CON LAS FORMAS DEL AYER

Escuela Vergara

8/11/2015 | 00:06 | Escribe Mario Minervino

Hace 70 años, en noviembre de 1945, se conoció en la ciudad la decisión del convecino Juan Carlos Miranda, titular de la dirección general de escuelas, asignar el nombre de “Dr. Valentín Vergara” a la Escuela Nº 2, en una decisión que este diario calificó como “un acto de plausible justicia póstuma”.

Se rendía de esta manera homenaje a quien como intendente, legislador y gobernador bonaerense sirvió al interés de la comunidad, buscando de manera prioritaria “el ascenso de la propia conciencia, afianzando el gobierno popular y convencido que solo la práctica leal de la constitución lleva al país a un régimen de plena democracia”.

Esto supuso un testimonio de aprobación a la obra desarrollada a favor de la educación boanerense, con la construcción de locales dignos de la función de esos establecimientos para estimular el progreso de la enseñanza.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Precisamente el monumental edificio de la Escuela Nº 2, además de los de la 3, 5, 9 y 27, son consecuencia del accionar de este funcionario.

Vergara se radicó en nuestra ciudad en 1905, graduado como abogado de la UBA, y apenas cinco años después era elegido jefe comunal, generando una transformación total en la ciudad, “merced a su dinamismo útil”.

El Teatro Municipal, por caso, es una de sus obras emblemáticas. Fue gobernador -candidato por el radicalismo- entre 1926 y 1930, falleciendo apenas cuatro meses después de dejar el cargo, a los 51 años de edad.

La asignación del nombre al establecimiento se concretó en 1947. “Bahía Blanca honra la memoria de uno de sus exvecinos más esclarecidos, figura ejemplar de gobernante y ciudadano, cuya obra perdura a través de innumerables realizaciones de progreso general que dieron a esta ciudad carácter de grandeza”, resumió Santiago Bergé Vila, presidente de la cooperadora de la Escuela.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias