Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

El tenis bahiense, de luto por la pérdida de un socio y sacudido por los daños

Una de las víctimas en Bahiense del Norte disputaba los certámenes amateurs de nuestra ciudad. 

Foto: Archivo Circuito Bahiense. Federico Dúo fue una de las víctimas en Bahiense del Norte.

El tenis bahiense, como toda la comunidad de la ciudad, está de luto a raíz del temporal fatal del pasado sábado, el cual se cobró la vida de Federico Dúo, jugador y amigo del circuito amateur local. 

Socio del club Pacífico, Dúo fue una de las trece víctimas tras el derrumbe en Bahiense del Norte (también falleció su mujer, María Laura Rodríguez); tenista que hacía más de una década disputaba torneos en nuestra ciudad. 

"Con profundo dolor y tristeza, despedimos a Federico Duo, un gran amigo del Circuito Bahiense. Enviamos nuestras más sentidas condolencias y fuerzas a su familia, amigos y seres queridos en este momento tan difícil. Siempre te recordaremos, Fede", expresó el Circuito Bahiense de Tenis. 

Nada se asemejará a ese dolor irreparable, sin dudas. 

En un segundo plano habrán quedado los daños y pérdidas materiales sufridos por los clubes de nuestra ciudad. Por supuesto, aunque lejos de lo que causó la pérdida de Fede, ello también fue motivo de lamento para las entidades que desarrollan el deporte en Bahía Blanca. 

En Sociedad Sportiva, según contó Andrés Medus, las consecuencias fueron concretamente árboles caídos y algunos alambrados rotos. Uno de los arbustos derrumbados por el temporal cayó sobre la Casona del club y allí quedó incrustado.

Situación similar vive el club Pacífico, en su sede de calle Mendoza, donde, tal como relató Marcelo Martínez Gavioli, "se rompieron muchas cosas, pero nada irrecuperable. Pero, dentro de todo, es un mal menor a partir de lo que le pasó a mucha gente. No fueron más que alambrados rotos y torres de luces dañadas".

Un poco más complejo es el panorama en Pella Tenis, El Nacional (el daño más considerable se dio en la cancha de básquet) y Ferroviario. 

Charo Fernández, madre de Guido Pella, aseguró que, además de cuantiosos árboles caídos en el predio, situado en Altos de Palihue, se cayeron los postres de luz de las canchas. 

Por otra parte, Facundo Alende, encargado de la actividad en El Nacional, club que permanece cerrado por precaución, manifestó que se derrumbaron prácticamente todos los árboles y los alambrados de las canchas 1 y 2, situadas enfrente de la oficina de tenis. 

Mientras que, en "Ferro", Juan Manuel Hours contó que en el predio de calle Holdich el temporal tiró abajo columnas, el portón de ingreso, carteles y alambrados. En contrapartida, destacó que no sufrieron daños los techos de cantinas, vestuarios y el salón. 

Por suerte, considerando lo apuntado en el comienzo de la nota, todas cuestiones materiales. Es decir, nada que el tiempo y el dinero no pueda recuperar.