130 Aniversario del Municipal

Gustavo Carestía: “Estamos iniciando la refundación del Hospital"

2/6/2019 | 07:00 |

El actual director del Hospital Municipal de Agudos “Leónidas Lucero” se refirió a la importancia que tiene el Plan Director diseñado.

Fotos: Jano Rueda-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   “Ninguna gestión es exitosa si no está planificada”.

  Esa parece ser la frase de cabecera del doctor Gustavo Carestía, actual director del Hospital Municipal de Agudos “Leónidas Lucero” y pieza clave en el desarrollo del Plan Director que marcará los destinos del nosocomio hasta 2030.

   “En 2014, cuando se inició mi segundo proceso en la Dirección, comenzamos a trabajar junto al equipo directiva en una planificación estratégica. En 2016 cobró fuerza y la terminamos sobre fines de 2017. Abarca el período de 2018 a 2030 e incluye 40 proyectos diferentes, que confluyen en tener un hospital moderno y al servicio de los vecinos, para darle la respuesta de salud que necesita”, explica.

   Muchos de esos proyectos ya están encaminados, algunos se iniciarán en un lapso no muy largo y otros deberán esperar un tiempo para cristalizarse.

   “Básicamente, necesitamos que el empresariado local nos apoye y nos ayude en este objetivo que nos planteamos”.

   En ese sentido, se creó la Fundación del Hospital, cuyos fundadores son el intendente Héctor Gay, el presidente del CD Nicolás Vitalini y el propio Gustavo Carestía y que tiene 9 miembros de distintos sectores en su directorio.

   “Eso va a permitir tener una herramienta de mucho valor, porque el empresariado local podrá apoyar para que se cristalicen estos trabajos que están planificados. La idea es que el empresariado pueda volcar, a través de la fundación, la posibilidad de ayudar para que lo público y lo privado puedan trabajar juntos en pos de un objetivo en común para toda la población”.

   Más allá de que reconoce contar con un presupuesto municipal acorde a las necesidades actuales, Carestía señala que para crecer en infraestructura y en servicios, sin que el hospital deje de funcionar en ningún momento, se necesita ayuda extra.

   “Tenemos un muy buen presupuesto municipal, que alcanza los 900 millones pesos, a lo que le sumamos un presupuesto propio, generado por los recursos de facturación a la Seguridad Social y a las ART, que generan otros 100 millones más. Estos mil millones de pesos, no obstante, alcanzan mayoritariamente para que el funcionamiento hoy sea óptimo, pero no nos alcanza para encarar obras de infraestructura que son muy necesarias de cara al futuro”.

   Y agregó: “Sabemos que el servicio que brindamos actualmente es muy bueno, pero estamos limitados en el espacio físico. Y allí comienza a tallar el Plan Director. Porque queremos ir por más y tener un hospital modelo y que sirva por muchas generaciones. El Hospital tiene 130 años y en algunos lugares se nota que tiene 130 años. Evidentemente no estamos pudiendo, en lo edilicio, responder a algunas necesidades de la medicina actual”.

   Dentro del Plan Director hay algunas cuestiones trascendentes y prioritarias, como son los nuevos quirófanos, la nueva terapia intensiva, con una área destinada a quemados, el helipuerto, el centro pedíátrico, el centro de rehabilitación y el módulo de internación que permitirá incrementar la capacidad en 80 camas.

   “En Argentina, la planificación en el sector público es la no planificación. Es ir atando todo con alambre. Y aquí no queremos que eso suceda. Queremos ser previsibles e indicar el camino correcto, esté quien esté en la conducción del hospital y sea cual fuere el color del partido político que comande los destinos de la ciudad. Por eso estos planes son participativos y consensuados, con acuerdos con los distintos estamentos”.

   El hospital hoy es un centro de referencia para toda la ciudad.

   “Estamos bien. El aporte municipal representa el 15 por ciento, lo que nos permite tener buenos recursos. Pero eso no quita que optimicemos los servicios.  Actualmente estamos en plena etapa de modificación de la facturación a la seguridad social y a las ART, porque tenemos algunas deficiencias que queremos mejorar. Tenemos todo un equipo trabajando en eso”.

   En el nosocomio municipal se atienden más de 90 mil consultas anuales, otra cifra similar en el área de emergencias, alrededor de 400 mil prestaciones de laboratorio y más de 100 mil de diagnóstico por imagen.

   “En 2018 hubo 10 mil internaciones. Tenemos un presente con mucho trabajo, que se puede realizar gracias al excelente aporte del personal, que creo que es una de las cosas más valiosas que tiene este hospital. El grupo humano es admirable”.

   En total trabajan 950 personas.

   “En equipamiento y tecnología estamos en un nivel intermedio. Podemos mejorar y ya se lo propusimos a los empresarios que están dispuestos a efectivizar su apoyo. Lo vamos a hacer con acciones concretas”.

   Y agregó: “Quiero que todos entiendan que sabemos cómo mejorar el hospital, tanto en servicios, atención e infraestructura y que también conocemos los alcances que se pueden llegar a tener por el bien de toda la comunidad, pero que es necesaria la participación activa de todos”.

   Según Carestía, están en un momento óptimo para dar un gran paso.

   “Estamos iniciando la refundación del Hospital y queremos que todo Bahía sea parte de ello. Necesitamos de la ayuda y del apoyo de todos. No podemos segmentar al Hospital en que es una responsabilidad pública, sino que es una responsabilidad de todos. Este es el hospital de todos los bahienses. Pero hay que trabajar para mejorar el presente y prepararse para el futuro”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias