Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Día Internacional contra el Desperdicio de Alimentos: 1.300 millones de toneladas se desechan por año en el mundo

Se calcula que una persona pierde la posibilidad de acceder a 40.385 Kcal por año y las principales causas del desperdicio se encuentran en el mal manejo de los alimentos.

Foto: NA

   En el Día Internacional contra el Desperdicio de Alimentos un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura señala que cerca del 30% de la producción total de alimentos se desperdicia a lo largo de toda la cadena productiva, desde su cosecha hasta el consumo en hogares.

   Este número, que ronda cerca de 1.300 toneladas por año en el mundo de comida desperdiciada, es alarmante ya que en todo el planeta más de 3.100 millones de personas tienen dificultades para acceder a dietas saludables y 828 millones pasan hambre. 

   Ante ello se calcula que una persona pierde la posibilidad de acceder a 40.385 Kcal por año. Esto significa que un porcentaje significativo de nutrientes se pierden en la parte final de la cadena alimentaria, impidiendo así su consumo.

   “La principal causa de esta situación está relacionada a un desconocimiento de las personas sobre cómo manejar y aprovechar al máximo los alimentos que ingresan a sus hogares”, comentó Marcela Leal, nutricionista y Máster en Tecnología de los Alimentos. 

"La principal causa de esta situación está relacionada a un desconocimiento de las personas sobre cómo manejar y aprovechar al máximo los alimentos”

   Asimismo señalan que el desperdicio también se puede producir por problemas técnicos en el traslado o en el punto de venta, principalmente relacionado a fallas en la cadena de frío. Otro error recurrente es la mala interpretación de las fechas de vencimiento o consumo preferente, por ejemplo, cuando se hace una gran compra sin verificar este dato y luego no se consume en el tiempo adecuado.

   Un consejo que brindan los profesionales es la planificación de las comidas para adquirir lo necesario, evitando así las compras impulsivas e innecesarias: “Al momento de ir al supermercado, es importante evaluar las ofertas y solo comprar si se va a consumir, para que no quede perdido en la alacena y pase su fecha de consumo. El almacenamiento de los alimentos también es un punto clave para evitar desperdicios. Si sobra comida se puede recurrir a su guardado en el freezer o congelador para consumir en otro momento”, explicó la profesional.

   A su vez, es importante formar un buen criterio para aquellos alimentos perecederos que parecen desechables a la vista pero que siguen siendo aptos para su consumo. Lo mismo sucede con los restos de comidas. Un ejercicio interesante es buscar recetas para transformarlas en otros platos, dándole una nueva oportunidad a los alimentos mientras se evita su desperdicio.

   “Para lograr disminuir el desperdicio de alimentos generando beneficios sociales, económicos y ambientales, es clave avanzar hacia modelos de alimentación saludables y respetuosos con el medio ambiente. Es fundamental incorporar prácticas que eviten el desecho de alimentos que son aptos para su consumo”, concluyó. (NA)