DEMORAS POR LA PANDEMIA

Octubre será un mes clave para la causa que se le sigue al padre Mauro

4/8/2020 | 06:30 |

El cura de origen brasileño, perteneciente a la parroquia San Roque, está acusado de abuso sexual.

El padre Mauro está acusado de abusar sexualmente de una mujer que lo denunció. (Fotos: Archivo-LN.)

   En las primeras dos semanas de octubre se le practicarán pericias psicológicas a la mujer que denunció a un cura de la parroquia San Roque por abuso sexual.
   Las entrevistas, que tendrán lugar el lunes 5 y el martes 13 de ese mes, son con la finalidad de “objetivar” el relato y determinar si fabula o su versión es digna de crédito.
   Esos estudios se habían fijado en origen para abril pero debieron ser suspendidos por la pandemia y ahora se reprogramaron, a partir de la vuelta al pleno servicio de la Asesoría Pericial.
   El brasileño Mauro Henrique Cantanhede Ferreira, más conocido en la comunidad parroquial como padre Mauro, está imputado de ultrajar a una mujer, que declaró que al menos otras dos personas también fueron agredidas sexualmente por el acusado.
   En su declaración, la denunciante aseguró que el sacerdote le pedía que le enviara fotografías con contenido sexual y que él le mandaba fotos de bailarinas desnudas.
   "Me comentaba que se masturbaba con ese tipo de imágenes. Hasta que me pidió que le practicara sexo oral y hubo cosas que no fueron consentidas”, relató la denunciante, según consta en el expediente.
   También dijo que el cura invitaba a dormir a la parroquia a una chica con discapacidad intelectual y que a otra joven "perteneciente al grupo de Acción Católica, le regaló una tanga y le pidió fotos con esa prenda puesta".

 

También a él

 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Más allá de las pericias a la víctima, también se deben reprogramar las que tienen que hacerle al denunciado, que tenían fecha para junio pero se suspendieron por la misma razón.
   Concluidas esas pruebas, la fiscal Marina Lara resolverá si pide alguna medida a la justicia de Garantías.


   El padre Mauro continuaba en nuestra ciudad. Al menos hasta marzo seguía viviendo en la planta alta de la parroquia, aunque suspendido preventivamente en su función.

 

Testimonios coincidentes

 

   Según María Fernanda Petersen, abogada de la denunciante, las declaraciones testimoniales recibidas en la causa son contestes con el relato de la mujer.
   "Acá hay un relato circunstanciado y será la psicóloga quien deberá determinar que (la presumible víctima) no miente, ni fábula y está ubicada en tiempo y espacio", dijo Petersen.
   "El hecho que haya habido otras mujeres que referenciaron estas situaciones nos permite, dentro de la causa, poder acreditar otros tipos de circunstancias y tener la confianza de que se puede llegar a determinar qué es lo que pasó”, amplió.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias