Habilitan un software que busca reducir el tiempo de respuesta del 911

Vigilarán a taxis, remises y colectivos en tiempo real

Habilitan un software que busca reducir el tiempo de respuesta del 911

15/7/2018 | 06:30 |

El sistema también se vinculará con alarmas vecinales. La primera será inaugurada mañana por el intendente Gay en el barrio Rosendo López. 

Gerardo Monforte / gmonforte@lanueva.com

   Con el fin de evitar nuevos hechos de inseguridad en perjuicio de choferes del transporte público, el Centro Único de Monitoreo (CeUM) operará desde mañana un novedoso programa informático que permite monitorear en tiempo real a taxis, remíses y colectivos, todos equipados con botones de pánico.

   El sistema también abarcará las alarmas vecinales y, de hecho, será inaugurado mañana por el intendente Héctor Gay en el barrio Rosendo López, donde se pondrá en marcha el primer dispositivo de este tipo, donado por la empresa adjudicataria.

   En el mismo software municipal se incluirá el control de las víctimas de violencia de género que ya tienen el botón antipánico y los comerciantes adheridos y los que se quieran sumar. 

   El objetivo medular es reducir el tiempo de respuesta del 911. Se cree que el alerta a la policía llegará más rápido.

   “Hay que contar el tiempo que la persona tarda en marcar el teléfono para llamar al 911 y que explica lo que pasó. Hoy llama al 911, la policía despacha el llamado y lo comunica al Comando. Con este sistema, el usuario aprieta el botón y ya lo ve policía que, con un handy y adelante del monitor en el CeUM, comunica al Comando”, explicó Emiliano Álvarez Porte, secretario municipal de Seguridad. 

   “No podemos decir a ciencia cierta, cuánto tiempo se va a acortar la respuesta, pero el tiempo de la llamada se descarta. Por otra parte, sabemos al instante quién apretó la alarma, desde dónde y cuál es el móvil más cercano. Y además le sumamos las cámaras. Es un cambio sustancial”, agregó.

   En el caso de taxis y remises, que hoy están en el ojo de la tormenta por la reiteración de robos, todos los choferes contarán con el botón. 

   De la misma manera se hará con los colectiveros (inclusive la línea a Cabildo), quienes no están sometidos a robos porque no manejan dinero, aunque sí a situaciones de vandalismo o peleas, especialmente los fines de semana.

   “Esto es trascendental porque, además, cualquier comerciante de la ciudad podrá ser monitoreado desde el CeUM y la policía, si lo desea.

   Es una iniciativa sin antecedentes en la provincia”, opinó el funcionario que acompañará a Gay en el acto de mañana.
¿Qué deben hacer los comerciantes interesados? comprar su botón de pánico con los requerimientos técnicos compatibles con el nuevo software.

Alcance cada cuatro manzanas

   Las alarmas comunitarias, por su parte, podrán ser adquiridas por distintos grupos de vecinos. Tendrán un alcance individual de hasta 4 manzanas y unos 350 usuarios. Cada grupo vecinal contará con la instalación de una sirena policial y una baliza.

   “En ese caso también vamos a exigir que tengan el requerimiento técnico del software, que la alarma sea buena. Después de la instalación, nosotros seremos responsables del monitoreo, gasto de energía, mantenimiento y control”, dijo Álvarez Porte.

   Los costos varían según la prestación y la cantidad de vecinos que se puedan sumar. A mayor cantidad, más económico será el servicio.

   Se hicieron gestiones con dos fabricantes de alarmas para que otorguen financiación, según se supo.

   Los vecinos que formen parte de la alarma vecinal podrán disparar el alerta a través de un celular o un teléfono fijo y tendrán la opción de un chat que estará conectado con el CeUM y la policía, que a su vez comunicará la novedad, vía handy, al personal de calle.

   “Su implementación requiere profundizar la participación ciudadana y que los vecinos se conozcan. Es una alarma comunitaria que demanda comunicación y conocimiento entre quienes puedan accionarla, además de gran responsabilidad porque, una vez activada, se pondrán en marcha los mecanismos de respuesta”, recalcó.

   La alarma comunitaria contará con dos botones que, al presionarse, simularán el sonido de la sirena de la policía y las luces de un patrullero, prestaciones que tienen “gran poder de disuasión”.

Presentación en el Rosendo López

   Luego de la instalación del programa y sus correspondientes pruebas con resultados positivos, el intendente Héctor Gay presentará mañana la primera alarma comunitaria en el barrio Rosendo López.

   “Ya estamos en condiciones técnicas de controlar todos los dispositivos. Esta iniciativa no tiene antecedentes en la provincia porque incluye una integralidad de prestaciones y las alarmas que se pueden monitorear son de última generación”, remarcó Álvarez Porte.

   “La tecnología que aplicaremos es de vanguardia. Un año atrás gestionamos los fondos en Nación para aplicar tecnología a seguridad, los conseguimos y desde entonces se trabaja en esto”, sostuvo.

   “Junto con la policía seremos responsables de la asistencia a quien reclama auxilio. El sistema es nuestra responsabilidad y debe estar funcionando rápidamente de manera óptima, pues está vinculado con proyectos que lo continúan”, finalizó.

Sistema similar al de Brasil

   Maximiliano Arévalo, titular de la empresa bahiense Global GPS que desarrolló el software, resaltó que el sistema de alarmas vecinales es similar al que se usa en Brasil, el segundo país con mayor índice de delincuencia en Latinoamérica después de México.

   “Es un software capaz de monitorear botones de pánico para colectivos y todos los taxis y remises, como también para casos de violencia de género, comerciantes y hasta salas médicas que los requieran”, precisó.

   “Nuestra firma controla los botones de pánico de todas las empresas de colectivos y la empresa Taxi Ya, cuyos vehículos cuentan con el aparato desde antes. Estas compañías contrataron el servicio de rastreo satelital de forma privada, pero a partir de ahora el monitoreo estará a cargo del CeUM”, confirmó.

   “Bahía Blanca es una de las primeras ciudades en tener botón de pánico en el transporte público y respecto de las alarmas vecinales es pionera a nivel nacional”, completó.

   Según Arévalo, el mecanismo de este tipo de alarmas comunitarias logró reducir “el 26 por ciento” de los delitos prevenibles en Brasil.

   “La alarma vecinal tiene múltiples disparos, tanto por un celular, no necesariamente inteligente; control remoto o un teléfono fijo. El usuario debe descargar a su teléfono móvil la aplicación, que tiene un botón de precaución y otro de pánico”, detalló.

   “La baliza está colgada en una esquina y abarca cuatro manzanas en forma de cruz. La aplicación móvil permite que un administrador del barrio dé de alta a los vecinos correspondientes a esa cruz. Si se presiona el botón de precaución luego de, por ejemplo, ver a chicos drogándose en una plaza, en la alarma solo van a empezar a moverse las balizas, pero no va a sonar”, explicó.

   “Al mismo tiempo ese alerta llega al CeUM. La alarma simula la concurrencia de la policía, por eso el delincuente se pone en una situación de estrés mayor. Ese es el resultado que dio en Brasil”, dijo Arévalo, en referencia a la posible disuasión.

   “Pero lo novedoso es que cuando se aprieta el botón precaución, se abre un sistema de chat de todos los vecinos en el que se pregunta el motivo del disparo de la alarma. Es un canal de comunicación más directo que WhatsApp, por ejemplo; solo se acciona cuando la alarma se dispara ante una situación de peligro y brinda herramientas de seguridad”, sostuvo.

   Por ahora la idea es activar el protocolo de seguridad del CeUM solo si se activa el botón de pánico. Si un vecino ve una situación de peligro y aprieta ese botón, empiezan a sonar las sirenas y (a girar) las balizas de la alarma en la vía pública; parece que la policía está ahí”, afirmó.

   “El CeUM tiene la potestad de agregar vecinos a la alarma y darlos de baja. El software es espectacular, porque se ve el mapa de la ciudad, dónde están instaladas las alarmas vecinales, el radio que ocupa cada una, qué alarma se activó y qué vecino accionó el sistema”, finalizó Arévalo.

   Un dato importante es que la aplicación no necesita Internet para su funcionamiento.

El caso Asenjo y la movilización

   Uno de los sectores que esperan con más expectativa la eficacia de esta nueva herramienta es el de los trabajadores del volante, golpeado frecuentemente por la delincuencia. 

   La madrugada del 27 de abril pasado, los bahienses -y en particular los taxistas- amanecimos con una imagen repetida de la inseguridad urbana: al chofer Sergio Asenjo, de 32 años, lo habían baleado en la cabeza para robarle.

   Fue después de las 4, cuando el taxista tomó un pasajero en la terminal de colectivos y lo trasladó hasta Pronsato y Alvear, donde le mostró su intención.

   Solo un milagro salvó a Sergio. La bala estuvo a centímetros de que ingresara en el cerebro.

   Como con cada acción de este tipo -existen antecedentes fatales-, la reacción corporativa no se hizo esperar y los trabajadores del sector se movilizaron por el centro para reclamar mayor seguridad.

   “Estamos regalados en la terminal”, dijo un compañero de Sergio.

   Los propietarios de las empresas manifestaron su malestar por la situación repetitiva. El martes pasado volvió a ser asaltado otro taxista en Martina Céspedes y Luiggi, aunque en ese caso los ladrones fueron capturados rápidamente.

   Por el hecho de Asenjo, se detuvo a Luis Maximiliano Muñoz (20), acusado de homicidio en grado de tentativa.

   El chofer hoy vive con el proyectil en la cabeza, aunque se pudo recuperar, recibió el alta y pudo conocer a su hija, que nació solo 4 días después del grave incidente.

   “La policía está trabajando muy bien, aunque no se puede tener un efectivo en cada coche”, reconoció Roberto de Barrenechea, titular del Centro de Propietarios de Taxis de Bahía Blanca. 

   Se espera que esta nueva herramienta tecnológica pueda sumar para el resguardo de los choferes.

Los colectivos ya sumaron cámaras

   En cumplimiento de la ley 14.987, la semana pasada nuestra ciudad comenzó a instalar cámaras de seguridad a los colectivos de línea.

   Las líneas de la Sapem son, según dijo Fernando Compagnoni, secretario de Gobierno municipal, las primeras del interior del país en contar con todas las unidades equipadas en la materia.

   “Esto aporta muchísimo a la seguridad tanto de los pasajeros como de los conductores”, dijo.

   En total son 139 cámaras en 42 micros -29 unidades de 2 puertas y 13 de 3-, que se colocaron en cada una de las puertas y en el pasillo, con una inversión de 1.500.000 pesos.


“Las imágenes quedan todas en una central y llegado el caso de que alguna autoridad judicial o policial las solicite nosotros las tenemos conservadas”, explicó Compagnoni. 

   El servicio también incluye wifi.

   En los próximos meses, siempre por imperio de la normativa legal, deberán sumarse las otras compañías de ómnibus.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias