En Bahía, el kilo de pan llega a los $ 200 y se espera una suba de entre 10 y 15 %

19/1/2021 | 10:47 |

El presidente del Centro Industrial de Panaderos, Pablo Cesari, aclaró que los valores cambian según el lugar donde esté ubicado el comercio.

Fotos: archivo-La Nueva.

   Pablo Cesari, presidente del Centro Industrial de Panaderos, contó esta mañana que "se está hablando de un aumento del pan de entre un 10 y un 15 %", como consecuencia de la suba de costos de diferentes materias primas.

   Asimismo, sostuvo que los valores dependerán "del lugar donde esté ubicada la panadería, porque no es lo mismo una que tiene que alquilar un local en la zona céntrica a otra de un barrio de la ciudad".

   "En el centro, el kilo de pan se llega a pagar hoy a 200 pesos. Y en los barrios lo podés encontrar a 130 pesos. Todo influye a la hora de sacar costos", le dijo a La Nueva.

   "Estimamos que en estos días se va a notar el aumento, cada panadero ya está sacando costos y podría volcar el incremento. Esto está relacionado al aumento de la harina, pero no solamente a eso; todo lo que es materia prima, como la levadura y el combustible, influye en la composición del precio del pan", relató.

   Se trata del primer aumento durante la pandemia, según sostuvo Cesari.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "No ha habido aumentos en toda la pandemia, hasta ahora. Si hubo algún tipo de modificación fue mínimo, por algún ajuste que necesitó hacer algún panadero", reconoció.

   Como tantos, el sector se vio muy golpeado durante el 2020.

   "El año fue complicado, hemos tenido mermas en las ventas de entre un 40 y un 50 %. Si bien tuvimos la posibilidad de tener nuestras puertas abiertas, el tipo de consumo en sí varió mucho", afirmó.

   "Por ejemplo —continuó—, antes para las reuniones sociales la gente encargaba sándwiches de miga, pizzas preparadas, postres, masas finas... era un valor agregado al momento de facturar, te levantaba el promedio".

   "Al dejar de consumir esos productos y volcarse únicamente a lo que es pan o bizcochos secos, es mucha diferencia. Y también cambiaron las cantidades. El que antes te compraba un kilo de pan, aunque le sobre, ahora lleva lo que va a consumir. El hábito también se ha modificado bastante", señaló.

   "Tenemos conocimiento de panaderías que tuvieron que cerrar y de otras que se pasaron a lo clandestino, porque ese es otro talón de Aquiles que tenemos. No pagan tributos, la gente no está debidamente registrada y es una competencia que afecta muchísimo. Entre la pandemia y la ilegalidad, es un cóctel explosivo", completó Cesari.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias