Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

De Conte a Susbielles, todos los presidentes que tuvo el CGPBB

De 1993 a la fecha, el Consorcio fue dirigido por 8 personas.

   Dentro de la fructífera labor que desempeñaron los ex presidentes del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca es fundamental mencionar a Egidio Conte, impulsor de un trabajo que se inició 29 años atrás, y a quienes los precedieron en su gestión.

   Luego de Conte el peso de la responsabilidad recayó en el suarense Hernán Neyra, quien antes de asumir estaba abocado a las tareas de la Comisión de Identidad Bonaerense.

   Neyra fue designado representante provincial en el CGPBB por el Poder Ejecutivo provincial.

   Tras los pasos de Neyra prosiguió la labor de Jorge Scoccia, quien se mantuvo en el cargo hasta la asunción de Jorge Otharán.

   Scoccia, durante su estadía, al igual que sus antecesores, apuntó sus cañones a mejorar la competitividad y a posicionar al Puerto de Bahía Blanca entre los más importantes del país, apuntando a sus condiciones de profundidad.

   Luego fue el turno del contador Hugo Antonio Borelli, quien le dio su impronta al CGPBB, perseverando en las ventajas de trabajar como Ciudad-Puerto.

   Tras Hugo Borelli llegó el turno del ingeniero Pablo Pussetto, quien le dio un fuerte impulso a un plan estratégico de crecimiento, denominado “Visión Portuaria Bahía Blanca 2040”.

   Desde noviembre de 2017 y hasta febrero del año pasado, el doctor Miguel Donadío se desempeñó en la presidencia, intensificando el proceso de expansión del Puerto.

   Precisamente, en febrero de 2020, asumió Federico Susbielles, quien debió sortear los imponderables originados por la pandemia, dándole paso hoy a un movimiento portuario pocas veces visto antes.

   En todas las gestiones se analizó y se trabajó en la posibilidad de mejorar aún más la conectividad de la ría y profundizar el canal de acceso, lo que otorgó una posición expectante y de gran relevancia frente al comercio internacional.

   La posibilidad de ingreso para buques de gran calado así como las excelentes conexiones viales con los principales centros de producción y consumo, dotan al puerto de Bahía Blanca de marcadas ventajas competitivas frente a otros del país. Todos así lo entendieron y trabajaron en pos de ello.

El primero

   El primer directorio lo lideró José E. Conte como presidente (en representación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires), mientras que los directores fueron Oscar Doria (en representación de la Municipalidad de Bahía Blanca); Carlos Sosa (en representación de los sectores que comercializan las mercaderías operadas en el puerto); Andoni Irazusta (en representación de los productores primarios de las mercaderías movilizadas en el puerto); Valentín Morán (en representación de las empresas prestatarias de servicios portuarios y/o marítimos); Adalberto Thomas (en representación de los concesionarios y permisionarios portuarios); Arturo Hosch (en representación de las empresas armadoras y agencias marítimas); Vicente Andreani (en representación de las Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Puerto de Bahía Blanca) y Reinaldo Reiner (en representación de las Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Puerto de Bahía Blanca).

Una gran pérdida

   El ingeniero Valentín Morán, uno de los artífices del enorme desarrollo logrado por el puerto de Bahía Blanca a partir de su autonomía, en 1993, falleció el 29 de mayo de este año, a los 74 años de edad.

   Durante más de dos décadas fue el emblemático gerente general de la estación marítima del sur bonaerense, hasta que en 2016 se acogió a los beneficios de la jubilación.

   En su gestión el puerto bahiense logró un notable crecimiento, aumentando más del 300 por ciento su superficie de explotación y triplicando la capacidad operativa y de almacenaje.

   Mediante un comunicado, el ente señaló que por su labor Valentín Morán siempre ocupará un lugar más que destacado en la historia y el corazón del puerto bahiense.

   “Con tal motivo, ante su desaparición física agradecemos su legado, y acompañamos a sus familiares y seres queridos en este difícil momento.

   “La mejor manera de homanejearlo –agregó el Consorcio--, es seguir trabajando con el tesón que el representó, por el crecimiento y la grandeza de nuestro puerto”.