LUEGO DEL PREMIO ROLEX

"El ambiente científico del mundo reconoce a la ciudad"

27/3/2017 | 08:00 | El geólogo Ricardo Caputo fundamentó así la relevancia que adquieren el Yacimiento de Huellas Fósiles en Pehuen Co, único en su tipo, y el Museo de Ciencias “Carlos Darwin”.

Ricardo Caputo junto a su amiga Teresa Manera, en el Museo de Ciencias Naturales "Carlos Darwin". El geólogo es el jefe de División del museo.

Claudio Falzoni / cfalzoni@lanueva.com

En el ambiente científico, Punta Alta es reconocida a nivel mundial por el Yacimiento de Huellas Fósiles de Pehuen Co y el Museo de Ciencias Naturales "Carlos Darwin".

Ello se logró, en gran medida, a partir de que Teresa Manera ganó el premio Rolex en el 2004.

"El yacimiento es un ambiente lagunar que existió hace 12 mil años y que ya no está porque cambiaron las condiciones climáticas y se modificó la posición del mar. Lo que era una laguna fue cubierta por los médanos que vemos en la actualidad. Sucedió por una serie de cambios geológicos y ambientales", manifestó el geólogo Ricardo Caputo a "La Nueva."

Puntualizó que es el único en el mundo por sus características.

El concordiense de nacimiento y puntaltense desde hace más de tres décadas, dijo que allí se reconocieron 24 especies animales, algunas de ellas extintas desde los 8 mil y 10 mil años: los megaterios, mastodontes, gliptodontes, macrauquenias y tigres dientes de sable.

"Y otras que siguen existiendo, los guanacos, pumas, ciervos, aves de distinto tipo, flamencos, patos, cisnes, gaviotas".

"Hay rastros de gusanos o pequeños insectos que también vivieron y dejaron sus pequeñísimas huellas en el barro fresco de esa laguna".

El museo fue una idea original de Teresa Manera y su esposo Roque Bianco.

"Ellos contaron que la casa donde viven la construyeron pensando en dedicarle una parte a un museo privado, aprovechando el material que habían recolectado después de muchos años de trabajo", dijo Caputo.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

"Esa tarea por entonces estaba permitida y, además, Teresa tenía los conocimientos para hacer una rescate razonable y correcto".

Comentó que tenían la intención de construir un museo privado.

"Era una cuestión aceptable, Hoy no tiene auge. Por ello, Teresa y Roque comentaron que evolucionaron y decidieron que tenía que ser algo público y dependiente del municipio. Así lo hicieron y en 1990 se inauguró el primer edificio del museo".

Recordó que luego pasó a un local en Humberto y finalmente a la actual morada en Urquiza, en la vieja sede de la Sociedad Argentina, donde Caputo es el jefe de División.

"Tiene la importancia de ser el custodio de las huellas del yacimiento, de los yacmientos fósiles de Las Rocas, donde también estuvo Darwin; de Playa del Barco, donde trabajó Florentino Ameghino que también estuvo acudió a Las Rocas".

Afirmó que el museo es un elemento de divulgación y de transferencia a la sociedad de los conocimientos y de un sentido de pertenencia.

"Tenemos un patrimonio paleontológico y arqueológico de enorme importancia, en nuestras playas, que es único en el mundo", manifestó Caputo.

Comentó que viajó a Buenos Aires donde conoció, en una reunión, al director del Museo de Ciencias Naturales de Londres, uno de los más importantes del planeta.

"El estaba en antecedentes de ellos y conocía de nuestro museo porque Darwin era inglés. Sabía que el lugar que conocemos como el antiguo cañón --detrás de la Torre de Señales--, en la Base Naval Puerto Belgrano, fue el sitio de origen de la teoría de la evolución de las especies por la selección natural de Darwin. Allí el naturalista encontró los primeros restos fósiles de los animales mamíferos que no conocía. Empezó a relacionar la extinción de ciertos animales con los actuales y a elaborar su pensamiento".

Caputo afirmó que la Punta Alta original no es donde está el cañón, pero sí donde se encuentra la citada torre.

"Tenemos ligazón con jóvenes científicos que desean hacer sus tesis doctorales; les ofrecemos nuestro museo como lugar de trabajo",

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias