchas de fútbol 5. Tenemos un convenio para el uso –en determinados horarios- de canchas donde se dictan clases gratuitas de fútbol.

   "El secretario de Gobierno, Marcos Streitenberger, está muy ligado a nuestro trabajo, hay una decisión de acompañar al deporte. Iremos distribuyendo los recursos de la mejor manera, porque también tenemos en agenda a General Cerri, Cabildo e Ingeniero White.

   -¿Seguís en contacto con Rodrigo Palacio?

   -Es un hermano que me regaló la vida, le tengo admiración y cariño. Hizo una carrera  impresionante y sigue siendo ejemplo de humildad.