¿Por qué en vacaciones aumenta el deseo sexual?

5/1/2019 | 06:30 |

Por
Elizabeth Schulz

   En épocas de vacaciones solemos tener ganas de hacer muchas más cosas placenteras y entre ellas el deseo de mantener relaciones sexuales se potencia en algunas personas, debido a que están más relajados y libres de los compromisos.

   Durante el año, el estrés, las presiones laborales, los horarios y las actividades diarias dejan muy poco margen de tiempo disponible para disfrutar de la vida sexual de manera placentera y sin apuros.

   A veces, ni siquiera es posible para aquellas personas que dejan los encuentros sexuales para el fin de semana, ya que muchas veces se suele correr mucho más, al tener que cumplir con las demandas familiares, de amigos, deportivas o fiestas de cumpleaños, etc.

   Por lo tanto, cuando llegan las vacaciones las expectativas de disfrutar del sexo se acrecientan.

   ¡Pero cuidado con el tema de las expectativas! A veces estas pueden jugarnos una mala pasada...

   Algunos sexólogos sugieren que generar muchas expectativas puede resultar contraproducente, ya que estarían siguiendo con el mismo patrón de presiones, al planificar frecuencias y establecer números de encuentros sexuales para compensar la ausencia de actividad sexual frecuente durante el año.

   En épocas vacacionales las parejas suelen estar más tiempo juntas, con lo cual hay que estar atentos, ya que las discusiones y los conflictos suelen ser más frecuentes.

   Entonces, cuidado, que las expectativas por aumentar la frecuencia de los encuentros íntimos no se conviertan en un tema de discusión.

   Recordá que lo importante no está en la cantidad, sino en la calidad de cada experiencia sexual intima.

   El ambiente más relajado de las vacaciones puede favorecer la creatividad y los encuentros sexuales pueden enriquecerse si le sumamos aquellas prácticas que quedaron en desuso o si se suman prácticas que nunca se realizaron.

   Además del entorno ambiental más relajado, el clima del verano favorece el aumento de testosterona, oxitocina y endorfinas, que son las hormonas relacionadas con el deseo sexual y con el placer en general, razón por la cual a pesar del calor nuestro cuerpo está más predispuesto a las relaciones sexuales.

   A modo de conclusión, es muy importante dedicar un tiempo mayor a los encuentros sexuales, sin obsesionarse y empleando la creatividad. El secreto para disfrutar del sexo durante el verano es aprovechar el tiempo disponible para organizar encuentros íntimos que resulten más relajados y diferentes a los que se tienen durante el año, que en su mayoría suelen ser con apuros y sin grandes variedades.

   Aprovechá las vacaciones para charlar mucho, reírse juntos, mirarse a los ojos, compartir fantasías, hablar como en los primeros tiempos, como si recién se conocieran, organizar sesiones de masajes con aceites, improvisar, imaginar encuentros y juegos eróticos, organizar cenas intimas, bailar, ducharse juntos o llenar la bañera y poner sales, velas, música y buen vino para luego terminar juntos una velada amorosa cargada de erotismo y placer.

   Disfrutá cada instante de ese encuentro, sin apurar nada, sintiendo cada momento de intimidad como algo único, que si lográs vivirlo en las vacaciones, seguramente querrás incorporarlo y vivirlo durante el año, más allá de las obligaciones y el estrés.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias