Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 20 de mayo

Desafectación y sumario interno para un jefe policial de la región

La fuerza bonaerense dispuso la medida contra el oficial inspector Maximiliano Fogel, a quien se lo condenó por sustraer y ocultar presentaciones y actuaciones judiciales en Coronel Suárez.

Asuntos Internos lleva adelante una investigación administrativa para analizar la conducta de Fogel. (Archivo-LN.)

   Un efectivo policial que hasta hace poco tiempo estuvo al frente de la subestación de Sierra de la Ventana, fue separado preventivamente de la fuerza por faltas graves en su actividad, entre ellas haber sido condenado por la Justicia por sustraer y ocultar denuncias y actuaciones judiciales cuando prestaba servicio en Coronel Suárez.
   La Auditoría General de Asuntos Internos dispuso la medida “cautelar” contra el suarense Maximiliano Federico Fogel, quien había alcanzado el rango de oficial inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.
   El auditor general Darío Ricardo Díaz firmó la disposición el 1 de diciembre pasado, aunque la noticia del apartamiento del funcionario público recién se conoció en los últimos días.
   El organismo dependiente del ministerio de Seguridad bonaerense resolvió además iniciar una investigación sumarial administrativa al agente desafectado, a fin de analizar su “conducta disciplinaria” en relación con los hechos por los cuales se lo procesó judicialmente.
   Según indica la resolución a la que La Nueva tuvo acceso, entre el 22 de marzo de 2010 y enero de 2014, Fogel presuntamente incurrió en “faltas graves de competencia y con intervención originarias de la AGAI, que constituyen abuso funcional”.
   “Del estudio preliminar de estos actuados y sin perjuicio de encontrarnos en plena etapa investigativa, con las probanzas adunadas al presente, se desprende que el efectivo en cuestión habría mantenido una conducta que, prima facie, encuadraría en los artículos 198, inciso `h´; 202, inciso `c´ y `g´; y 205, inciso `o´ del decreto 1050/09”, se detalla en el documento.
   El supuesto accionar indebido del sumariado implica “cometer, por acción u omisión, todo acto que importe el incumplimiento de un deber legalmente impuesto al personal policial por las normas que rigen su actuación, en tanto se verifique de este una muy grave afectación a la operatividad”.
   Este proceder afecta la “imagen pública” de la institución, de acuerdo con el primer artículo mencionado.
   Otro de los supuestos que representa una falta es “haber sido condenado judicialmente a pena privativa de libertad, aun de ejecución condicional y/o inhabilitación para el ejercicio de la función policial, en tanto dicha condena se encuentre firme”.
   “Cometer, por acción u omisión, todo acto que afecte gravemente el prestigio de la institución o la dignidad del funcionario, o cuando de ello resulte un perjuicio”, es otra infracción que perjudica la “ética y honestidad” de un funcionario.
   Fogel, asimismo, habría cometido faltas que afectan la “racionalidad y la legalidad en la actuación”, según el artículo 205.

Resolución


   El 8 de abril de 2020, el juzgado en lo Correccional Nº 2 de esta ciudad condenó a Fogel a cumplir la pena de dos meses de prisión de ejecución condicional, y lo inhabilitó por el mismo término para el ejercicio de la función policial.
   El fallo quedó firme el 15 de julio de ese año.
   El trámite de la causa, caratulada como “incumplimiento de los deberes de funcionario público y sustracción y ocultamiento de objetos custodiados en Coronel Suárez”, estuvo a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 18, que analiza, entre otros casos, hechos en los que se encuentran imputados funcionarios públicos.


   Díaz decretó la desafectación del servicio de Fogel “atento las graves consecuencias que derivarían de la conducta analizada”, sin perjuicio del resultado del sumario que se instruye para “deslindar responsabilidades administrativas atribuibles a la conducta seguida por el sumariado”.
   La medida procura además “evitar el posible entorpecimiento de la investigación, conforme a lo establecido en los artículos 13, inciso `c´, y 19, inciso `b´ de la ley 13.982, así como de las atribuciones conferidas por el artículo 133 del decreto 1050/09”.
   El auditor general de Asuntos Internos ordenó también que el exnumerario de 39 años constituya domicilio y entregue los elementos provistos por la fuerza de seguridad.
   Una importante fuente de la Policía Comunal de Tornquist señaló que se está a la espera de la resolución final de la AGAI sobre la situación de Fogel, quien tuvo como último destino la sede policial de Sierra de la Ventana, donde se desempeñó durante “aproximadamente tres años”.
   “Al efectivo no se lo exoneró de la fuerza sino que está desafectado, es decir, que se lo removió de la institución hasta que Asuntos Internos, en La Plata, resuelva la investigación administrativa”, explicó el informante.
   En el partido tornquistense, Fogel comenzó a ejercer sus funciones en la comisaría de la cabecera del distrito y posteriormente fue jefe en las dependencias policiales de Villa Ventana y Sierra de la Ventana.

 

La contracara


Distinción. En diciembre de 2020, con motivo de conmemorar el 199 aniversario de la creación de la Policía bonaerense, el intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, reconoció la labor de Fogel al mando de la repartición de Sierra de la Ventana.


En Suárez. El investigado también había sido distinguido entre los policías destacados durante 2009, cuando cumplía funciones en Coronel Suárez.


Actuación. Tuvo un rol preponderante para concretar en marzo de 2021 la aprehensión de Juan Mario Gerling, acusado de robos mediante el uso de clavos "miguelito".