Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

Bahía Blanca | Lunes, 26 de septiembre

La Provincia aún no estableció qué pasará con el pase libre y los trabajadores

El pasaporte sanitario comenzará a funcionar a partir del próximo martes 21 de diciembre. "Se está cerrando la normativa", aseguran.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Si bien, en un principio, el gobernador Axel Kicillof había señalado que el pase sanitario sería necesario para aquellas personas que, tanto en la administración pública como en el sector privado, atendiesen al público, desde la Provincia se aclaró hoy que todavía no hay decidida una forma clara de implementación de este punto.

   Sí se indicó que este pase sanitario será necesario para ingresar a eventos masivos al aire libre, a eventos culturales, recreativos, deportivos y religiosos en espacios cerrados y para hacer trámites ante instituciones públicas, pero aún no se determinó qué ocurrirá con los empleados (públicos y privados) que todavía no completaron su esquema de vacunación contra el coronavirus.

   Así lo explicó el jefe de asesores del ministerio de Salud bonaerense, Enio García, quien sostuvo que –por ejemplo- un trabajador del banco Provincia que no tenga las dos dosis, podrá atender al público normalmente pero no podrá hacer trámites en otras instituciones o dependencias oficiales bonaerenses.

   “Por ahora estamos poniendo la obligatoriedad de la vacunación para eventos masivos y en lugares cerrados. Todavía no está planteado qué ocurrirá en el lugar de trabajo”, manifestó.

   Esta había sido uno de los principales puntos cuestionados de la decisión provincial, ya que desde diversos sectores se cuestionaba qué iba a ocurrir con aquellos trabajadores públicos y privados que decidieran no vacunarse y, sobre todo, cuál sería la situación en que quedarían frente a sus empleadores o la posibilidad de continuar trabajando.

   En ese sentido, el funcionario defendió la implementación del pase sanitario y explicó que “como la situación epidemiológica avanza, es necesario pensar en la implementación de otras estrategias”.

   En diálogo con Panorama, que se emite por “LU2”, García explicó que la gente deberá acostumbrarse a esta decisión, como ya lo hizo al sistema de fases.

   “En estos momentos estamos cerrando cómo sería la normativa, además de las multas y la fiscalización. Estamos pensando estrategias que no están definidas, pero sería interesante contar con la colaboración de otras instituciones aparte de la estructura provincial”, aclaró.

   Además, dejó entrever que los controles no serían exhaustivos, sino que podrían hacerse en forma aleatoria.

 

Para Región Sanitaria I, los controles no son difíciles de implementar

 

   “Es decir, no todos los semáforos tienen una cámara para controlar que la gente frene ante una luz roja”, ejemplificó.

   En cuanto a la situación general de la pandemia, el funcionario reconoció que se está ante “una situación bastante favorable, con el número de casos controlado, por más que se esté observando un aumento”.

   “Hoy no vemos que haya un riesgo de colapso del sistema de salud. La única medida de cuidado es mantener el uso de barbijo en algunos lugares”, sostuvo.

 

"Lo que estimule a la vacunación, vale"

 

   García explicó que si bien el avance de la campaña de vacunación en la Provincia es bueno, todavía hay un porcentaje de personas que no se vacunó, y son aquellas que tienen menos de 50 años.

   “Entendemos que esto tiene que ver con una percepción de riesgo, porque las personas más jóvenes ven el riesgo en otros factores y no en este –remarcó-. Por esto, tenemos que llegar a estas poblaciones, incentivándolos a vacunarse, para proteger a aquellos que sí están vacunados”.

   El jefe de asesores del ministerio de Salud de Buenos Aires manifestó que “la persona que se cuidó durante dos años de pandemia tiene todavía un nivel de exposición y, si está en un lugar cerrado, masivo y con personas que no están vacunadas, tiene un nivel de riesgo”.