Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

No descartan a una organización delictiva detrás de las estafas en Instagram

Así lo indicó el fiscal federal Horacio Azzolín, jefe de la UFECI, en virtud del incremento de casos en el último tiempo.

Cada persona engañada paga, en promedio, $ 5.000 para el supuesto envío del premio inexistente.
imagen
layout="fixed-height">

Audionota: Guillermo Crisafulli (LU2)

   Fiscales especializados en materia de ciberdelincuencia comenzaron a detectar el año pasado una modalidad de fraude "distinta y atractiva", mediante la promoción en Instagram de falsos sorteos y la supuesta obtención de premios inexistentes para engañar a desprevenidos.
   Según expertos en el tema, durante el último mes se registró una gran cantidad de reportes sobre estas maniobras fraudulentas por medio de la red social mencionada, por lo tanto la hipótesis principal apunta a que una organización criminal podría estar detrás de estos delitos.
   Si bien por separado los casos no generan perjuicios económicos de consideración a las víctimas (aproximadamente 5.000 pesos por cada hecho), la "ganancia" para los estafadores es cuantiosa por el elevado número de damnificados.
   Las defraudaciones con la metodología delictiva descripta, que incluye la solicitud al aparente ganador de un pago para supuestamente concretar el envío del premio, empezaron a constatarse de manera progresiva.
   El fiscal federal Horacio Azzolín, titular de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), informó que los incidentes de estas características investigados en la actualidad "involucran a víctimas de todo el país, especialmente del interior".
   "Sin embargo los sorteos son atractivos para todo el mundo, porque te dan la posibilidad de 'ganar' un bien usualmente costoso", explicó el doctor Azzolín.
   Las autoridades hacen hincapié en alertar a la población acerca de este método de fraude, cuyo "atractivo" facilita la consumación del delito.
   En el Departamento Judicial Bahía Blanca hasta ahora no se radicaron denuncias por este tipo de estafa, según se confirmó oficialmente.

Ante la duda, evitarlos


   "Las recomendaciones son, en principio, evitar estos sorteos y, si no, verificar que la cuenta (de Instagram) sea orgánica", manifestó el entrevistado.
   "También es aconsejable verificar si (el perfil que publicita el presunto sorteo) tiene comentarios activos, si cuenta con muchos seguidores con varias publicaciones, así como chequear el historial", continuó diciendo el representante del Ministerio Público Fiscal de la Nación.
   "Pero, ante la duda, lo más conveniente es no participar (de esos sorteos que luego se comprueba que son apócrifos)", finalizó Azzolín.
   A los efectos de garantizar la seguridad en Internet, es necesario tener precaución respecto de la información que se publica en las redes sociales.
   Otro consejo a tener en cuenta es buscar en la web por medio de foros para rastrear opiniones de otros usuarios y confirmar si hay denuncias sobre esa persona.

   "Las víctimas suelen expresar en Internet cuando fueron estafadas y esa información puede ser una buena referencia", dijo Azzolín.
   Muchas veces los individuos detrás de este tipo de cuentas arman publicaciones falsas de supuestos ganadores.
   Los mismos recaudos se pueden aplicar a páginas de ventas por Instagram, de acuerdo con indicaciones de la UFECI.
   "Si fuiste víctima de este tipo de maniobras, la recomendación es guardar capturas de pantallas, los datos de transferencias y los mensajes que hayan intercambiado tanto por Instagram como por Whatsapp, que se pueden descargar", se detalla en el sitio del organismo.
   "Con esa información, se puede realizar la denuncia en la comisaría más cercana".
   De forma paralela, otra alternativa consiste en formular una denuncia ante la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia, a través del correo electrónico denunciasufeci@mpf.gov.ar.

 

Las víctimas pagan por el supuesto envío del premio


Maniobra. El artilugio denunciado por diferentes víctimas consiste en supuestas páginas que sortean distintos productos a través de Instagram.


Concurso. Las personas participan del concurso y posteriormente son contactadas por mensajes privados, en los cuales les hacen creer que se convirtieron en ganadores.


Pago previo. Sin embargo, los estafadores también les comunican a sus víctimas que para recibir el premio deben pagar el envío del objeto por adelantado.


Virtual. Al solicitarles datos personales, los estafadores piden un pago, generalmente a través de una billetera virtual y las víctimas envían el dinero, pero no reciben el premio. Algo similar se repite en páginas de ventas, también de Instagram.