Ocurrió en medio de un asalto

Juicio por jurados: declararon culpables a los dos acusados por un crimen en Coronel Pringles

15/11/2018 | 16:39 |

Jonathan Morales y Maximiliano Castillo fueron imputados por la muerte de Abel Contreras, registrada en enero del año pasado.

Agencia Coronel Pringles

   Un jurado declaró culpables a Maximiliano Saúl Castillo y Jonathan Pablo Morales por el homicidio de Abel Contreras, ocurrido durante un asalto registrado en enero del año pasado en Coronel Pringles.

   Ambos fueron imputados por el delito de robo agravado con resultado de homicidio, previsto en el artículo 165 del Código Penal.

   La figura legal estipula una pena de entre 10 y 25 años de cárcel en el caso de que "con motivo u ocasión del robo resultare un homicidio".

   En el caso de Morales los integrantes del jurado se inclinaron por esta figura penal, ante la alternativa del homicidio criminis causa, que prevé la sanción de prisión perpetua.

   El debate fue dirigido por el juez del Tribunal en lo Criminal Nº 1, Ricardo Gutiérrez, quien la próxima semana llevará adelante la audiencia de cesura, durante la cual las partes realizarán el pedido de pena.

   Posteriormente el magistrado dará a conocer la condena que se impondrá a los procesados.

   Como se informara, durante el juicio Castillo (asesorado por el abogado Maximiliano De Mira) declaró y responsabilizó a Morales por la muerte.

   El joven admitió haber participado del robo, aunque no del ataque mortal al jubilado en la vivienda de Francia 1.745.

   Dijo que fue porque Morales lo invitó, ya que "había dinero en esa casa".

   “Estábamos ebrios y le hice de 'campana' (a Morales). El golpeó la puerta, dijo soy policía y cuando (Contreras) le abrió, lo golpeó. Quise separarlos cuando Morales lo tenía en el piso y lo golpeaba, pero no pude, así que salí asustado”, declaró Castillo.

   También comentó que se considera discapacitado y que asistió a una escuela especial de Pringles.

   El abogado Pablo Radivoy, defensor oficial de Morales, dijo en el inicio del juicio que su asistido siempre negó los cargos y aseguró que quien debía ser juzgado era Gastón Morade, a quien se le secuestró un cuchillo propiedad de la víctima. Morade, en un principio, fue sospechoso del caso y luego se desestimó su intervención.

   El fiscal Jorge Viego y el abogado Leandro Aparicio (representante del particular damnificado) también participaron del juicio. (Agencia Coronel Pringles)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias