SE CUMPLEN HOY 10 AÑOS DEL DEBUT DE EMANUEL GINOBILI

Manu, ¿te acordás cómo llegaste hasta la NBA?

29/10/2012 | 09:00 | Lo conocimos de chiquito. "Los primeros pasos los dio el viernes 2 de junio de 1978, el mismo día que la selección Argentina debutó en el Mundial de fútbol, venciendo a Hungría 2 a 1, con tanta mala suerte que golpeó contra la mesa y se cortó la frente", le contó Raquel Maccari, la madre de Emanuel Ginóbili a "La Nueva Provincia", bastante tiempo antes que el nene fuera simplemente Manu.


 Lo conocimos de chiquito.


 "Los primeros pasos los dio el viernes 2 de junio de 1978, el mismo día que la selección Argentina debutó en el Mundial de fútbol, venciendo a Hungría 2 a 1, con tanta mala suerte que golpeó contra la mesa y se cortó la frente", le contó Raquel Maccari, la madre de Emanuel Ginóbili a "La Nueva Provincia", bastante tiempo antes que el nene fuera simplemente Manu.


 Lo vimos crecer.


 "Siempre me tengo fe", aseguró el propio Gino, el 17 de mayo de 1992, después de anotar un triple decisivo en la victoria de los Infantiles de Bahiense ante Napostá, por 91 a 86.


 El 15 de septiembre de 1993, Fernando Piña (quien reemplazó a la dupla Colamarino-Ferhmin en el cargo de entrenador) lo mandó a la cancha en el triunfo de Bahiense ante El Nacional, por 83 a 78. Esa noche Emanuel anotó un libre, registrando el debut en el máximo nivel local.


 Dos años más tarde, el 29 de septiembre de 1995 debutó en la Liga Nacional, perdiendo con Andino, ante Peñarol, en Mar del Plata, por 104 a 85.


 "Cualquiera se daba cuenta de que podía jugar. Lo que no pensé que iba a ser alto. Siempre concurría a los campus. Era un revulsivo. Tenía la cara como un `zapato'", recordó el entrenador Oscar Sánchez.


 Ya en 1996, regresó a nuestra ciudad para jugar por Estudiantes.


 Pudimos disfrutarlo. Sólo un tiempo...


 "Me acuerdo que leía en el diario: `vaya a verlo porque dentro de poco no va a estar acá'. Y a veces pensaba, ¿será para tanto? A la distancia tengo que decir que tenían razón", admitió Yuyo, su papá, ya hace varios años.


 Después, lo seguimos a la distancia.


 Se puso la camiseta de Reggio Calabria y Kinder, en Italia. Y trascendió con la de Argentina.

La noticia




 "La Nueva Provincia", 2 de julio de 1999:


 --"Manu", "Manu", tengo un notición para vos, vení a desayunar y te cuento. Es la mejor noticia de tu carrera deportiva.


 --Pero, ¿qué es?


 --Vení y te digo.


 Y Emanuel Ginóbili fue. Se acercó hasta el comedor y el jefe de equipo, Cacho López, le comunicó que San Antonio lo había puesto en el draft (número 57, en la segunda ronda) de la NBA.


 "Todo esto sucedió hoy (por ayer) más o menos a las 11.30 de la mañana, que fue cuando nos levantamos", señaló el escolta bahiense en comunicación telefónica con "La Nueva Provincia".


 "En realidad no lo esperaba. Perdí un poco las esperanzas cuando leí las listas de los posibles drafteados. Pero igual te digo que esto no significa nada, para mí sigue todo igual", agregó desde su habitación de la ciudad de Macapá (Brasil), donde se encontraba con la Selección a la espera del segundo encuentro amistoso frente a Brasil.


 --¿Te parece que no cambia nada?


 --Bueno... un poco. Ahora mi nombre ya no es el mismo, porque estar drafteado por un equipo de la NBA te hace un poco más importante y te hace sentir más cerca del mejor básquet del mundo.

En vivo y en directo




 "La Nueva Provincia", 26 de julio de 1999:


 "Estoy un poco caliente porque anduve mal para el aro, como en todo el torneo. Aunque ya es un hecho muy importante para mí que te vengan a ver".


 Así definió Emanuel Ginóbili su actuación frente a los Estados Unidos, en el torneo disputado en el Roberto Clemente, de Puerto Rico.


 En una platea estuvo Gregg Popovich.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 "Traté de olvidarme y hacer mi juego sin presiones. Apenas hablé con él, fue una presentación formal y nada más", explicó el zurdo.


 Consultado por un periodista estadounidense sobre los aspectos que debía mejorar para llegar a la NBA, Manu habló de la parte física.


 "Siendo más bajo que yo, Tim Hardaway tiene el doble de mi espalda. Me hace falta un trabajo programado con pesas y algo de tiempo. Pero en dos años se podrá hacer una evaluación más seria para saber si estoy en condiciones de jugar en ese nivel, que es muy alto", opinó Gino.

La presentación




 "La Nueva Provincia", 20 de julio de 2002:


 "Llego para aprender y demostrar que puedo jugar en la NBA, pero no me puse ninguna meta especial que no sea la de darlo todo dentro del campo como siempre lo hago", indicó Emanuel, en su presentación oficial en San Antonio.


 Buck Harvey, columnista del diario "San Antonio Express-News", definió a Manu como un escolta veloz, con una muy buena capacidad atlética y que se destaca por sus penetraciones, pero que además tiene tiro de tres puntos.


 "Sabemos que puede crear jugadas a partir de su buen manejo de pelota y que sabe cómo finalizarlas cerca del aro", destacó.


 "Cuando era chico nunca pensé en jugar en la NBA. Era muy grande para mí. Era un mundo diferente. Pero cuando fui creciendo se convirtió en mi objetivo", remarcó Manu.


 El bahiense llegó con el sustento de la franquicia, que hace ya bastante tiempo viene observando y analizando su permanente evolución.


 "Pasó de jugador desconocido a ser, quizá, el mejor basquetbolista fuera de la NBA. La ventaja que tiene es que jugó internacionalmente contra los jugadores de la NBA por tres o cuatro años. La Euroliga es el mejor nivel de competición en el mundo fuera de nuestra liga", avaló R.C. Buford, manager general de San Antonio.

La despedida




 "La Nueva Provincia", 25 de septiembre de 2002. Ginóbili embarcó en Bahía con destino NBA.


 --¿Es el viaje que emprendés con mayor expectativa?


 --Por expectativa sí, pero no sé si el que me crea más dudas. A pesar de que el cambio es grande, no tengo tantas dudas como cuando llegué a Kinder. Tenía mucho más miedo y respeto por el de al lado. Estoy seguro de que puedo llegar a hacerme mi lugar y que me puede ir bien.


 --¿Qué te genera mayor expectativa de ese mundo?


 --El día a día. No me imagino cómo es, ni de qué manera me iré a adaptar; a tomar el día del partido como uno más, porque ahí se juegan tres o cuatro partidos por semana, entonces hay que afrontar cada presentación como algo cotidiano. Y no me imagino cómo voy a reaccionar. Para mí cada partido es como el último. Después, el modo de vida americano, tampoco sé cómo me voy a acostumbrar, aunque el hecho de tener al lado a mi novia (Marianela Oroño) seguramente me va a beneficiar, al margen de que estaré solo ante un mundo distinto.

"Ante todo, no quedé ridículo"




 Y llegó ese día especial. El martes 29 de octubre de 2002, en el colmado Staples Center, con 19.000 espectadores.


 "Estoy contento. Jugué un poco más de lo esperado", dijo Manu, tras la victoria de los Spurs ante Lakers, por 87 a 82.


 Emanuel ingresó por Steve Smith, restando 3m15 para el final del primer cuarto. Su primer lanzamiento y conversión fue un triple, el primero del partido, poniendo arriba a su equipo 22-13.


 Completó su planilla con 7 puntos (1-4 en t3, 2-5 en t2, una volcada y una bandeja), 4 recuperos, 3 asistencias, 2 rebotes y 2 pérdidas.


 Le tocó defender por momentos a Kobe Bryant, a quien le robó un balón.


 "Creo que me fue bastante bien. A nadie le va bien contra Kobe. Ante todo, no quedé ridículo", admitió Manu.


 El DT no escatimó elogios.


 "Manu nos ganó el partido", resaltó Popovich.


 "Sin él y (Speedy) Claxton, no hubiésemos ganado. Su pase en la línea de fondo a Danny (Ferry) para el tiro de tres fue tremendo. Estuvo fantástico", agregó.


 Pasaron 10 años y para sintetizar lo que fueron sus 10 temporadas en la NBA, sólo alcanza con mencionar que tiene tres anillos de campeón, que es el jugador en actividad más ganador de la NBA (481-186/72,1%) y el cuarto de la historia (con 71,3%), detrás de K.C. Jones, Tom Heinsohn y Larry Bird. ¿Algo más?


 "10 años después mejor reir, que llorar...", canta Calamaro. Y Manu también...

Como Chapu




 Una simple coincidencia: el día que Manu debutó en la NBA, Andrés Nocioni, siete años menor, lo hizo en la Liga Nacional jugando para Racing, ante Olimpia.

Fernando Rodríguez
ferodriguez@lanueva.com






Mustang Cloud - CMS para portales de noticias