Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 22 de mayo

Darío Lopilato contó qué pasará con la versión teatral de Casados con hijos

La obra se iba a presentar en el Gran Rex en junio de 2020, pero debido a la pandemia debió ser cancelada.
 

   Era uno de los propuestas más esperadas del 2020, pero a raíz de la pandemia la versión teatral de Casados con hijos se pospuso en más de una oportunidad y quedó envuelta en un escándalo por la salida de Érica Rivas. Sin embargo, Darío Lopilato, quien interpretó a Coki argento en la sitcom que todavía se emite en Telefe dejó la puerta abierta para subirse al escenario junto a Florencia Peña, Guillermo Francella, Luisana Lopilato y Marcelo de Bellis a futuro.

   "Es una materia pendiente volver con Casados con hijos. Si Dios quiere y hacemos fuerza todo el mundo porque estamos padeciendo algo en que nos tenemos que cuidar entre todos con esto de la pandemia. Si se dan las condiciones más adelante, creo que volverá", declaró en diálogo con Primicias Ya.

   Para el actor, es fundamental poder contar con todas las condiciones necesarias para que se mantenga la esencia de la ficción y la relación con el público. "Casados con hijos es en un Gran Rex con mucha gente y se verá cómo está todo de acá en un tiempo. Si es de Dios se va a a dar y sino es porque no tenia que ser", señaló.

   Cabe recordar que cuando salieron las entradas a la venta, en 2019, los fanáticos las agotaron en cuestión de horas. Pero la pandemia del coronavirus obligó a los teatros a cerrar sus puertas y suspender todas las funciones. Recién en abril se anunció que el estreno programado inicialmente para las vacaciones de invierno pasaría a ser en enero de 2021, luego para junio y finalmente se canceló el estreno.

   Como si esto fuera poco, Érica Rivas no llegó a un acuerdo para interpretar a María Elena Fuseneco y aunque se dijo que había renunciado, salió a desmentirlo en una entrevista con Página/12. "Quiero que quede claro, yo no me fui, yo quería hacer ese proyecto, a mí me echaron. Me sacaron de las fotos de promoción, de la marquesina del teatro que ya estaba lista. Y lo hicieron por whatsapp a la vez que hacían público un mail privado", declaró en referencia a los mensajes que salieron a la luz, en los que criticaba el guión por tener contenido machista.

   Y apuntó contra sus excompañeros de trabajo: "Mirá lo que es el pacto de hombres, porque se lo mandé a hombres –los productores, los guionistas (Axel Kuschevatzky y Diego Alarcón) y el director (Guillermo Francella, también protagonista) eran todos hombres- después de haber hablado con todos y cada uno. Y eso no fue dicho. No tenía ningún aliado".

   Además, contó que Francella la trató de "feminazi". "Me comí que el director me dijera feminazi, que estaba demasiado alterada. Y mi transpiración llegaba desde el cuello a los pies. Me decían, bueno, no te preocupes que nos ponemos el pañuelo. Pero es mucho más que eso", explicó la artista. Y dio detalles de su reacción: "Lo que me salió fue decir: 'Mirá, estás equivocado. Yo te aconsejo que no lo digas nunca más. Esta palabra no la digas nunca más'. Eran reuniones con peces gordos. Producción, dirección, algunos diciéndome sí, tenés razón, claro. Y después me llega ese guión donde el único chiste es que una mujer no se depila".

   También reconoció que el tono de sus mails era agresivo, pero que su objetivo era contar con una asesoría para mantener la esencia de su personaje, María Elena Fuseneco, sin desentonar con el contexto social.  "Ese mail lo mandé después de que me llegaran unos mini guiones para hacer avances por radio y la verdad es que no entiendo cómo a esta altura de la historia vamos a seguir riéndonos de los bigotes de una mujer. O más bien, te podrías reír pero ese no puede ser el remate del chiste porque ya no es gracioso, más bien podría ser gracioso que haya dinosaurios que se ríen de eso. María Elena no se quedaría nunca callada si le hablan de los bigotes, habría que seguirlo un poco más. Menos ahora", relató.

   Mientras que Florencia Peña tomó partido por la producción de la obra y el resto del elenco. "Lo único que te voy a decir es que nosotros hicimos muchísimo para que ella esté. Me sorprende. Nos hemos juntado a tomar café. Yo tengo una mirada feminista sobre la vida, no lo tengo que explicar. El libro no tenía nada que fuera a generar controversia ni nosotros íbamos a atacar a las mujeres", dijo la actriz que le da vida a Moni Argento en una entrevista con "Hay que ver" y aseguró que la comedia es una crítica al machismo. "Yo creo que acá hubo una cuestión de elección, de decidir de alguna manera por una cuestión de que no acordaba y yo lo respeto. Respeto absolutamente que alguien no acuerde con lo que se iba a hacer”, agregó.

   Además, reveló que Rivas propuso que Malena Pichot adaptara la obra, pero que no era viable. Y destacó que Francella "hizo mucho" para que Érica siguiera en el proyecto. "Seguramente tengan diferencia de criterios. Pero subestimarme a mí como protagonista de Casados con Hijos... Nada iba a suceder que no estuviera bien. No es la única persona, hay dos mujeres más dentro del elenco, yo soy la protagonista. Soy una feminista también y dentro del feminismo hay tantas diferencias...", insistió la conductora de "Flor de equipo" y señaló que su compañera quería que la obra tomara "un extremo que no iba a tomar nunca".