Bahía Blanca | Sabado, 24 de febrero

Bahía Blanca | Sabado, 24 de febrero

Bahía Blanca | Sabado, 24 de febrero

La oreja, vía para el orgasmo

En cuestiones de sexo no todo es pene, vagina, penetración, juguetes, lubricantes y muchos etcéteras. 

   Y cuando pensábamos que estaba todo inventado y que solo era cuestión de actitud, de innovar y de atreverse,aparecen los vietnamitas con propuestas impensadas.

   Claro está que en cuestiones de sexo si hay algo que hay que dejar a un lado son los prejuicios y frases tales como “esto no es para mí” no tienen cabida, porque la circulación de los deseos es prácticamente indescifrable y la forma de expresarlos también, por ende, vamos con la sugerencia proveniente del continente asiático.

   Fue en su momento la escritora chilena Isabel Allende quien dijo que el Punto G en algunas mujeres estaba en la oreja. Con dicha frase hacía referencia a que a ciertas mujeres les resultaba estimulante escuchar ciertos mensajes, mantener determinadas conversaciones y que lo audible era una forma de llegar al clímax.

   Seguidores y seguidoras de la afamada novelista se esmeraron en construir frases y mensaje que estimularan de forma tal que llegar al orgasmo a través de las expresiones verbales fuera una vía segura.

   Queda claro que en cuestiones de sexo no todo es pene, vagina, penetración, juguetes, lubricantes y muchos etcéteras, ya es sabido que el clítoris tomó protagonismo, que la oralidad compite casi a la par con prácticas anales y que todos y todas nos permitimos al menos descartar el no por un tal vez.

   A un gran número de personas les gusta explorar lo desconocido y en esta cuestión de vías alternativas los vietnamitas parecen vanguardistas, ya que en ese deseo de ir por orificios poco convencionales se les atribuye a los habitantes de ese país la autoría del “orejasmo”.

   Si, tal como lo escuchas. Esta cuestión no va por el lado de escuchar frases bonitas, estimulantes o inteligentes como sugiere Isabel Allende, sino que se trata del orificio auditivo propiamente dicho.

   Ya dijimos que el concepto “preliminar” como alusión a los juegos previos a la penetración está en desuso, pues el acto es un todo, y lo preliminar es una parte tan importante como cualquier momento del acto.

   Preliminar y oídos eran un binomio por excelencia, porque se tomaba esta noción en las que las palabras excitan, pero el “orejasmo” es otra cosa. La oreja, como sucede con toda zona erógena genera placer cuando es estimulada ya sea a través de caricias, besos, mordisquitos o por el roce de la lengua.  

   Hasta acá lo que todos conocemos, pero lo que los vietnamitas sugieren y la ciencia lo certifica es que se puede llegar al clímax a través de las orejas y esto se debe a que la piel del interior de los oídos es tan fina, tan delicada, que los nervios situados en esa zona resultan ser ultra sensitivos.

   La experiencia ha resultado tan exitosa en el continenteasiático que ya hay peluquerías y spas dedicados a la higiene específica de las orejas con el objetivo de producir sensaciones placenteras compatibles con las de un clásico encuentro sexual.

   Como toda práctica deberá tener ciertos cuidados, no es una zona que amerita lo brusco o introducir elementos, pero si pensabas que todo era cuestión de posiciones el placer auricular bien proporcionado puede ser una experiencia sin precedentes.

   Hasta el próximo encuentro. Lic. Magda.