World Virtual Racing

¡Cuenta regresiva! Conocé el proceso de armado del Volkswagen Vento virtual

21/7/2020 | 06:30 |

El desafío se llevará a cabo el próximo domingo a las 14. 

Fotos: EMotor Sport.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Se inició la cuenta regresiva para la disputa del desafío "Copa La Nueva", el primer encuentro de simulación virtual regional organizado por World Virtual Racing (WVR), a disputarse el próximo domingo en el circuito "Ezequiel Crisol" de nuestra ciudad. 

   El encuentro automovilístico, que reunirá personalidades destacadas del deporte motor local, regional y nacional, se iniciará a las 14 y será transmitido en vivo por la plataforma La Nueva.

   Por estas horas, Claudio Alonso, socio de la forma Bundlegames y organizador del encuentro, y su grupo de trabajo ultiman detalles de la puesta a punto del flamante Volkswagen Vento concebido especialmente para la ocasión. 

   A propósito, Sergio Almeida, encargado de la coordinación, el desarrollo y la puesta en escena del vehículo, brindó precisiones sobre el proceso de armado del mismo, mediante los distintos programas virtuales. 

   "Siempre se trata de trabajar sobre coches existentes. En alguna oportunidad hemos hecho desarrollos de autos que no existieron. Para el caso del Vento, por ejemplo, partimos del catálogo del modelo real, el cual indica sus medidas y características. A partir de ahí comenzamos a volcarlo en el programa de diseño 3D", explicó. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "Es como un tratamiento de arquitectura, dicho a groso modo. En base al mapa del auto hacemos la escala de las características reales en la computadora, dibujando cada pieza y elemento. Lo que le da forma y rigidéz al coche son los polígonos; como pequeños vectores que uno va uniendo para armar la línea del auto", agregó. 

   Eso en lo que respecta a la parte visual del vehículo. Posteriormente, el armado avanza hacia la segunda etapa estructural: el chasis y la jaula antivuelco. 

   "Eso se trabaja en otro programa, llamado ISI (RFactor), una especie de Windows diseñado para generar movimiento. Sobre ese programa se dibuja un rectángulo con cuatro ruedas, representando el chasis, y el programa interpreta por sí solo que es un auto", cuenta Almeida. 

   "Ahí le damos dureza, rigidéz, los pesos, suspensión y todas las características técnicas. Una vez que se termina, se ensambla en el 3D, se le da el peso, un tercer programa une las piezas de ambos programas y ahí se forma la primera parte. Logrado todo, el siguiente paso es colocarlo en la pista y hacer las primeras pruebas", describió. 

   --¿Y en lo que respecta a la potencia o el motor?

   --Ese mismo programa te permite diseñar el motor y la transmisión. Vamos programando en base a las características que se quieran de potencia. Por ejemplo, basándonos en el Vento real, vemos que tiene tantos caballos, tantos cilindros, y eso tiene una determinada escala con cierto desplazamiento. Aunque todo esto se programa, con los años hemos elaborado muchos elementos que nos permiten agilizar el armado y desarrollo.

   "Quedó un coche prácticamente igual, replicando las características técnicas del vehículo real. Partiendo de eso, buscamos darle características deportivas, con un sonido, dentro de lo standard, similar a un auto de carreras, y con una potencia de 230 caballos", cerró Almeida.  
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias