Tarot, mente y emociones: qué dicen las cartas sobre el país y lo que vendrá

16/1/2022 | 06:30 |

Cada vez más personas recurren a esta terapia para buscar una guía en tiempos de tanta incertidumbre. La tarotista Betty Damiani nos cuenta qué le depara a la ciudad y a la gente en el año 2022, en plena crisis económica y luchando contra el Covid.

Betty Damiani muestra el Tarot de Marsella. Fotos: Emmanuel Briane - LaNueva.

Laura Gregorietti

lgregorietti@lanueva.com

 

   Betty Damiani nos recibe en su cubículo de calle Thompson, casi esquina Villarino. El lugar destila luz, colores y energía de la buena.

   La mesa es chiquita y redonda, "para que las energías circulen", dice sonriendo mientras busca su Tarot de Marsella, unas cartas redondas y a simple vista, muy elaboradas en sus diseños.

   Sabemos que a falta de evidencia más antigua, el mazo del Tarot -que son 78 cartas distribuidas en arcanos mayores y arcanos menores- probablemente se inventó en el norte de Italia en el siglo XV y se introdujo en el sur de Francia cuando los franceses conquistaron Milán y Piamonte en 1499.

   De entrada y mientras mezclo los naipes, Betty aclara que las cartas no rigen nuestra vida, son para aconsejar, para hacer preguntas. "No hay que fanatizarse". Pero hay más: también están la numerología, la colorterapia y la gemología para ayudarnos en el día a día y con las distintas problemáticas.

   "Lo único en lo que no creo es en los 'trabajos', no creo que alguien pueda amarrar a la persona que quiere, si te ofrecen hacer eso, sospechá. Estaríamos todos enamoradísimos y en pareja, algo que no se ajusta para nada a la realidad", advierte.

   Según cuenta, cualquier talismán no tiene poder por sí mismo, sino que se lo otorga uno a partir de que concentra su propia energía en ese objeto.

   "Si yo estoy aferrada a una turmalina para protegerme de las energías soy consciente de que está generando un campo energético que me defiende de ondas negativas. Si bien vienen de la Tierra y cada una tiene su propiedad, los efectos y poderes de las piedras no están probados científicamente como la colorterapia, que sí está estudiado cómo funciona en la mente humana y por eso se aplica en el marketing cuando quieren venderte algo. Nuestra mente crea, si nos concentramos podemos generar cosas buenas de la misma manera que podemos enfermar pensando en las malas, porque la mayoría de los padecimientos tienen origen emocional. Hoy hay mucho odio en el ser humano y eso hace estragos en el cuerpo y el alma.

   "Si la mente y las emociones están en equilibrio, el cuerpo físico permanece sano y tenemos un aura -que es lo que se expande por fuera del cuerpo físico- que hace las veces de escudo espiritual. Lástima que el ser humano no cuide su parte espiritual de la misma manera que cuida su físico, siendo que es algo sencillo y gratificante que se puede canalizar a través de la meditación, el yoga, reiki, cualquier arte marcial o arte. Porque si vos te pones a pintar, dibujar o tocar música ya con eso estás alimentando tu espíritu", cuenta.

Los números y las cartas

   Si tomamos la fecha de la fundación de Bahía Blanca, el 11 de abril de 1828, ya Betty nos adelanta que el 11 "es un número maestro, fuerte y muy espiritual, que no se suma".

   "Nuestra ciudad lleva como número el 7. Un número muy místico: 7 son los días de la semana, 7 son las notas musicales y los colores primarios y cada 7 años, se cambia el nombre a los huracanes, para 'bajarle' la intensidad, porque es un número que potencia".

   En concreto, los números hablan de nuestra ciudad como un lugar con una estructura rígida, pero de crecimiento constante.

   "Bahía no va a parar de crecer, tiene que romper con estructuras y cambios y darse lugar a crecimientos desde otro lugar. Los cambios son muy importantes porque no parará de crecer en los próximos 20 años, no hay un parate. Será un lugar bueno para invertir, para generar trabajo, el que tenga un problema podrá recomenzar y tendrá revancha. Por otro lado, en la Argentina, si tomamos como referencia el día de la fundación definitiva de Buenos Aires, que también fue un día 11, pero de junio de 1580, las cartas hablan de un país que siempre va a tener fracasos y estancamientos y que replicará la mayoría de las cosas que pasan en la Madre Patria. Lo que suceda en España, en algún momento se dará acá.  Tenemos un período difícil, duro, varios años para salir adelante".

   En el tema Covid, las cartas cuentan que el país seguirá dando batalla.

   "Se va a lograr salir de esto. Para este año, las cosas van a empezar a cambiar y en 2023 se vislumbra una solución. No van a encerrarnos otra vez y vamos pelear hasta lograr la inmunidad natural. Tendremos algunas crisis, pero una carta que indica la destrucción total a su vez, nos augura un recomenzar mucho mejor, evolucionados, con cosas aprendidas casi de manera natural".

   El tiempo marca, a través de la historia y los años, una constante: las epidemias. Ya sean creadas por el hombre o no, resultan ser cíclicas, y son etapas a vivir. Se cierra un ciclo y en 40-60 años llegará el día de enfrentar otra.

   "Hace cientos de años, las epidemias se daban por causas naturales, pero ahora el hombre colabora, creando virus y bacterias que 'por ahí se escapan de los laboratorios', porque justamente al haber evolución, más sanidad y mejores condiciones de vida, ya no es tan común que aparezcan tan seguido. Pero no hay que perder de vista todos los beneficios que para algunos sectores genera todo esto".

   En la próxima ronda, el as de oro sorprende a Betty.

   "En lo económico parece que por fin nos irá un poco mejor. Tenemos el as de oro que es abundancia, golpe de buena suerte. El 7 es la vida, y los chicos a pesar de que los tratemos de destruir con tantas trabas a la educación y desvalores, siempre emergen jóvenes brillantes que serán los encargados de encontrar la solución para poner de pie a este país. Parece que siempre, a pesar de todo, tenemos las chances para salir adelante".

   Pero, entonces, ¿qué le impide salir del fondo a la Argentina?

   "La respuesta es clara y está en otra carta: la espada de los gobernantes. La falla es arriba. El rey de espada es egoísta, egocéntrico, porque tradicionalmente, los que tienen el poder solo piensan en ellos. El problema es que el pueblo, a pesar de toda su sapiencia, no logra captar la verdadera identidad del político, su esencia. Nos salva la buena suerte y la inteligencia natural que tiene el argentino, somos buscavidas y hacemos lo que sea por progresar y estar bien, y la prueba está que país al que vayas, seguro te cruzás con un coterráneo que está rebuscándoselas para salir adelante. La política no es mi tema, yo no entro en debate con nadie porque cada uno tiene sus razones, pero volvemos siempre a la eterna lucha entre el bien y el mal, porque existe Dios y existe el diablo y cuando te sentás en el trono buscar el equilibrio se puede complicar porque entran en juego muchos poderes -como el económico- y el lado déspota de cada uno. Son muchas cosas que hay que tener en cuenta".

Quién es Betty

   Agnóstica e iniciada en una filosofía de vida conocida como Tao, Adriana Beatriz Damiani nació en el seno de una familia católica, un 11 de junio a las 11, en la habitación 111 de Maternidad.

   Durante los últimos 30 años ejerció el Tarot a modo de hobby, mientras se desempeñaba como operaria comunitaria en prevención de adicciones.

   "Pero fui volcando en mí tantas horas de estudio y energía que me quedé con el Tarot. Y sigo estudiando y leyendo, porque es un tema que me apasiona. Yo soy un alma libre, aunque me hayan criado en un ambiente católico, porque soy partidaria de que cada uno tiene que investigar su camino y sus valores. A mis hijas traté de inculcarles primordialmente el respeto, porque siempre les recuerdo que la verdad es como un puño: desde tu lado me decís que es un agujero chiquito, desde mi lado veré un agujero más grande y el que ve el puño de frente, me dirá que solo ve dedos. Mirá que fácil, en una imagen de un puño hay tres verdades diferentes. Así debemos vivir, respetando al de al lado y sus ideas, que no se persiga a nadie y en paz".

   Betty explica que su misión es ayudar con las cartas a buscar herramientas espirituales, porque cada uno tiene un problema diferente que nada tiene que ver con la religión.

   "Siempre me pregunté por qué existe tanta oposición de los católicos con ciertas creencias populares, como por ejemplo la cinta roja del brazo o la cura del empacho, si en realidad para curar el empacho se invoca a tres santos y el color rojo de la cinta remite a la sangre de Cristo. Creo que si todo partiera desde la base del respeto a lo distinto las cosas serían distintas, porque cuando nos volvemos extremistas y nos creemos portadores de una única verdad se pudre todo. El manejo del Covid es un ejemplo, se usó para dividir, si me vacuno o no me vacuno, pero claro… divide y reinarás dice el dicho".

   Betty no es muy afecta a la redes sociales pero sí está pendiente de su teléfono, al que la gente puede comunicarse: 291-439-4467

En primera persona

   * "Yo soy taoísta porque creo en la reencarnación, en el karma, creo que todo se paga en esta vida y en la próxima. Todo vuelve 7 veces y a veces no se paga en uno mismo, que es lo peor, se paga en un hijo, en un nieto. Por eso es clave cuidar lo que uno dice y hacer, ser las mejores personas posibles".

   * "El alma tiene memoria kármica, manda señales en cuanto a lo que te falta evolucionar. Hay que ser intuitivo y dejar quieta la mente y trabajar desde la intuición. Entonces el alma te va guiando, donde te necesitan y a encontrar tu don, porque todos tenemos dones, todos somos maestros. 

   * "Los pensamientos negativos, se cancelan. Qué mejor manera de hacerlo que con el Hoʻoponopono, una tradición hawaiana que habla de repetir las palabras "Lo siento perdóname, gracias, te amo. Esos pensamientos los rodeamos de luz y los revertimos en algo bueno".

   * "Si vas con tu aura en positivo, te pasan cosas maravillosas. A mí me pasan cosas hermosas todo el tiempo. Me tiño el pelo del color que me guste y en lugar de decirme la gente 'mirá que vieja ridícula' me regala cosas o me dice lo lindo que me queda".

   * "Hay tres No que son claves en la vida. No estés donde no quieras, no estés con quien no desees y no hagas lo que no sientas. Vos podes ayudar hasta el límite en que empieza a dolerte en carne propia. Ahí ya no podes ayudar, porque te estás involucrando. Ese es el límite".

   * "Siempre trato de tener presentes los 4 acuerdos toltecas para la vida del doctor Ruiz, en virtud de no lastimar a nadie. Ellos son: Sé impecable con tus palabras; no tomes nada como personal; no adivines ni supongas y hacé siempre lo mejor que puedas".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias