También a su hijo Martín

La justicia Federal bahiense indagará a Lázaro Báez

6/7/2018 | 10:16 |

Será mediante una videoconferencia. Es por una causa en la que se le imputa participar de una asociación ilícita fiscal.

Foto: Archivo LN.

   La Justicia Federal de Bahía Blanca citó a indagatoria al presunto testaferro de la familia Kirchner, Lázaro Báez , y a su hijo Martín por su presunta participación en una asociación ilícita fiscal destinada a evadir decenas de millones de pesos a través de la empresa Austral Construcciones, en perjuicio del Estado nacional.

   La investigación en nuestra ciudad contiene el llamado "delito precedente" que habría generado el dinero ilícito que se sospecha que se lavó luego en la financiera "La Rosadita" de Puerto Madero, lo que es parte de otra investigación sobre la llamada "ruta del dinero K", por la que Báez ya se encuentra procesado y elevado a juicio oral.

   El juez federal Walter López da Silva consideró que en Bahía Blanca existen indicios suficientes para indagar a Báez el 24 de agosto, pero lo hará mediante una videoconferencia, por encontrarse detenido en la cárcel de Ezeiza, mientras que su hijo Martín deberá presentarse en nuestra ciudad tres días después.

   El magistrado también ordenó las indagatorias de tres familias empresarias -Ficcadenti, Ferreyra y Pedraza-, acusadas de generar las facturas truchas que Báez canalizó a través de Austral Construcciones, cuya quiebra se decretó esta semana.

   Mauro, Franco, Enzo y Silvio Ficcadenti fueron citados del 28 al 31 del mes próximo, cuando deberán explicar su proceder como dueños de Grupo Penta y Cía, Calvento SA y Terrafari.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Por su parte, Silvio, Antonio, Denis Ariel y Jorge Ferreyra deberán presentarse entre el 3 y el 6 de septiembre por las facturas emitidas por Constructora Patagónica Argentina SA.

   Luego será el turno del contador de los Ficcadenti, Rogelio Chanquía, y de los dueños de la empresa Iberoamericana de Servicios SA, Mario e Iván Pedraza, mientras que el último indagado será Néstor Manuel Piñeiro, dueño de la financiera local Crediba, vinculada también a la operatoria sospechada de Juan Ignacio Suris.

   Todos ellos, al igual que las empresas cuestionadas, ya afrontan la inhibición general de todos sus bienes, por orden del juez López da Silva, quien dispuso el 11 de junio pasado congelar los inmuebles, vehículos y todo otro bien registrable que tengan los acusados.

   El avance de la Justicia federal en Bahía Blanca complementa, así, la labor en Buenos Aires del juez federal Sebastián Casanello , quien procesó el mes pasado al entonces titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray , por la presunta violación de sus deberes como funcionario y el supuesto encubrimiento de las maniobras de Báez con facturas truchas.

   Casanello también procesó al extitular de la Dirección General Impositiva (DGI), Ángel Rubén Toninelli, por la presunta comisión de los mismos delitos, tras verificar la estrecha relación que el exfuncionario mantenía con los responsables de Austral, que incluyó un viaje a Río Gallegos, con Martín Báez en el avión privado de la familia, ida y vuelta, en 2012.

   Según expuso en su resolución, existen pruebas suficientes para concluir que Echegaray y Toninelli han "obstruido el avance de las fiscalizaciones" iniciadas en Bahía Blanca, al punto que Echegaray llegó a disolver la Dirección Regional de la AFIP. (La Nación)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias