Respuesta al sentimiento de los excombatientes

Suspenden la venta como chatarra del buque insignia para recuperar Malvinas

23/9/2021 | 11:59 |

El Juzgado Federal N° 1 de Bahía Blanca hizo lugar a una medida cautelar y dejó sin efecto un decreto del presidente Alberto Fernández de fines del año pasado.

 

Buque "Santísima Trinidad"

   El 17 de diciembre pasado, el presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández, en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, publicó el decreto 1017/20 que disponía la venta definitiva del buque "Santísima Trinidad", que lideró el desembarco en Malvinas el 2 de abril de 1982.

   La nave de la Armada Argentina, que en 2015 fue ingresada a dique para inspección, está radiada de servicio y durante un prolongado tiempo estuvo seriamente averiada, escorada y hundida en el muelle de Puerto Belgrano.

   En un momento se desaconsejó su "hundimiento con honores" y tampoco prosperaron las tratativas con distintos municipios para reconvertirlo en "buque-museo".

   Sin embargo, la noticia de venta generó fuerte malestar entre los excombatientes y el cordobés Jorge Eduardo Oliver, representante de la agrupación Generación Malvinas, presentó un amparo para impedir la enajenación del bien y tuvo resultado favorable.

   El juez federal Walter López Da Silva, titular del Juzgado Federal N° 1 de Bahía Blanca, admitió la medida, que tiene carácter provisorio, y suspendió el decreto presidencial y la oferta del buque.

Daños "irreparables"

   Oliver, asesorado por el abogado Rodrigo Reynoso, había planteado que el "Santísima Trinidad" será "vendido como chatarra", siendo que se trata "del buque insignia de la Armada en la recuperación de las Islas Malvinas".

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Pidió que se aplique la ley 25.197, del Régimen de Registro del Patrimonio Cultural, y que se conceda la guarda y protección de la nave a la Fundación 20 de Noviembre.

   Consideró que la medida provocará daños "irreparables" y que una potencial venta "privará a los argentinos definitivamente de la posibilidad de restauración y puesta en valor para convertirlo en museo".

   El juez de Bahía Blanca le dio la razón.

   Consideró acreditada la verosimilitud del derecho, porque se demostró "la ilegalidad o arbitrariedad del acto impugnado". 

   Tuvo en cuenta que la citada ley impondría considerar al "Santísima Trinidad" como "un bien histórico y por tanto integrante del patrimonio argentino".

"Relevancia histórica"

   "No se discute que el buque puede carecer de valor económico pero sus características sugieren que sí posee valor histórico para la República Argentina, pues encabezó el desembarco y recuperación de las Islas Malvinas el 2 de abril de 1982", agregó López da Silva en la resolución a la cual accedió La Nueva.

   También dijo que de las ideas oficiales de hacerlo "buque-museo" o de realizar un "hundimiento con honores" se desprende su valor histórico y remarcó que es "deber de las autoridades" proveer a la preservación del patrimonio cultural y "proteger el derecho de todos los habitantes de gozar de él".

   Se trata de un "objeto de marcada relevancia histórica", confirmó el magistrado.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias