Instituto Superior de Formación Técnica Nº 191, un pionero en capacitar al empleado de comercio

25/6/2018 | 11:27 |

“Esta institución surge como un convenio entre la Dirección General de Cultura y Educación y la Asociación Empleados de Comercio", contó la directora del establecimiento, Alicia Picorel, en el cargo desde 2005. Cuenta con cuatro tecnicaturas y más de 600 matriculados.

El Instituto Superior de Formación Técnica Nº 191 es una institución pública que cuenta con una matrícula de más de 600 alumnos y brinda empleo a un centenar de personas.

Estos números, singnificativos, se añaden a la importancia de que el empleado de comercio, en una primera instancia, y ahora cualquier vecino bahiense o de la región, pueden adquirir una capacitación tal que pueda expresarse en una herramienta laboral para su presete o futuro.

Alicia Picorel, directora del establecimiento desde el 2005, señaló la importancia del convenio que desarrollaron en 1992, la Dirección General de Cultura y Educación y la Asociación Empleados de Comercio.

“Esta institución surge como un convenio entre la Dirección General de Cultura y Educación y la Asociación Empleados de Comercio, que por entonces comandaba Ezequiel Crisol y quien se ocupó de la educación terciaria de sus empleados de comercio, dándoles la posibilidad de continuar sus estudios en el Instituto”, abrió.

Picorel señaló que “con este convenio se creó un acuerdo con la entidad sindical y la Dirección de Escuelas. El sindicato nos brinda el inmueble o la casa para estar, se ocupa de todo lo que tiene que ver con la provisión de los servicios, mientras que la Dirección de Escuela titula con sus tecnicaturas a través de resoluciones ministeriales, de validez nacional, y mantiene el sueldo de todos los docentes y auxiliares”.

La entidad cuenta con 86 docentes, seis empleados administraticos y el personal auxilar del servicio, con una suma total de cada un centenar de trabajadores.

“Es algo novedoso en todo la Argentina. No existe un sindicato que se ocupe de la educación superior. Nos da el aliento de decir que somos pioneros y ponemos nuestro esfuerzo para darle al empleado de comercio la mayor posibilidad para su capacitación”, sostuvo.

El Instituto ahora no solo abarca a los Empleados de Comercio. A eso se refirió Picorel.

“Ezequiel Crisol con su espíritu generoso y después Miguel Aolita -actual Secretario General del Sindicato- muy abocado a la educación, permitieron que se abra la carrera para todos. Hoy tenemos alumnos de La Pampa, Neuquén y toda la zona. Incluso llegamos a tener uno de Ushuaia”, contó.

Al mismo tiempo, comentó que “este año la Dirección de Educación Superior separó la parte docente de la parte técnica y dependemos del INET (Instituto Nacional de Educación Técnica). Esto dio un auge a las tecnicaturas”.

El Instituto cuenta con cuatro tecnicaturas “con una marcada incidencia en la administración”.

“En una ciudad comercial era muy necesario tenerlas. Son carreras de tres años de duración y con la posibilidad de desarrollarlas en distintos horarios. El objetivo era ara sumar jóvenes estudiantes y trabajadores”, expresó.

A la tarde, de 14.30 a 18.30, se brindan las carreras de Gestoría y Aduana y Comercio Exterior.

En el horario de la noche, que fue el de creación de la institución, se cursan, a partir desde las 20 hasta las 24, las carreras de Administración Contable y la de Logística.

“La mayor parte de la matrícula, que en estos momentos asciende a 605 alumnos, se encuentra en el turno de la noche, donde sobre todo cursan la mayoría de la gente que tiene trabajo. Un 60 por ciento de los estudiantes matriculados tienen trabajo. Nos asombró ese número, porque veíamos una caída laboral”, detalló Picorel.

La directora recalcó que “se tiene contemplación con el horario de ingreso, debido a este número de trabajadores, sobre todo porque la modalidad del cursado es presencial. Hay determinado número de materias que deben tener un 60 por ciento de asistencia obligatoria. En tanto, las prácticas profesionales es de un 80 por ciento”.

Pasado y futuro

Picorel recordó que “en primera instancia se creó la carrera de Administración Contable, luego ante las necesidades de la región y la poca mano de obra y oferta educativa en cuanto a la logística se añadió esta carrera. Incluso hasta el año pasado teníamos una carrera a distancia sobre este punto, aunque por los costos debimos cerrarlas momentáneamente”.

“Más adelante vimos la posibilidad, teniendo un imueble con estas importantes características, de agregar un horario vespertino para aquellos padres que llevan a sus hijos a las escuelas u otras actividades y creamos las carreras de Aduana y Comercio exterior y, desde hace tres años, también agregamos Gestoría”, agregó.

Pese a la enorme cantidad de posibilidades para los estudiantes, Picorel, quien ingresó al establecimiento en 1992 como vicerectora y secretaria académica, señaló que apuntan a sumar nuevas tecnicaturas.

“En el acto de inicio del Ciclo Lectivo, donde estuvo el intendente Héctor Gay nos solicitó alguna tecnicatura que tuviera que ver con la Energía Eólica. No encontrábamos algo que se pudiera circunscribir a esto, aunque ahora existe la la posibilidad de agregar la tecnicatura de Energías Livianas. Esperemos cumplir con esta mano de obra que necesita la región. Dependemos del presupuesto que nos asigne la Provincia de Buenos Aires. El turno oceoso que contamos ser

ia el de la mañana”, contó.

Y agregó: “Consejo Regional de Directores, que abarca desde Patagones hasta Tres Arroyos, las regiones 21 y 22, se reúne todos los años para ver la oferta educativa de acuerdo a las necesidades de cada localidad y región. Esta tecnicatura es muy apopiada para este momento. La UTN hizo una diplomatura, pero no una carrera como pretendemos desarrollar nosotros”.

Durante el 2017, del Instituto egresaron 65 alumnos.

“Es un número importante, porque el 60% de la matricula que tenemos a la noche son personas de entre 25 y 35 años, lo que indica que pueden llegar a tener una familia conformada, por lo que una carrera que dura 3 años, en muchos casos les lleva cinco o más”, aseguró.

El establecimiento cuenta con 12 aulas y dos gabinetes, con apoyatura tecnológica. Cada aula cuenta con su aire acondicionado, además de contar con calefacción central.

“También los alumnos que no son de la ciudad tienen la posibilidad de utilizar las aulas para estudiar. La contención que reciben los chicos es muy buena”, comentó.

Picorel hizo un párrafo aparte para describir sus sensaciones personales, tras más de una década en el cargo principal de la entidad.

“Es un logro tremendo, ya que deposité todo mi fuerza en este Instituto. Educación Superior es un ámbito donde te permite tener creatividad. Esto es parte de mi piel, porque ya tendría que estar jubilada, tras 51 años de servicio. El Instituto es un desafío increíble y estar conveniada con la Asociación de Empleados de Comercio, de la mano de Miguel Aolita, donde se preocupa y contempla todo, nos da un amplio margen para seguir”, sostuvo.

Y culminó asegurando que “esto surgió de un proyecto que se hizo realidad y en el cual estuve trabajando muchos antes de asumir en el cargo. Además, tengo gente que me acompaña que es maravillosa”.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias