Una foto, una historia

El día que el arquero Diego Fernández pateó su único penal en su carrera y se lo atajaron

27/4/2020 | 08:00 |

Un 9 de junio de 2002, Rosario y Olimpo empataron 3 a 3. Pero ese cotejo dejó mucha tela para cortar. Opinan los protagonistas de una jugada que cambió la historia del partido. 

   La rica historia de la Liga del Sur permanece imborrable en las retinas de los miles de espectadores que pasaron por sus canchas. Y bien vale la pena bucear, en este tiempo donde la pelota se detuvo, en algunas de las tantas contiendas futbolísticas del torneo doméstico, el más antiguo del país. Una imagen, una historia...

   El partido en cuestión es el que protagonizaron Rosario y Olimpo un 9 de junio de 2002, casi hace 18 años.

   Aquel 3 a 3 final tuvo muchos matices que vale la pena resaltar. Hubo 4 penales, el arquero Diego Fernández --jugando para el aurinegro-- ejecutó su único penal en su extensa carrera y su colega Gabriel Senzacqua se lo atajó y el último gol --el del 3 a 3 agónico-- estuvo viciando de nulidad.

   Los dos arqueros, Mauro Laspada y Andrés Díaz Company, todos involucrados directamente, en estas incidencias comentadas lo relatan en tiempo presente.

   Apelando a la memoria de los protagonistas, cada uno contó su versión de los hechos.

   A Diego Fernández aquella historia lo marcó.

   “Fue el único penal que pateé en mi carrera. Jugamos en cancha de Rosario y fue mi último partido en Olimpo antes de irme a la CAI. Me acuerdo que antes de salir para Punta Alta estábamos tomando mate con Roberto (Aldacour), el recordado masajista, y Mauro (por Laspada) me dijo que si había un penal me lo iba a dejar patear para que me vaya con un gol", expresó.

   Y continuó con los detalles.

   "En el primer tiempo le atajé un penal a 'Pelé' (por Alejandro López Rueda), igualmente arrancamos perdiendo 1 a 0, empatamos y hubo un penal para nosotros, pero lo pateó Mauro (Laspada) porque el partido venía cerrado. Después nos empató 'Pelé, pero nos ponemos 3 a 2 arriba y llegó el otro penal para nosotros. Mauro me dijo que lo vaya a patear porque ya terminaba. Lo ejecuté, pero Gabi (Senzacqua), quien me conocía muy bien porque habíamos sido compañeros en Olimpo, me lo atajó, salió la contra y nos empataron con un gol con la mano, aunque no me acuerdo quién fue. No sabés la calentura que tenía el 'Potro' Echaniz (Gustavo). El gritaba que lo pateara Mauro y después nos quería matar a todos, ja ja”.

La síntesis del aquel encuentro

   Enfrente, Gabriel Senzacua también rememoró.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Me acuerdo que ya había arreglado Falcioni (por Julio) para hacerse cargo de Olimpo, que había ascendido a Primera. Yo quedé libre en marzo y me fui a jugar a Rosario. Del plantel que ascendió a a Primera se quedaron varios y los dirigía el 'Potro' Echaniz", contó.

   “Perdíamos 1 a 0; Laspada (Mauro) me metió el primer gol, de penal. Y después del gol de Delorte (Alejandro) vino el penal que Diego (por Fernández) le pidió a Mauro y se lo atajé. El penal se lo hice al 'Flaco' Delorte; fue muy polémico porque yo ya tenía amarilla y el árbitro (Juan Carlos Perretti) me perdonó la vida. Y encima se lo atajé, ja ja. Después, creo que Díaz Company (Andrés) metió el gol del empate y me acuerdo que trajo cola porque Echaniz dijo que el encargado de patear era Laspada, ja ja”, recordó.

   También Mauro Laspada se refirió al aquella tarde.

   “Ibamos ganando 3 a 1 y yo ya había metido uno de penal. Ya había arreglado en el vestuario con Diego (por Fernández) para que lo pateara si había un penal y el 'Potro' (por Gustavo Echaniz) zapateaba en el banco y venía muy amargado en todo el viaje, ja ja. La cuestión fue que Diego lo erró y, encima, nos empataron 3 a 3 con un gol con la mano”, dijo entre risas.

   “Igualmente, en mis equipos los arqueros nunca patearon penales y nunca van a patear. Se tienen que morir los otros diez para que patee el arquero”, agregó el ahora DT.

   Finalmente, fue el turno de Andrés Díaz Company, el autor de un grosero gol con la mano.

   “Es una anécdota terrible. Yo era muy chico. El partido estaba por terminar, pero después del penal que atajó Gabi (por Senzacqua), salió la contra, desbordó un compañero, tiró el centro que parecía morir en las manos del 'Narigón' (por Diego Fernández), y encima yo estaba entre Laspada (Mauro) y el 'Cabezón' Capparuccia (Silvestre), pero le metí un manotazo bárbaro (ja ja) y, cuando me di vuelta, vi que el árbitro lo había cobrado. Creo que fue Perretti (Juan Carlos) el árbitro y me acuerdo que después lo suspendieron. Fue un partido terrible, que lo empatamos de forma agónica y guardo un hermoso recuerdo”, contó el hoy farmacéutico profesional e investigador científico.

   "Con las dos manos metí el gol y después varios periodistas decían que había hecho una de Hugo Conte, por entonces un emblema del vóleibol argentino. ja ja", amplió el exdelantero de los de la casaca francesa. 

El cotejo estuvo en la tapa del diario.

Un DT molesto

   Gustavo Echaniz fue el entrenador de Olimpo de aquella tarde.

   "Sinceramente no me acuerdo del partido. Lo único que te puedo decir es que en ese tiempo, según me dice mi mujer, renegaba mucho, ja ja. Ahora estoy mucho más calmo. Igualmente, hoy lo único que podemos hacer es recordar porque está todo muy difícil para los que vivimos del fútbol", sostuvo.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias