Iniciaron una investigación

Drogas: denunció amenazas en la cárcel uno de los hermanos Vidal Ríos

9/6/2021 | 06:15 |

Ricardo José está detenido en la prisión de Viedma. Un abogado pidió su traslado, a través de un habeas corpus, pero fue rechazado. 

Fotos: captura de TV y archivo La Nueva.

   Uno de los hermanos Vidal Ríos, sindicados como jefes de una organización dedicada a la venta de drogas en nuestra ciudad, denunció que recibió amenazas en la cárcel de Viedma, donde está detenido y con prisión preventiva.

   Se trata de Ricardo José Miguel Vidal Ríos (36), a quien capturó la Policía la noche del 25 de abril pasado, luego de estar más de dos meses prófugo. Su hermano, Adrián Ángel Ariel (42) aún se mantiene en esa condición.

   El menor de los Vidal Ríos, a través del abogado Sebastián Martínez, planteó una acción de habeas corpus por haber recibido amenazas verbales de otros internos, al igual que Brian Moyano, quien también figura entre los 14 procesados por el grave delito.

   Martínez pidió el traslado inmediato desde la Unidad Penal N° 12 del Servicio Penitenciario Federal, en Viedma, donde actualmente están detenidos (en zona de aislamiento), a la Unidad N° 4 de La Pampa, perteneciente al mismo organismo.

   El juez federal N° 1, Walter López Da Silva, rechazó el planteo y en los últimos días la Cámara Federal de Apelaciones confirmó esa medida, con los votos de los doctores Leandro Picado y Pablo Larriera.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Consideraron que el pedido "no constituye un agravamiento ilegitimo de la forma y las condiciones en que se cumple la privación de la libertad" ni "acto u omisión alguno de la autoridad pública" como para habilitar el recurso de habeas corpus.

   Sin embargo, la Justicia puso rápidamente en conocimiento de la situación a las autoridades carcelarias, a fin de adoptar las medidas preventivas del caso, y activó una investigación.

   De todas maneras, según el juez de primera instancia, la acción interpuesta "pareciera obedecer a la intención de los encausados de ser trasladados a otra unidad penitenciaria distinta de la cual fuera otorgado el cupo actual, como la Colonia Penal N° 4, presumiblemente porque allí también se encuentran alojados otros integrantes de la familia y de la organización investigada".

   Ni los abogados ni los procesados en sus entrevistas hicieron saber "con cuáles de los internos del lugar tendrían los conflictos, quiénes los habrían amenazado, de qué forma, ni por qué motivo", explicó el juez.

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias