Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

De la ciudad al mar, el camino de un Guanaco con historia

   Hace 50 años fue salvado de una demolición. La figura se relacionaba con una marca de herramientas e implementos agrícolas.

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com / Twitter mrminervino1

   Cincuenta años han pasado de aquel febrero de 1972 en que el guanaco de material que coronaba el edificio de la firma Ángel Ignisci, en la esquina de Brandsen y San Martín de nuestra ciudad, fue retirado del lugar, como parte de las tareas de demolición de la casona.

   La pieza fue adquirida por un vecino que lo ubicó en su vivienda de Monte Hermoso, donde todavía se lo puede ver, con la mirada de cemento dirigida al mar y una oreja menos, que el viento se ha llevado.

De cara al mar, en Monte Hermoso

   El Guanaco era una marca de molinos,  implementos y herramientas agrícolas. Fue ubicado en ese lugar en 1906, por  la firma Juan y José Drysdale, dedicada a la venta de maquinarias de campo (guadañadoras, arados, sembradoras, tractores) además de escritorios de madera, lavatorios, faroles y elementos de ferretería.

   La firma cerró a fines de la década del 30 y el lugar pasó a ser ocupado por la empresa Ángel Ignisci. Desaparecieron las maquinarias del gran salón y en su lugar apareció un depósito de carbón de leña y de piedra, alfalfa, leña en astillas y en rama, carbonilla para los hornos de ladrillo, papas, forrajes, cebollas, miel y vino. A mediados de los 60 la casa dejó de funcionar, vino la demolición y la esquina se convirtió en un baldío que esperó su nuevo destino durante casi seis décadas.

   Hoy la ocupa el complejo edilicio Zeus, que resolvió la esquina con una atractiva plaza seca que lleva el nombre de los hermanos Simonelli, quienes fueran propietarios del mítico Salón de los Deportes de Soler 444.

La esquina actual y su plaza