YPF probará traer en barco a Bahía arena de Entre Ríos para Vaca Muerta

9/11/2019 | 06:30 |

En menos de 30 días la empresa petrolera nacional realizará una experiencia piloto para evaluar costos y capacidades logísticas. 

Adrián Luciani / aluciani@lanueva.com

   A fin de mes o comienzos de diciembre YPF realizará una prueba piloto para evaluar la viabilidad de un sistema de cabotaje entre  los puertos de Ibicuy (Entre Ríos) y Bahía Blanca, con miras al abastecimiento de las arenas especiales que requieren los pozos de Vaca Muerta.

   Entre 25 mil y 30 mil toneladas de ese insumo básico para la explotación gasífera y petrolera serán trasladados desde las canteras entrerrianas hasta el muelle ubicado a orillas de río Ibicuy, donde luego serán embarcadas y trasladadas en buque hasta el sitio 5 de puerto Galván.

   Posteriormente  la arena será dispuesta en camiones y llevada por vía terrestre hasta la localidad neuquina de Añelo.

   Los detalles de esta operatoria fueron brindados a "La Nueva." por Diego Bosso, secretario de Minería de Entre Ríos, quien reafirmó el rol y la potencialidad que posee l puerto de Bahía Blanca para abastecer a Vaca Muerta.

   “Esta prueba piloto fue ordenada por el titular de YPF, Miguel Gutiérrez, a la gerencia de Arenas de la petrolera y también a la gente de logística”, puntualizó.

La ruta elegida

   Bosso dijo que esta experiencia apuntará a determinar la viabilidad o no de este tipo de ruta logística.

   “La idea es probar si se puede hacer el trabajo y analizar sus costos. Primero la carga será llevada en camión los 14 kilómetros que separan a las canteras del puerto de Ibicuy, donde serán acopiadas a granel y posteriormente serán cargadas en un buque con destino al sitio 5 de puerto Galván.

   “Tras ser descargadas y acopiadas luego se transferirán a camiones y desde allí se despacharán finalmente hasta Añelo”, agregó.
Bosso dijo que ya hay varias navieras interesadas y que los trabajos se encuentran en proceso de licitación.

   “Insisto, se trata de un solo embarque en forma de prueba. En la zona de Ibicuy las arenas son lavadas y secadas aeróbicamente hasta contener apenas una humedad inferior al 5 por ciento que es lo que requiere YPF. Este proceso se realiza para obtener la granulometría necesaria”, indicó.

Tiempo previsto

   Desde Ibicuy a la zona común ubicada frente a La Plata hay 18 horas de navegación y luego otras 48 horas hasta llegar a Bahía Blanca, por lo que todo el traslado insumiría entre dos días y medio y tres de navegación, más entre tres y cinco de carga y otro tanto de descarga.

   El puerto de Ibicuy está ubicado a orillas del río del mismo nombre, a sólo 3 kilómetros del canal troncal de navegación Emilio Mitre y a 45 del canal Martín García, con su salida al Río de la Plata.

   Dispone de un muelle de 160 metros por 14 de ancho, con una profundidad de calado de 35 pies.

Intereses comunes

   Bosso es capitán de ultramar y máster en transporte y logística. Si bien nació en Rosario residió en nuestra ciudad durante una década y considera que Bahía Blanca, con su puerto, debe ser un socio clave de Entre Ríos en la provisión de arena para los yacimientos de Vaca Muerta.

   Dijo que la arena entrerriana, por sus características, resulta ideal para Vaca Muerta y está registrando una demanda muy importante.

   Actualmente la arena entrerriana es enviada a Vaca Muerta en camión y en tren.

   “Entre Ríos tiene tres o cuatro puertos, pero el que reúne más calado es Ibicuy, desde donde se pueden despachar buques con 40 mil o 50 mil toneladas y el destino más cercano es Bahía Blanca. 

   Se pensó incluso en traer la arena a granel y luego despacharla en tren hasta donde las vías lo permiten, es decir, hasta unos 120 kilómetros de Vaca muerta, donde recibiría un acondicionamiento final y luego sería cargada en camiones.

   En cuanto a la viabilidad económica de esta operatoria, Bosso dijo que se debe seguir trabajando para competir con arenas que pueden llegar de Brasil, Estados Unidos o China.

   “El costo argentino es todavía muy grande y debemos bajarlo. Entre Ríos, las navieras y Bahía Blanca tienen que seguir trabajando para ser más competitivos”.

Con Chaco y La Plata

   También sobre ejes muy parecidos el año pasado el Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca había avanzado en la conformación de un servicio de cabotaje para los muelles locales con los de La Plata y Barranqueras (Chaco).

   Los tres puertos poseen las mismas necesidades en lo que se refiere al movimiento de contenedores: crecer en volumen, carga y descarga por lo que coincidieron en que la herramienta a desarrollar es el cabotaje, es decir, el movimiento de mercaderías dentro del país con embarcaciones de menor tamaño a las que habitualmente puede verse en la estación marítima local.  

   A esto debe sumarse un volumen adecuado de carga y con valores competitivos.

   Fuentes portuarias consultadas por este diario señalaron que la iniciativa aún no pudo concretarse ya que todavía no están dadas las condiciones necesarias.

   “Falta un marco legal más ajustado para que el cabotaje pueda desarrollarse y competir con otros modos de transporte. Estamos trabajando pero los tiempos son tiranos”, señalaron.

   No obstante recordaron que entre Bahía Blanca y Buenos Aires existe un servicio de cabotaje de contenedores.

Para bajar costos

   La arena constituye un insumo básico en la explotación de los pozos no convencionales de Vaca Muerta y representa entre el 14 y el 16 por ciento de los costos totales para ponerlos en producción.

   Una de las opciones para bajar la incidencia de los altos costos logísticos era el ramal ferroviario Bahía Blanca - Añelo, pero dicho proyecto no prosperó, por lo que las petroleras continúan buscando opciones destinadas a mejorar la eficiencia del transporte.

   Si bien las arenas entrerrianas son por lejos las más utilizadas, también se emplean otras provenientes de Chubut y del exterior.

Investigaciones

   Habrá que seguir con atención las investigaciones realizadas por YPF y otras petroleras para emplear arenas de sitios más cercanos como Neuquén (Auca Mahuida y Rincón de los Sauces), Mendoza o Río Negro (Lamarque).

   En tal sentido, se busca encontrar un tipo de arena que, pese a su menor calidad, pueda ser empleado y la baja de costos compense  ciertos defectos.

   A esto se suma el empleo de contenedores especiales (Lumas Box) para mejorar la eficiencia logística en la última milla, ya que mejoran los tiempos de operación y reúnen varias ventajas sobre el transporte convencional en camiones tolva.

Miles de camiones

   El tema no es banal, ya que se estima que Vaca Muerta demandará en los próximos 10 años 45 millones de toneladas.

   Hoy el  transporte de arena moviliza 50 mil camiones por año, con la consiguiente saturación y desgaste de las rutas que se dirigen al sur.

Una lucha donde el norte le ganó al sur

   Hace tiempo que las provincias de Entre Ríos y Chubut mantienen un duro enfrentamiento para quedarse con la producción de arena que tiene por destino los pozos de Vaca Muerta.

   Hasta ahora las canteras ubicadas en el Litoral se vienen imponiendo ampliamente a las de Dolavon ya que el 70 por ciento de este insumo básico proviene de Entre Ríos, donde el precio de la tonelada es sensiblemente menor.

   Esto, y la menor actividad petrolera y gasifera en Neuquén, puso en riesgo la continuidad de casi un centenar de trabajadores en Chubut y generó preocupación en el gremio de Camioneros, que amenazaron incluso con cortar rutas si YPF no continúa comprando arena. 

   En 2018 se habían producido unas 380 mil toneladas en Dolavon y según la agencia informativa ADNSur este año se transportaron apenas 140 mil toneladas de ese insumo clave.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias