ENFOQUE

El día que Olimpo le ganó a River en el Monumental

15/5/2005 | 09:00 | Por Osvaldo De Rosa/"La Nueva Provincia".


 El fútbol, como tantos aconteceres de orden pasional, tiene episodios adornados con valores especiales. De esos que se inscriben como elementos que juegan entre la emoción y el orgullo de haberlos vivido por quienes, por sentimiento, se sienten con derecho a disfrutarlos de manera especial y, también, a colocarlos en una escala de valores que pretende rasgos históricos.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 Ayer, Olimpo agregó a su trayectoria uno tan trascendente como impensado. Le ganó a River, en el Monumental. Todo un privilegio para esta generación de aurinegros que, con la permanencia del equipo en la división mayor del fútbol argentino, quiere sacarle ventaja a las anteriores en eso de tener cosas para contarle a los nietos.


 Y aunque el 2-0 de ayer recorrió el país con la fluidez de que es capaz la televisión, quién le quita a ese no muy numeroso grupo de hinchas que lo palpó desde el propio cemento de Núñez --de la más exultante manera que cabía exponer-- reservarse el derecho que le darán años, de decir: "Yo estuve, no sabés lo que fue".


 Los avatares de la competencia podrán asignarle a los tres puntos mayor o menor gravitación final. Pero ese es otro tema.


 Acá se trata de lo que dirá la historia, el gran lugar que seguramente tendrá reservado en algún libro de aniversario y, sobre todo, en el memorioso boca a boca, "el día que Olimpo le ganó a River en el Monumental".

Osvaldo De Rosa/"La Nueva Provincia"





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias