Presentaron un nuevo proyecto

“Patagónico”, el término que abrió una nueva grieta 

24/10/2020 | 06:30 |

Villarino, Puan y Tornquist reclaman los beneficios que tiene la Patagonia. Patagones no quiere que se muevan los  límites.

Fotos: Rodrigo García - La Nueva.

 

   Una palabra, una denominación, un cartel. Esa parece ser hoy la grieta que separa e impide que los distritos de Puan, Villarino y Tornquist puedan considerarse parte de la Patagonia Argentina y así accedan a los beneficios impositivos con que cuentan otras provincias del sur y oeste del país, y el distrito bonaerense de Patagones.

   Más allá de la cuestión legislativa a resolver, el problema hoy -y hace ya un buen tiempo- se encuentra en el título de “patagónico”. 

   Desde hace varios años, el uso (o no) del término termina representando un revés y negativa ante cada pedido de estos distritos para acceder a los beneficios impositivos que otorga la ley 23.272. Por un lado se encuentran Villarino, Tornquist y Puan, que reclaman tener acceso a ellos, mientras que por el otro está Patagones, que no quiere ceder el estatus de ser el único territorio bonaerense en formar parte de la Patagonia.


El río Colorado marca hoy el comienzo de la Patagonia bonaerense. En Patagones se niegan al corrimiento de este límite.

 

   En pocas palabras, es una cuestión de título, de marca y de identidad, y no de números o características geográficas o climáticas. Para los del distrito más austral de la provincia, no hay ningún problema en que otros partidos accedan a los mismos beneficios nacionales con que cuentan ellos desde noviembre de 2004. La cuestión fundamental es que no sean denominados patagónicos, y que la línea que separa esa región del resto del territorio nacional siga siendo el río Colorado, al menos dentro de nuestra provincia.

   Del otro lado entienden que el reclamo que hacen es justo, pero llegaron a un punto en que ya no importa la denominación que reciban. Dicen que los fundamentos climáticos, económicos y geográficos de sus territorios, a lo que se suman algunos estudios científicos y el reconocimiento de zona marginal que hacen ciertos organismos del estado, son incuestionables para poder acceder -finalmente- a los mismos beneficios que sus vecinos del sur.

   “No me importa el título ni peleo para que me declaren patagónico -dijo a “La Nueva.” el intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua-. Que la denominación sea Zona Austral Desfavorable nacional, como la de la provincia de Buenos Aires que nos trata de la misma manera que a Patagones, y listo. Pero nos tienen que dar los mismos beneficios que la Ley Patagónica de la Nación”.

   El proyecto, presentado por los diputados oficialistas Carlos Selva y Ramiro Gutiérrez, ya se encuentra en las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de Economías y Desarrollo Regional, en la Cámara Baja nacional. En pocas palabras, se limita a incluir en la actual Patagonia Argentina a Villarino, a los cuarteles V,VI,VII,VIII, IX, X y XI de Puan y a los cuarteles III, IV y V de Tornquist. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En sus fundamentos, establece que estos territorios se encuentran en “la misma situación que Patagones, además de poseer similares características productivas primarias”, por lo que plantean que deben ser consideradas -por estar en igualdad de condiciones- parte de la región patagónica. Entre los beneficios se encuentran bonificaciones en planes sociales y sueldos estatales, y tarifas diferenciales por servicios públicos, por ejemplo.

   “Hay sustentos técnicos que avalan nuestro reclamo; no son una ocurrencia nuestra. Este es un proyecto que había presentado Virginia Linares hace años, apoyándose en informes de la UNS; después, hizo lo mismo mi hermano Gustavo (Bevilacqua), pero nunca fueron aprobados”, recordó.


No al corrimiento


   Del otro lado, en Patagones, el CD aprobó (por mayoría y con la abstención del justicialismo) un proyecto de resolución rechazando el proyecto de Selva y Rodríguez, y ratificó que el río Colorado es la línea geográfica que da nacimiento a la región patagónica.

   “No queremos que haya un corrimiento de los límites de la Patagonia Argentina dentro de la provincia de Buenos Aires”, explicó el concejal Ricardo Angos (JpC), autor del texto.

   El edil señaló además que si bien existen características similares entre Patagones y el resto de los distritos que comprende el proyecto de ley, hay diferencias “más finas”, como contar con un régimen pluvial menor o la incidencia de los vientos cordilleranos.

   “Por supuesto, cualquier tipo de beneficio que estos distritos reclamen, los vamos a acompañar. Pero no estamos de acuerdo con el corrimiento de la región patagónica”, concluyó.

 

Pertenecer o no: dos posturas con las ideas bien claras

 

"Se puede apelar a otro tipo de creatividad legislativa, o bien buscar otras alternativas para hacer frente a  situaciones de inclemencias que pueden vivir otros distritos. Patagones, indudablemente, estará de acuerdo y las apoyará. Pero no estamos de acuerdo con el corrimiento del límite del río Colorado", dijo Ricardo Angos.

“Si la gente de Villarino se tiene que bancar el puesto de Senasa en el kilómetro 714 de la ruta nacional 3, con todas las incomodidades que genera con sus controles diarios, quiero que me den también los beneficios de la zona patagónica. No hay nada que discutir, porque el mismo estado nacional dice que ahí está el comienzo de la zona norte patagónica”, afirmó Carlos Bevilacqua.

En la actualidad, la ley nacional 23.272 establece que la Patagonia Argentina se encuentra integrada por las provincias de La Pampa, junto a Río Negro, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, además del partido de Patagones.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias