Un problema de cada verano

Intenso calor y falta de lluvia, el combo ideal para los incendios de pastizales

15/1/2022 | 07:30 |

Desde fines del año pasado se ha incrementado notoriamente la cantidad de emergencias de este tipo a las que acuden los diferentes cuarteles de bomberos y la guardia de Defensa Civil municipal.

Fotos: Emmanuel Briane y Archivo LN.

   Las imágenes de los incendios de pastizales ocurridos en las últimas jornadas en el barrio La Reserva o en el Complejo Zibecchi del Club Liniers sorprendieron por su magnitud, aunque no hacen más que reflejar una problemática que cada año se produce frente al arribo de las altas temperaturas.

   Los distintos cuarteles se preparan para afrontar meses en los que la actividad es constante y demanda muchas horas de trabajo y esfuerzo.

   José Luis Henríquez, quien se encuentra al frente de Defensa Civil, indicó que desde fines del año pasado se incrementó notoriamente la cantidad de salidas que cubre la guardia de esa repartición municipal por este tipo de episodios.

   Detalló que durante noviembre de 2021 tuvieron participación en 258 incendios, de los cuales 209 tuvieron que ver con pastos naturales arrasados por el fuego.

   En diciembre las estadísticas tuvieron un leve descenso, ya que trabajaron en 243 siniestros, con 202 relacionados al tema en cuestión.

   Durante estos dos meses el personal, junto a los distintos cuarteles de bomberos de la ciudad, intervinieron en un promedio de 6 siniestros diarios.

   A lo largo del año pasado se produjeron 654 incendios de pastos naturales, resultando uno de los eventos más reiterados, solo por detrás de los incidentes de tránsito (2287).

   El primer mes de 2022 también trajo aparejado una importante actividad, ya que en las primeras dos semanas debieron intervenir en 46 hechos de este tipo, ante un total de 77 eventos.

   “Se incrementaron muchísimo estos casos. En temporada normal, de tener 4 o 5 incendios diarios, hoy tenemos algunas jornadas de 10 incidentes de este tipo. Esto provoca que no se de a basto, porque no es solo ir y sofocar ese incendio, sino que se abren abanicos o se extienden, entonces tenés que tener apoyo de otros cuarteles y suministro de agua. Se magnifica la situación en la temporada estival. Por el intenso calor y la sequedad de los terrenos, el riesgo de incendio es altísimo”, describió Henríquez.

Prevención

   Indicó además que cuando llegan las temporadas de calor “hacemos un relevamiento y enviamos por nota a los distintos delegados y al área de Mantenimiento Urbano de la comuna el listado para que intime a los propietarios para tener el pasto corto y limpios los terrenos. No solo los pastizales se deben atender, sino también evitar la acumulación de basura, porque puede haber ciertos objetos que con el sol, como por ejemplo el vidrio, pueden comenzar el fuego”.

   Ante la intensa tarea de estos días, Henríquez comentó que con anterioridad se toman una serie de recaudos. 

   “Lamentablemente sabemos que va a haber mucho trabajo, entonces nos preparamos para eso. Los delegados municipales saben que tienen que estar alerta para colaborar con regadores y los cuarteles de bomberos están permanentemente listos para salir. La respuesta en todos los casos va a ser rápida”.

Complicaciones

   La titular del cuartel de bomberos voluntarios de General Daniel Cerri, Andrea Tuminello, consideró que los dos primeros meses del año serán difíciles.

   “De acuerdo a mi experiencia, que puede fallar, porque en otros años tuvimos una cantidad que era distinta a la esperada, vienen complicados, porque se acercan días de temperaturas muy altas, sin lluvias y vientos fuertes, cuestión que caracteriza a la región”.

   Mencionó que el cuerpo de la vecina localidad intervino en más de 20 incendios forestales desde noviembre a esta parte, aunque indicó que la mitad de ellos se produjeron en los primeros días de este mes.

   “En lo que queda de enero y febrero van a haber semanas de mucho calor y si no hay lluvias la situación va a ser difícil. Hay pastos muy secos y la humedad del piso es baja, por lo que se crea una situación propicia para este tipo de incendios”.

Medidas

   Días atrás, y mientras bomberos combatían intensos incendios en la Patagonia, el Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, declararon la “emergencia ígnea en todo el territorio nacional” por un un año, en función del riesgo extremo de incendios de bosques y pastizales. 

   El secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, consideró que hay “un escenario que puede tender a repetirse de manera recurrente en el tiempo, es decir, un período de sequías prolongadas, de corrimiento de las temporadas secas en cada estación y de temporadas sin lluvias”.

   “Muy probablemente, como resultado del cambio climático, puedan presentarse temporadas de fuego a lo largo de todo el año, situación que implica un abordaje muy diferente al que veníamos teniendo hasta ahora”, advirtió.

   De la misma forma, ante las altas temperaturas que se registran en gran parte del territorio nacional, sumado al período de sequía pronunciada, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, advirtió sobre un aumento en las condiciones de peligrosidad de ocurrencia de este tipo de hechos, por lo que recomendó extremar las medidas de prevención.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias