Por decir que su gobierno era una dictadura

Maduro trató de "estúpidos" a José Mujica y a Alberto Fernández

17/9/2019 | 08:40 |

"Quien lo diga, donde lo diga, es un estúpido. Venezuela se respeta; Venezuela es una democracia sólida, amenazada, asediada".

Fotos: Reuters

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó hoy de "estúpidos" a los que se refieren a Venezuela como una dictadura, al responder preguntas sobre las críticas realizadas a su gobierno por el exmandatario uruguayo José Mujica y el candidato presidencial argentino Alberto Fernández.

   Además, comparó a la oposición venezolana vinculada a Leopoldo López con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y dijo que trabaja para la paz aunque el país está preparándose para defender su territorio en caso de intervención militar.

   "Decir que Venezuela es una dictadura es una estupidez histórica. Y quien lo diga es un estúpido", remarcó Maduro en una entrevista con el diario brasileño Folha de Sao Paulo.

   Folha de Sao Paulo preguntó si la calificación de estúpido iría también hacia el expresidente Mujica y Maduro respondió: "Quien sea".

   También la periodista que hizo la entrevista, Mónica Bérgamo, le recordó a Maduro que Alberto Fernádnez declaró que hay abusos y Maduro respondió: "Quien lo diga, donde lo diga [que es una dictadura], es un estúpido. Venezuela se respeta; Venezuela es una democracia sólida, amenazada, asediada".

   "En el momento en el cual Venezuela sufre su mayor asedio, atacarla desde la izquierda o la centroizquierda es una cobardía contra un pueblo noble, que supo resistir y va a seguir resistiendo y venciendo con los votos", afirmó el mandatario.

   El presidente dijo en la entrevista que hay contactos en distintos niveles con el gobierno de Estados Unidos y que existen en el plano militar con Brasil.

   "Siempre hubo contacto con las fuerzas militares de Brasil y creo que deben seguir. Bolsonaro es un extremista ideológico, declaró su admiración por [el dictador chileno Augusto] Pinochet, que es el Hitler de Sudamérica", advirtió.

   "Es una estupidez que Bolsonaro se declare admirador de Pinochet y diga que la revolución bolivariana es una dictadura", afirmó, y acusó al excapitán del Ejército de Brasil de tener "su mente hacia una agresión contra Venezuela".

   Maduro lamentó que "al frente de muchos gobiernos de Sudamérica no hay políticos con P mayúscula, con doctrina, que sepan respetar la diversidad" y evaluó que Bolsonaro, "si fuera un estadista, con la frontera común que tenemos, debería tener una comunicación mínima con Venezuela".

   "Ya volverán los días en las que Brasil tenga un gobierno con el cual entendernos", expresó.

   Maduro dijo que en 20 años se realizaron 25 elecciones en todos los niveles de la administración y las fuerzas chavistas vencieron en 23.

   "De los 23 gobernadores, 19 son bolivarianos. De los 335 alcaldes, 307 son nuestros, por el voto. Todo lo que tenemos es por el voto popular", afirmó.

   Dijo además que el informe de la expresidenta chilena Michele Bachelet, alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, "dice mentiras" sobre la situación en Venezuela, sustentada en artículos de la prensa extranjera.

   El equipo de Bachelet, según Maduro, "no vio el esfuerzo inmenso que nuestro pueblo hace en medio del asedio del bloqueo económico, profundamente criminal".

   Las amenazas de intervención, de acuerdo a Maduro, por parte de Donald Trump y Bolsonaro, "hicieron que se unan ideológicamente e institucionalmente la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", al comentar la luz verde para intervenir con la aprobación del TIAR votado la semana pasada por la OEA. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias