A 50 AÑOS DEL ESTRENO DE "COMBATE!"

"Jaque Mate Rey Dos, aquí Torre Blanca"

28/10/2012 | 09:00 | La temática bélica es, desde siempre, un lugar común en la industria del cine y la televisión estadounidense, así como de Europa y algún otro país extracontinental también. El horror de la guerra y sus secuelas en los pueblos, lo peor del ser humano que descarga sobre sí mismo en masa, casi desde su génesis, ha sido (y es) un recurrente y redituable negocio además de expresión artística para la cinematografía, y más acá la televisión.




 La temática bélica es, desde siempre, un lugar común en la industria del cine y la televisión estadounidense, así como de Europa y algún otro país extracontinental también.


 El horror de la guerra y sus secuelas en los pueblos, lo peor del ser humano que descarga sobre sí mismo en masa, casi desde su génesis, ha sido (y es) un recurrente y redituable negocio además de expresión artística para la cinematografía, y más acá la televisión.


 Y Estados Unidos, como meca del séptimo arte y por qué no de la pantalla chica, obviamente fue precursor en este rubro y marcó --lo sigue haciendo, aunque hace rato que no incursiona-- la forma y el rumbo en esta manera de entender el entretenimiento.


 Hoy se producen muchas y muy buenas series, pero sin duda que la década de los '60 fue la época dorada de las tiras televisivas que hicieron historia y aún la siguen signando a través de repeticiones.


 Hace 50 años, más precisamente el 2 de octubre de 1962, la cadena ABC ponía en el aire por primera vez a la serie Combat!> (el signo de admiración al final del nombre estaba representado por una bayoneta), que en Argentina, como en los demás países de habla hispana, se llamaría Combate!.

La más larga.




 Fue la tira bélica por excelencia y la más larga de la historia, ya que duró cinco temporadas ininterrumpidas (cuatro en blanco y negro y la última en colores) en las que se rodaron 152 capítulos de 50 minutos de duración, hasta que fue cancelada el 29 de agosto de 1967.


 La reemplazó otra serie de guerra, Garrison's Gorilas (aquí, Los comandos de Garrison), aunque ésta duró apenas una temporada y no tuvo ni cerca la trascendencia y fama de su antecesora.


 Ambientada en el año 1944, a partir del desembarco aliado en las playas de Normandía (Francia) durante la Segunda Guerra Mundial, narraba las andanzas del segundo pelotón de la Compañía K del ejército norteamericano en la Francia ocupada por las tropas nazis.


 Su misión generalmente consistía en realizar patrullajes de avanzada en las líneas enemigas para llevar información al mando aliado o efectuar algún tipo de sabotaje contra las fuerzas invasoras, generalmente tratando de evitar el enfrentamiento directo.


 El staff estaba compuesto por seis personajes fijos: Rick Jason, como el teniente Gil Hanley; Vic Morrow, como el sargento Chip Saunders; Jack Hogan, como el soldado William G. "Wild Man" Kirby; Pierre Jalbert, como Paul "Caje" Lemay; Dick Peabody, como "Little John"; y Conlan Carter, como el "Doc".

Algunas diferencias.




 En el primer ciclo, el elenco tenía algunas diferencias en cuanto a sus integrantes: el papel del "Doc" estuvo encarnado por Steven Rogers, mientras que también participaron los actores Tom Lowell como Billy Nelson (temporadas 1 y 2), y Shecky Greene, como Braddock, quienes no tuvieron continuidad. En el último año se agregó William Bryant, como McCall.


 Además de los muy buenos guiones y el interesante trasfondo de las historias, Combate! tuvo varios directores y algunos destacados como el caso de Robert Altman, quien también la produjo en la primera temporada. Otros fueron John Peyser, George Fenady, Sutton Roley, o Bernard McEveety, por sólo citar a algunos.


 Aquí cabe destacar el aporte de Vic Morrow, quien también supo dirigir algunos capítulos aprovechando conocimientos académicos adquiridos, a partir de los cuales pudo desarrollar esta doble labor.


 La trama básica giraba alrededor de una compañía comandada por el recientemente ascendido teniente Hanley --el único militar de carrera, y que en el capítulo piloto del desembarco en Omaha Beach (A day in june, el 11º en la cronología) era todavía sargento--, quien primero compartía con Saunders el gusto por las mujeres, pero después tuvo encuentros y desencuentros con su subalterno (aunque siempre manteniendo mutuo respeto) a lo largo de la tira.

Civiles alistados.




 El sargento, en cambio, era un civil alistado como el resto de los demás soldados, con un gran sentido del deber, exigente y duro con su tropa, pero comprensivo detrás de su actitud ruda. Se consideraba responsable de la vida de sus subordinados y más de una vez se autoculpó de la pérdida de alguno de ellos.


 "Caje" era como la mano derecha del sargento, un tipo muy confiable, hábil de movimientos, y como descendiente de franceses (Pierre Jalbert era canadiense de Québec) solía oficiar de intérprete con la gente del lugar.


 Kirby era el eterno imperfecto, protestón y pendenciero, que solía hacerse acreedor a las reprimendas del sargento, aunque en combate siempre mostraba su valor.


 Little John tenía la típica imagen del chico grande. Era un hijo de granjero buenazo que provenía del campo, a veces ingenuo y torpe, pero no tonto.


 El Doc (al igual que Little John, nunca se mencionó su nombre en la serie) era exempleado de una tienda en la vida civil, que una vez enrolado hizo un curso de enfermería en el ejército. De carácter calmo y conciliador, solía ser el nexo entre los soldados y el sargento cuando surgía algún problema entre ellos.

Antecedentes militares.




 Curiosamente, todos los actores que protagonizaron la serie sirvieron en las fuerzas armadas de Estados Unidos durante algún tiempo (menos Jalbert, que lo hizo en el ejército canadiense como instructor de esquí), es decir que tenían antecedentes militares.


 Más allá de esto y previo al inicio del rodaje, el staff realizó un período de instrucción en el ejército estadounidense para familiarizarse con algunas técnicas de combate.


 Un distintivo de Combate! fue su música, compuesta por Leonard Rosenman, y basada en compases de marcha militar, dinámica y pegadiza (tuvo varias versiones), que en su apertura acompañaba al nombre de la serie y sus dos protagonistas principales, mechando sonidos e imágenes virtuales (ya en aquella época) de explosiones; servía de fondo al desarrollo de algunas secuencias y cerraba el capítulo con los créditos del programa.


 De los cinco ciclos que duró, cuatro fueron en blanco y negro y el último en colores. Los primeros contuvieron un introito en off e imágenes reales de archivo de la Segunda Guerra Mundial. En general tuvo más aceptación en blanco y negro que en colores, ya que las acciones, escenarios y decorados se adaptaban mejor.


 Inclusive, a Vic Morrow tampoco le agradó el cambio: "El color le quita realismo y además no se pueden utilizar secuencias verdaderas de guerra", había dicho.

Actores invitados.




 Otra característica fue la actuación como invitados de figuras de primera nivel. Charles Bronson, Robert Duvall, Telly Savalas, Ricardo Montalbán, Sal Mineo, James Coburn y John Casavettes, entre otros, ya sea como americanos o enemigos, pasaron por las filas de la tira.


 Si bien dado su presupuesto propio de una serie de TV, no de una producción cinematográfica, Combate! respetaba bastante aceptablemente el rigor histórico en cuanto a uniformes, armamento, vehículos y escenografía.


 Pero no todo era para halagar. En la habitual trama, la serie hacía agua en el desempeño que se les otorgaba a los soldados alemanes, que eran literalmente barridos en la mayoría de los enfrentamientos, cuando no eran infantilmente sorprendidos, o protagonizaban actitudes (al disparar o no cubrirse del fuego enemigo) absolutamente divorciadas de las más elementales reglas del combate terrestre.


 Más allá de ser un signo común de todo lo filmado en los Estados Unidos, quizás tenga algo que ver el hecho de intentar de este modo mantener en alto la moral de las tropas norteamericanas que por esa época libraban la guerra de Vietman, en la que no les iba del todo bien.


 Luego de la cancelación de la serie, ninguno de los dos principales protagonistas ni tampoco los de reparto volvieron a saborear las mieles del éxito que los hizo famosos. Ni tampoco una serie bélica volvió a tener la misma repercusión, tanto en su país de origen como en Europa y América Latina.


 Sólo algo parecido hubo hacia fines de los '80 con Nam, Primer Pelotón, ambientada en la guerra de Vietnam, que duró tres temporadas y tuvo escasa trascendencia fuera de los Estados Unidos.




Trágicos finales









 Vic Morrow y Rick Jason no sólo compartieron el protagonismo central de Combate!, sino también el destino de tragedia que marcó el final de sus vidas.


 El recordado sargento Saunders murió el 27 de julio de 1982 durante la última etapa del rodaje de la película The twiligth zone: The movie (aquí se conoció como La dimensión desconocida: La película, uno de cuyos directores era Steven Spielberg), en una escena de alto riesgo.


 Morrow debía cruzar corriendo un curso de agua con dos niños vietnamitas en brazos (la historia estaba ambientada justamente en la guerra de Vietnam), en medio de un bombardeo.


 Una de las explosiones desestabilizó al aparato, que se precipitó a tierra decapitando literalmente al actor norteamericano y a uno de los chicos. El restante murió aplastado por la aeronave, mientras los tripulantes resultaron ilesos.


 El accidente produjo un prolongado proceso judicial y generó en los Estados Unidos, reformas laborales para proteger a los menores de edad, además de extremar la seguridad en los sets cinematográficos.


 Por su parte, Rick Jason decidió terminar con su vida el 16 de octubre de 2000 con un disparo en la cabeza. Poco tiempo antes había asistido a un evento de reencuentro de los actores "veteranos" de Combate!.


 Después de la serie continuó con su carrera actoral en el teatro y participando en conocidas series de TV como Mujer policía, Matt Huston, Mujer Maravilla, La Isla de la Fantasía y Dallas, entre otras.


 Richard Jacobson, tal su nombre verdadero, era además talentoso como pintor, escultor, ceramista, escritor, fotógrafo y en la cocina. Sabía trabajar el cuero, la madera, en electrónica, entrenar perros y tenía un negocio de vinos, además de dominar varios idiomas: castellano, francés, italiano y chino.


 Las causas de su suicidio siguen siendo un misterio.







Mustang Cloud - CMS para portales de noticias