Mundo Gremial

Cómo se destrabó el conflicto en Oiltanking para que los trabajadores vuelvan

13/1/2020 | 07:00 |

Se acordó reincorporar a 8 de los 12 trabajadores despedidos a mediados de diciembre. Los restantes consensuaron la salida.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Tras una audiencia desarrollada en la delegación local del Ministerio de Trabajo, el sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles de nuestra nuestra ciudad logró que la empresa Oiltanking reincorporará a 8 de los 12 trabajadores despedidos a mediados de diciembre.

   Gabriel Matarazzo, secretario general del gremio bahiense y también secretario de Hacienda de Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles (FASiPeGyBio), se mostró satisfecho por las negociaciones llevadas a cabo.

   “Por el contexto negativo en el que se venía desarrollando el conflicto, creemos que se llegó a un buen acuerdo para todas las partes involucradas”, analizó Matarazzo.

   “El acuerdo firmado indica que 8 trabajadores se reincorporarán a sus tareas inmediatamente, mientras que los restantes 4 acordaron su salida luego de que la empresa se comprometiera a pagar la doble indemnización, como marca la Ley actual”, agregó.

   La empresa anunció a mediados de diciembre una reducción de personal, que alcanzaba a 20 empleados, 8 de ellos jerárquicos y no sindicalizados.

   “En su momento nos llamó la atención la medida tomada por la empresa, porque eran trabajadores con mucha experiencia, muy capacitados para hacer su trabajo, que no es sencillo de conseguir, y con legajos intachables. Por suerte, tras esta reunión, modificaron la postura indeclinable que tenían al principio y revieron la decisión”.

   Cabe recordar que Oiltanking se dedica en Puerto Rosales a la logística de almacenamiento en tanques y es uno de los mayores operadores mundiales independientes de terminales de tanques para petróleo, gases y productos químicos.

   Hoy tiene sede en Hamburgo, Alemania, y presencia en cinco continentes: Europa, Norteamérica, América Latina, Oriente Medio, África, India y la región de Asia Pacífico.

   Se dedica al ámbito de la logística de almacenamiento en tanques desde 1972, y es uno de los mayores operadores mundiales independientes de terminales de tanques para petróleo, gases y productos químicos. 

   De acuerdo a su página web, posee y opera 63 terminales con una capacidad total superior a los 20 millones de metros cúbicos en 23 países de los cinco continentes mencionados.

   En las terminales de tanques, Oiltanking almacena y manipula cerca de 1.000 productos diferentes, entre los que se encuentran el crudo, derivados del petróleo, biocombustibles, gases y productos químicos. En 2018, la capacidad total del conjunto de terminales era de aproximadamente 153 millones de toneladas.

   En Argentina lograron la extensión de la concesión a días de finalizar el gobierno de Mauricio Macri. Una semana después, llegó el anuncio de los despidos en la planta que opera en Puerto Rosales. 

   “Por ese motivo nos resultó muy llamativo el accionar de la empresa, porque es una multinacional que no ha sido tan afectada como otras por la crisis de nuestro país y ya tenía asegurada su continuidad”, manifestó Matarazzo.

   “Uno de los puntos que solicitamos nosotros en el acuerdo con la empresa era que el ajuste fuera consensuado y se hiciera en sectores que no afectaran la operatividad principal de la empresa. Y así fue, porque tres de los cuatro empleados que acordaron su salida con la doble indemnización se desempeñaban en desmalezamiento y en tareas generales”, agregó.

   --Se efectuó un acuerdo similar al de Trasfigura.

   --Muy similar. Siempre nos opusimos a las decisiones unilaterales, intransigentes y arbitrarias. Desde un principio dejamos en claro que podíamos negociar salidas consensuadas, como sucedió con Trasfigura en la refinería Elicabe, pero no despidos de esta forma. Y quienes se fueron, terminaron su relación laboral con un buen acuerdo económico.

   --Uno de los temas que siempre remarcaste fue arbitrar los medios para mentener la operatividad de la empresa.

   --Era una de las cosas que más nos preocupaba, porque habían cesanteado a gente muy valiosa y muy capacitada, en sectores muy sensibles, como es la descarga de buques. Y en el trabajo que desarrollan cotidianamente, un error por inexperiencia o falta de personal puede costar muy caro en el tema medioambiental, por lo cual no es una labor para cualquiera. Sin ir más lejos, una equivocación puede derivar en una grave contaminación de la ría con petróleo.

   Matarazzo valoró la actuación del Ministerio de Trabajo provincial, en la figura de su titular, la doctora Mara Ruiz Malec.

   “La ministra nos atendió y escuchó nuestros reclamos a pocos días de haber asumido y dejó en claro su posición al convocar a esta audiencia en la que se logró destrabar el conflicto. También fue muy importante la actitud de los trabajadores de la empresa, que en forma solidaria comenzaron un paro indefinido en la planta, que motorizó todo lo que ocurrió luego. El acompañamiento de los compañeros nos da fuerzas para encabezar las medidas de protesta”.

   Oiltanking cuenta con alrededor de 55 afiliados al gremio que lidera Matarazzo.

   “No es una pyme. Y nosotros creemos que en la medida que Vaca Muerta afiance su producción, estas multinacionales se verán muy favorecidas. Ese fue otro motivo por el cual no aceptamos estos despidos, ya que no tenían prácticamente motivos razonables”.

   --¿Qué explicación dieron durante la audiencia?

   --Que cumplían decisiones de casa matriz. No es una empresa muy comunicativa, porque de haber iniciado un diálogo, esta situación se podría haber resuelto sin llegar a estas instancias.

   Matarazzo pronosticó un 2020 complicado en las distintas áreas que representa.

   “No va a ser un año fácil, más allá que creemos que este gobierno arbitrará todos los medios para que se mantengan las fuentes laborales. Pero hay cuestiones en estos sectores que no se solucionarán de un día para el otro y que precisan de medidas de fondo para salir de esta crisis”.

   Y agregó: “Hay muchas cosas que se reactivarán con inversiones externas y eso no sucederá en el corto plazo. Las medidas que se están tomando son a tres o cuatro meses como máximo, pero no de fondo. Es indudable que se deben generar condiciones para que las inversiones lleguen”.

   “No tengo dudas que este gobierno tiene una mirada muy distinta hacia las pymes que el anterior. No creo que permitan el cierre de ninguna sin haber hecho todo el esfuerzo necesario para evitarlo, pero también deben pensar en cómo hacerlas productivas y rentables. Todo eso lleva un tiempo”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias