Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Juicio contra Cristina: "Las licitaciones eran una ficción porque no había control"

El fiscal Diego Luciani habló de “inadmisible celeridad” en la adjudicación de pliegos, “publicidad casi nula” de los actos públicos y “competencia ficticia” en las compulsas.

Fotos: Archivo La Nueva.

   En el marco del juicio oral por la obra pública que recibió para ejecutar en la provincia de Santa Cruz el empresario Lázaro Báez entre los años 2003 y 2015, y que tiene a la vicepresidenta Cristina Kirchner como principal imputada, el fiscal Diego Luciani señaló que las licitaciones llevadas a cabo durante esos años “eran una ficción porque no hubo control”.

   La segunda audiencia se inició sin la presencia de la expresidenta, quien pidió autorización para ausentarse hoy y el próximo viernes por “tareas parlamentarias”.

   En su análisis de las 51 obras públicas que recibió Báez, el fiscal aseguró que “las medidas de prevención -para la correcta adjudicación- fueron destrozadas por la propia administración pública”.

   “Inadmisible celeridad” en la adjudicación de pliegos, “publicidad casi nula” de los actos públicos y “competencia ficticia” en las compulsas fueron los hechos que se fueron repitiendo, de acuerdo a Luciani. 

 

Acusan a Cristina de liderar una asociación ilícita

 

   Remarcando los argumentos que había vertido en la primera jornada del juicio, señaló que las licitaciones normalmente se daban entre las mismas empresas: Austral Construcciones, Kank y Costilla, Gotti y Petersen, que -explicó- de una forma u otra estaban bajo el mando de Báez. Incluso, señaló que las dos últimas presentaban ofertas “de cortesía” que eran desechadas por no cumplir con la documentación requerida o que se encontraban muy por encima del presupuesto oficial.

   “Esto nos permite dejar en claro que no solo hubo un direccionamiento grosero sino la falta de un adecuado control que tiene consecuencias nocivas para la administración. Y esto tiene como explicación que la orden de beneficiar a Báez venía de lo mas alto del poder ejecutivo”, analizó el fiscal.

   En el análisis pormenorizado de las licitaciones, aseguró que las cuatro primeras se hicieron de manera simultánea, “con una inadmisible celeridad que no estaba justificada”, convocadas a fines de 2006 y adjudicadas a principios de 2007, en entre 45 y 62 días luego desde el llamado. “Los contratos fueron firmados a pocos meses de comenzar la veda invernal, por lo que -como establecía el contrato- no se iba a poder comenzar los trabajos”, detalló.

   La primera obra fue la pavimentación de 39 kilómetros de la ruta nacional 288, por 192 millones de pesos. A la licitación de presentaron Austral Construcciones, Kank y Costilla, Gotti y Petersen. Las tres primeras de Báez y la cuarta “de cortesía”, dijo el fiscal, porque ofreció un 20 por ciento más y quedó descalificada. La obra se le adjudicó a Gotti, que se la cedió a Austral. El plazo de la obra era de tres años pero se extendió 120 meses y no finalizó.

 

"Néstor y Cristina eran socios de Báez"

 

   La segunda obra fue la repavimentación de 67 kilómetros de la ruta 261 con un presupuesto de 93 millones de pesos. Se presentaron Kank y Costilla, Austral Construcciones y Petersen. Volvió a calificar “de cortesía” a Petersen que quedó descalificada porque presentó una garantía incorrecta.

   La pavimentación de 22 kilómetros de la ruta 40 fue la tercera obra enumerada. Con un presupuesto de 121 millones se presentaron Austral Construcciones-Gotti, Kank y Costilla y Petersen, que fue descalificada por una oferta 20 superior. Ganó Austral-Gotti.

   El mismo esquema se dio para el ripiado en la ruta nacional 3: se presentaron Kank y Costilla, Austral Construcciones y Petersen. La última hizo una oferta 20% y fue descalificada. Ganó Austral Construcciones por 238 millones de pesos, 39 millones por encima del presupuesto oficial.

   Incluso, explicó que en la renovación de canteras en la ruta nacional 3, por 75 millones de pesos, el dictamen de la comisión de adjudicación se firmó el 30 de enero de 2007 mientras que la preadjudicación de la obra fue un día antes, el 29 de enero de 2007.

Fiscal Diego Luciani
 

   “Es inexplicable”, sostuvo.

   La Fiscalía comenzó ayer sus alegatos en el juicio oral, asegurando que el expresidente “Néstor Kirchner y luego su esposa, Cristina Fernández, instalaron y mantuvieron en el seno de la administración nacional una de las matrices de corrupción más extraordinarias que se hayan desarrollado en el país”.

   El momento de mayor tensión de la jornada de ayer se dio cuando el fiscal mostró una prueba que hasta ahora no se conocía: mensajes de Whatsapp del celular del exsecretario de Obras Públicas, José López, en los que entendió que la expresidenta había ordenado -pocos días antes de dejar el gobierno en 2015- que a Báez se le pague todo lo que se le adeudada por las obras públicas en Santa Cruz.

   “Fueron 537 millones de pesos por obras que no se iban a terminar”, dijo el fiscal, quien denominó la maniobra como “plan limpiar todo”. (La Nueva., con información de Infobae)