Goleadora de Villa Mitre y voluntaria de una ONG: tiene 16 años y sueña con ser futbolista profesional

19/10/2021 | 06:30 |

Vanina Bruzzone es delantera de la primera del tricolor y colaboradora de la ONG Nutrirnos más, la cual recibe donaciones y entrega alimentos a personas que lo necesitan. Entrena desde los 7 años y aspira a llegar lejos.

Vanina Bruzzone, la joven que aspira seguir creciendo en el fúbol. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Anahi González Pau
   agonzalez@lanueva.com

   Vanina Bruzzone tiene 16 años, juega al fútbol en la primera de Villa Mitre, como delantera (juega de 7) y empezó a entrenar en una escuelita a los 7 años.

   Es la mayor de seis hermanos y hermanas y en paralelo a sus estudios secundarios, colabora con una ONG local que aporta alimentos a comedores comunitarios y escuelas.

   Un día fue a ver a su hermano a un entrenamiento y la entrenadora Oriana la invitó a sumarse.

   "Me preguntó si quería participar del entrenamiento y, obviamente, le dije que sí", comentó Vanina, quien en ese momento no sabía que este sencillo acto iba a cambiar su vida para siempre ya que hoy este deporte es su pasión.


Ama entrenar y también soñar a lo grande.

   En su familia, todos están vinculados al fútbol de alguna manera. Su mamá suele mirar los partidos de cualquier equipo, aunque no se pierde los de River Plate. A su papá siempre lo fue a ver jugar, desde chiquita. 

   Para ella el fútbol es amor. Es dejar todo en la cancha.

   "Siempre intento dar todo en los entrenamientos, en los partidos. Intento esforzarme cada vez más para ser mucho mejor", contó.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Cuando era más chica lo tomaba como una diversión y como algo que me gustaba, pero ahora además de las amistades que me dio este hermoso deporte, lo tomo de manera profesional porque es el sueño que tengo, llegar a algo más de lo que he llegado hasta ahora. Espero lograrlo y poder ir para adelante", dijo.

   Considera que su principal fuerte es la velocidad y algunas habilidades. 

   Se sumó a la primera este año --el equipo se conformó el año pasado-- con los protocolos vigentes en los clubes, por la pandemia.

    "A veces entrenaba, otras se suspendía, Teníamos que ir solo 10 chicas y se complicaba cuando queríamos usar otras técnicas o hacer otro tipo de juegos. No se podía. Fue bastante complicado", remarcó.

   Cursa el 5º año en la Escuela Secundaria Nº23 y le gustaría continuar con sus estudios aunque su sueño más grande es ser futbolista profesional.

   Es una comprometida voluntaria de Nutrirnos más, la ONG local integrada a la red del Banco de Alimentos.

   "Siempre me gustó ayudar a quienes más lo necesitaban pero sentí que con la pandemia había mucha más necesidad, por eso me comprometí a ser voluntaria y entré al Banco de Alimentos", contó.


Gentileza Vanina Bruzzone.

   En esta ONG, la cual funciona desde hace 5 años en la ciudad, entregan alimentos a comedores comunitarios, escuelas y demás instituciones con necesidades, que son fruto de donaciones. Si embargo, no siempre las donaciones recibidas están a la altura de la demanda y se hace muy difícil ayudar a tantas personas con necesidades.

   Vanina, a su corta edad, apuesta a que muchas cosas cambien en la sociedad y que la incorporación de la mujer en el ámbito del fútbol no encuentre más resistencias ya que, si bien históricamente se asocia a los varones, los deportes no tienen género. 

   El cuerpo técnico del equipo de fútbol femenino está compuesto por Emanuel Montero (DT), Marcos Halberg (preparador físico), Flavia Martín (psicóloga), Julieta Bekerman (nutricionista) y Lucas Gilli (médico deportólogo).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias