¿Está en juego la rentabilidad?

“Es una pinza tributaria que subió los valores del mismo bien y la misma renta”

18/1/2020 | 06:30 |

Para el tesorero de Carbap, Horacio Salaverri, el productor bonaerense no sólo debe afrontar el aumento del impuesto Inmobiliario Rural, con revaluaciones e incremento de la base imponible, sino también de tasas municipales y retenciones.

Horacio Salaverri es tesorero de Carbap. / Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva. y Archivo LN.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   “El tope del 55 % lo colocó el Gobierno bonaerense. Sostiene que el impuesto no puede superar ese monto, que es el abonado en 2019. Pero, en realidad, los incrementos impositivos en algunas partidas dan entre un 70 y hasta un 120 %”.

   Lo dijo el contador Horacio Fermín Salaverri, tesorero de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

   “¿Qué hizo el Gobierno? Aplicó un revalúo del 30 % sobre las propiedades. Es decir, a la valuación del año 2019 le marcó un correctivo del 1,30, lo cual aumentó la valuación y, a su vez, incrementó la base imponible, que era del 0,75 y pasó al 0,90”, agregó.

   “Así, dejó la misma escala de valores para determinar el impuesto. Por eso todos los impuestos, desde el más chico hasta el más grande, crecen hasta el 120 %”, explicó.

   Salaverri dijo que el eje de la discusión está en el incremento de las valuaciones fiscales. “En realidad, lo que han hecho es aplicar un sistema que nunca se había realizado en la provincia de Buenos Aires”, indicó.

   “Las revaluaciones de las parcelas se hacen por condiciones técnicas; es decir, se revalúa cuando puede haber habido un cambio en las condiciones de la tierra u otra cuestión semejante, pero acá la revaluación se hizo aplicando un porcentaje”, aseveró.

   “Aplicar un sistema de estas características para aumentar los valores de la tierra es sumamente riesgoso”, agregó.

   Salaverri aludió al cóctel de impuestos que, ahora, debe afrontar el productor de la provincia de Buenos Aires.

   “Lo que ha pasado es que no sólo hay una afectación para el territorio bonaerense, sino que se debe sumar al incremento de las retenciones a nivel nacional; la suba a nivel provincial del 55 % en la mayoría de los casos y, a su vez, una suba de entre el 55 y el 70 % en la tasa municipal”, detalló el dirigente surgido de la Sociedad Rural de Suipacha.

   “Está claro que si se aumenta todo, se afecta fuertemente la rentabilidad del sector agropecuario y se verá reflejado en la campaña venidera”, amplió.

   El contador Salaverri abrió el debate respecto de la postura del Gobierno, en el sentido de que quienes pagan los mayores impuestos son los que poseen las mayores propiedades.

   “Ahí hay una discusión”, aclaró.

Las parcelas

   “Yo no tengo un sistema que me permita evaluar cuántas son las parcelas alcanzadas con el 75 % (anunciado por el Gobierno). Ellos insisten con que son 200, pero algunos aseguran que son unas 2.000”, comentó.

   “Lo cierto es que ARBA tiene alrededor de 300.000 parcelas, pero no tengo forma de acceder a comprobar ese dato porque no soy Catastro (sic)”, manifestó.

   “Ahora, ahí se da una conjunción de un productor que posea más de 2.000 hectáreas y que su valuación supere los 3 millones de pesos. E insisto: el Gobierno dice que son unas 200 parcelas. No lo puedo desmentir”, aseveró Salaverri.

   La nueva ley sancionada por la legislatura bonaerense prevé, del otro lado, una atención especial para los tamberos.

   El productor de menos de 100 hectáreas, que posea la explotación como actividad exclusiva o principal y resida en el lugar, tendrá un impuesto Inmobiliario Rural igual a cero.  Y quienes tengan hasta 150 hectáreas pagarán el 50 %.

   Para el Gobierno bonaerense aquí está incluido el 20 % de los tamberos. También se sostuvo que, en los últimos cuatro años, se perdieron más de 500 tambos en el territorio provincial.

   Salaverri recordó que en los últimos 15 años se han cerrado más de 6.000 tambos en el país, para llegar a un actual de 9.700 unidades productivas.

La actualización y la inflación

   “Lo único que ha hecho el impuesto Inmobiliario Rural es actualizar el valor de acuerdo con la inflación. En términos reales y en promedio, será el mismo que el año pasado”, dijo Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario bonaerense.

   “Hay que entender que se está yendo hacia un régimen macroeconómico de dólar, de tipo de cambio y de inflación y ahí existe una discusión con el Gobierno nacional”, agregó Rodríguez, en declaraciones a AM 910 La Red Rural.

Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario bonaerense.

   “Pero en el ámbito estrictamente provincial hemos dejado claro que esta estructura escalonada mantiene el nivel del impuesto actualizándolo con la inflación”, explicó.

   “Hay una escala con incrementos comprendida en dos condiciones para quienes poseen más de 2.000 hectáreas y una valuación fiscal del orden del 10% de las valuaciones más valiosas de la provincia”, dijo.

   “Creemos que esos sectores tienen una capacidad contributiva que les permitirá seguir produciendo y continuar invirtiendo. Y a nosotros este esquema nos permite que el 50 % del IIR se incrementará menos que la inflación. Si bien hay un sector que tendrá un aumento por encima de la inflación, observamos que habrá otro 50 % que estará por debajo”, sostuvo

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias