Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Realizar actividad física sólo en el fin de semana también reporta beneficios

En un amplio estudio, los científicos concluyeron que ejercitar 150 minutos semanales reduce la mortalidad y es tan bueno como graduarlo durante 7 días.

Una caminata rápida de 30 minutos 5 días a la semana o una hora y 15 minutos de trote una vez a la semana, son suficientes para obtener beneficios para la salud.

   Entrenar en la semana puede ser un desafío difícil de cumplir. Horarios de trabajo, compromisos académicos o escolares y la rutina familiar pueden atentar contra el tiempo suficiente para la actividad física o grupal. Por eso, para la mayoría de las personas el tiempo libre en sábado y domingo es la gran oportunidad para andar en bicicleta, correr, jugar al fútbol, hacer pilates o simplemente salir a caminar.

   Durante años se creyó que era mejor espaciar el intervalo del ejercicio físico para obtener beneficios saludables, sin embargo una reciente investigación afirmó que concentrar el entrenamiento sólo en el fin de semana es tan bueno como graduarlo durante 7 días.

   Los niveles recomendables de ejercicio consisten en, al menos, 150 minutos semanales de actividad física moderada o 75 minutos semanales de actividad física vigorosa o intensa, según las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

   Una amplia investigación de la Universidad de Jiangnan, en China, evaluó a 350.978 participantes adultos en los Estados Unidos y no encontró diferencias significativas en las tasas de mortalidad entre los participantes activos solo en fin de semana y quienes hacían actividad física con regularidad a lo largo la semana. El estudio se publicó en la revista científica JAMA Internal Medicine.

   Los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos denominados los “guerreros de fin de semana” quienes alcanzaron los objetivos en una o dos sesiones a la semana, y los “regularmente activos”, quienes distribuyeron el entrenamiento en tres o más jornadas.

   En comparación con los participantes físicamente inactivos, los participantes activos (tanto guerreros de fin de semana como activos regularmente) tenían tasas de mortalidad más bajas por todas las causas y por causas específicas.

  Esto significa que los adultos que realizan 150 minutos o más de actividad física de moderada a vigorosa (o 75 minutos de actividad intensa) por semana pueden experimentar beneficios de salud similares, ya sea que las sesiones se distribuyan a lo largo de la semana o se concentren en un fin de semana. 

   En otras palabras, los dos grupos tienen menos probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones respecto de las personas sedentarias.

   Por lo tanto, una persona podría cumplir con estas recomendaciones con una caminata rápida de 30 minutos 5 días a la semana o una hora y 15 minutos de trote una vez a la semana.

   La edad promedio de los participantes del estudio fue de 41,4 años y la información se relevó de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de Estados Unidosentre 1997 y 2013. Los datos de los participantes se vincularon con el Índice Nacional de Mortalidad de Estados Unidos hasta el 31 de diciembre de 2015.

   “Las personas que tiene patrones activos de actividad física, ya sea que realicen ejercicio durante el fin de semana o que sean activas regularmente, experimentan tasas de mortalidad por todas las causas y por causas específicas más bajas que las personas inactivas”, dijeron los investigadores. 

   “No se observaron diferencias significativas para la mortalidad entre los ‘guerreros de fin de semana’ y los participantes regularmente activos después de tener en cuenta la cantidad total e de actividad física moderada a vigorosa (MVPA)”, refirieron posteriormente en su informe.

   Para los científicos, los hallazgos “podrían ser útiles para el asesoramiento médico y para las políticas e intervenciones de salud pública. Esta es una buena noticia teniendo en cuenta que el patrón de actividad física del guerrero de fin de semana puede ser una opción más conveniente para muchas personas que se esfuerzan por alcanzar los niveles recomendados de actividad física”.

Cambiar la hora en la que se hace ejercicio puede ayudar a perder más peso

   1. Un estudio reciente demostró que el mejor momento del día para hacer ejercicio varía según el sexo y los objetivos de entrenamiento.

   2. Para las mujeres, el ejercicio durante la mañana reduce la grasa abdominal y la presión arterial, según las conclusiones a la que llegaron los expertos.

   3. Mientras que el ejercicio nocturno aumenta la fuerza muscular y la resistencia de la parte superior del cuerpo. También mejora el estado de ánimo general.

   4. Para los hombres, el ejercicio nocturno reduce la presión arterial, el riesgo de enfermedades cardíacas y la sensación de fatiga.  Además quema más grasa.