Monte Hermoso tiene su "Chaqueño" y una canción especial

5/7/2020 | 06:30 |

Ariel Zacarías compuso e interpretó un tema en memoria de la “seño” Rosana Bravo, maestra del Jardín Maternal 901 al que concurría su hijo Jano. Sus amigos lo invitaron a grabar el tema por sorpresa en la institución. 

Jano y su papá, Ariel "Chaqueño" Zacarías.

   Anahí González
   agonzalez@lanueva.com

   No es Palavecino, pero este chaqueño que vive en Monte Hermoso desde 1998, aunque pocos lo sabían, además de trabajar en un frigorífico, también toca la guitarra, compone y canta.

   Se llama Ariel Zacarías y, en 2013, tras la partida -a los 40 años- de Rosana Bravo, la maestra del Jardín Maternal 901 al que concurría su hijo Jano, compuso la canción Alas, que hoy se convirtió en un homenaje a todas las “seños”.

   La canción cobró protagonismo en los últimos días cuando Federico Seleme, uno de los amigos que siempre le insistía con grabarla decidió no escuchar más negativas. Lo citó en el jardín, en complicidad con su hijo Jano y grabaron un video muy emotivo que se compartió en las redes sociales con gran repercusión en el balneario.

   En el video, el Chaqueño interpreta la canción con una guitarra criolla, sentado entre los bancos de los pequeñitos mientras se intercalan imágenes de la seño Rosana jugando con los niños y de otros chiquitos que llegan a la entidad con sus mamás.

   Uno de los tramos más emotivos de la canción dice así: “Seño, quisiera una vez más nos lleve al patio así jugar, siento celos un poquito de todos los angelitos que hoy te pueden disfrutar” y finaliza “papá no me pudo explicar porque Dios puso en su lugar, alas en vez de un delantal”.

   “Es un homenaje a Rosana y a todas las maestras que hacen esta labor tan importante de cuidar a un montón de chicos a muy temprana edad. Ellos llegan al jardín con sus mañas, con sus caprichitos y ellas les enseñan las primeras cosas importantes en la vida como el compartir”, dijo.    

   Ariel está separado y se hizo cargo de Jano, desde pequeño. Cuando tenía 10 años se mudó a casa de sus abuelos maternos, esenciales en su educación y cuidados hasta la actualidad.

   Por eso, para él era muy significativo dejar a su hijo en manos de la “seño” cuando iba a trabajar.


Rosana es recordada por sus colegas y comunidad de Monte Hermoso con mucho amor.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Cuando lo llevé al jardín, era la primera vez que lo dejaba con alguien más. Antes solo me lo había cuidado la señora de mi patrón, como si fuera de la familia”, dijo.

   La canción la compuso una noche en que entre unos papeles encontró la típica foto de egresados del jardín donde estaba su hijo con la maestra.  Solo la tocaba en guitarreadas con amigos y fue una linda experiencia compartirla con más gente.

    “Viste como son las seños, apretujan a los niños, les dan besos a todos, pero me contaron que Rosana tenía algo especial con Jano, una debilidad. ¡Yo hice la canción sin saberlo”!, dijo.    


El mejor recuerdo: Jano con su seño Rosana Bravo.

   El video fue idea de Federico Seleme  y cuenta con la realización de Alexis Stavros  y la participación actoral de Jano Zacarías.

   Ariel Zacarías, nació en Resistencia y es hijo de un papá concertista de guitarra quien se emocionó mucho al oír la canción.

   “Nunca me pudo enseñar guitarra porque no me tenía paciencia, ni  yo a él.  Y todo el mundo me decía ¿Cómo no tocás la guitarra? Sabiendo que mi viejo era un eximio guitarrista”, contó.

   “De jovencito tocaba la batería en una banda. La guitarra la empecé a tocar con amigos, en asados, en reuniones, mucha gente ni siquiera lo sabía”, contó.

   Grabar esta canción fue toda una sorpresa para él quien hace música como un hobby.

Su vida en el balneario  

   Corría 1998 cuando el Chaqueño estaba yendo de mochilero a Río Grande, donde tenía un tío. Hizo una parada en el balneario para saludar a su amigo y como se quedó sin dinero empezó a trabajar.

   “Me llamó mucho la atención que cuando cerraban las verdulerías dejaban los cajones de verduras afuera. La gente dejaba las cañas de pescar, las reposeras en la vereda. Eso no pasaba en Resistencia, la ciudad de la que yo venía”, comentó.

   Ariel es segundo dan de Judo y se reconoce practicante de la religión musulmana, aunque no de forma dogmática.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias