Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

El talento del rugby que se forjó en los clubes bahienses

Balance y expectativas de Stephania Fernández Terenzi (Palihue), Mateo Cardoso Lopes (Sociedad Sportiva), Antonio Scolari (Universitario) y Nahuel Zunini (Argentino). Cuatro convocados por la Unión Argentina de Rugby a equipos nacionales.

Desde la izquierda, Stephania Fernández Terenzi, Antonio Scolari, Mateo Cardoso Lopes y Nahuel Zunini en el Centro de la URS, donde pegaron el salto. Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

(Nota de la edición impresa)

   Tuvieron un gran año en lo deportivo. Brillaron en sus clubes (continuidad y protagonismo) y alcanzaron algún objetivo en la competencia. Al mismo tiempo la Unión Argentina de Rugby los convocó para ver de cerca ese talento y darles la oportunidad de mostrarse.

   Mateo Cardoso Lopes (Sociedad Sportiva), Antonio Scolari (Universitario), Stephania Fernández Terenzi (Palihue) y Nahuel Zunini (Argentino) hablaron de su gran 2022 y de la ilusión para lo que viene.

   En el caso de Mateo, Antonio y Nahuel participaron del torneo Interacademias -categorías 2003/04- en el que jugaron por Buenos Aires, junto con el también bahiense Mateo Stortoni (jugador de CASI). En cambio Stephania fue convocada al primer entrenamiento del nuevo ciclo de Las Yaguaretés (el seleccionado argentino).

   En ese camino los cuatro tuvieron previamente el paso por los seleccionados de la Unión de Rugby del Sur (URS) y se perfeccionaron en el Centro de Desarrollo de la Unión de Rugby del Sur con sede en Alem y Florida. Desde allí, supervisados por Fabián Fornetti y staff, complementaron la preparación que cada uno realizó con sus clubes.

   “Fue un buen año en lo personal. Pude jugar en Primera, tuve la chance de ir a Buenos Aires a jugar un par de partidos en el Interacademias, en Casa Pumas, donde creo que me fue bien. Me dieron un par de oportunidades para aprovechar, porque te medís contra jugadores de todo el país, que por ahí juegan en la misma posición que uno aunque con otro tamaño o juegan siempre de titular. Te dan ganas de esforzarte un poco más para estar al mismo nivel”, dijo Cardoso Lopes (centro, 19 años).

Mateo Cardoso Lopes (Sociedad Sportiva).

   Con Las Palomas alcanzó el 3º lugar en el Regional Pampeano A y logró su debut en el Torneo del Interior.

   “(Con Sociedad Sportiva) Tuvimos un muy buen año. Se formó muy buen grupo y eso hizo posible seguir sumando gente, algo importante para tener un mejor nivel. En el TRP y en el TdI dejamos una buena impresión, poniendo al club bastante alto”, afirmó.

   Mateo también recordó los inicios en Palihue, el club donde jugó su papá (Sidney).

   "Un día mi viejo me llevó a Palihue, donde arranqué. Me llevó a un entrenamiento cuando yo tenía nueve años. Desde entonces no paré. Después, a los 15 años me cambié a Sportiva porque en en mi club no había suficientes gente para armar la categoría. Yo quería seguir activo en el deporte", recordó.

   El deseo para el año que comienza es continuar por la misma senda.

   “Lo que tengo pensado es dejarlo todo en el deporte, siempre. Seguir trabajando duro en el gimnasio con mi profe Alejandro Arzer, en Dinamia. En lo colectivo, también, seguir sumando para el regional. Ahora que subimos dos categorías al plantel superior, la 03 y la 04. También tratar de jugar con amigos al alto nivel”, agregó el también estudiante de segundo año de Ingeniería Industrial.

“Gran experiencia”

   Antonio Scolari, de 19 años, es segunda/tercera línea de Universitario. En división superior ganó con su club el Reclasificatorio B-C 2022.

   “Fue un año muy bueno. Conseguí varios logros, más que nada en el peso corporal, algo que siempre me tiene complicado. Ganar masa muscular, trabajo en la nutricionista y en mi casa, todo el tiempo todos los días. Fue un año muy bueno en ese aspecto y me dio una mano para llegar de la mejor manera a Casa Pumas”, dijo.

   “Jugué algunos partidos, uno como titular. El Interacademias fue una experiencia muy linda y una responsabilidad muy grande. La idea es continuar, seguir en el camino que venimos llevando y ver qué destino tiene. Siempre se puede llegar. Te hace ver que los chicos de allá no son extraterrestres. Son como cualquiera, vivan donde vivan o jueguen donde jueguen. Uno la posibilidad de llegar la ve remota, pero te sentís cerca”, afirmó.

   “Con el club fuimos de menos a más. Al contrario de lo que puede pasar en la mayoría de los equipos. Empezamos siendo un número ajustado de gente pero comenzamos a ganar partidos, a fomentar la parte de grupo, humana. Ahí sumamos mucho. En la segunda parte del año, en el Reclasificatorio, hicimos un buen torneo. Lo ganamos invictos. Para el año que viene tendremos algunas vueltas, amigos que vuelven a jugar. Suben categorías y fomentamos la unidad de grupo y la competencia interna sana. En lo colectivo buscamos prepararnos  para volver a jugar lo antes posible el TRP A”, dijo Scolari, estudiante de segundo año de la carrera de Ingeniero Agrónomo (UNS).

Antonio Scolari (Universitario).

   En su caso la llegada al rugby fue prácticamente accidental.

   “Yo vengo de una familia que es completamente de básquet. De hecho cuando era chiquito jugué en Liniers. Pero un día, un partido me pareció muy aburrido, de sentarme en la cancha de lo aburrido. Y dejé. Como era bastante bruto, un vecino mío, Horacio Verona, me dijo de ir a jugar al rugby a Universitario. Al poco tiempo dejé, pero como es un deporte que siempre me gustó, volví a la práctica a los 14 años. Mi familia me apoyó siempre”, recordó Antonio.

“Un año increíble”

   El caso de Stephania Fernández Terenzi y de Palihue es para destacar. Porque el club fue bicampeón de la Región Pampeana (2021 y 2022), pero recién a mediados de diciembre hubo una convocatoria para un jugadora del ámbito URS.

   Stephania participó del primer capítulo en un nuevo ciclo de Las Yaguaretés.

   “No lo esperaba. Recibí la convocatoria con mucha alegría y orgullo. Está bueno cuando uno se esfuerza y lo da todo en un torneo y alguien lo ve, lo nota. Te retribuyen con la experiencia de la convocatoria. Fue increíble”, dijo la wing.

   “En una concentración ves otra intensidad de juego y de entrenamiento. Otra concentración, a diferencia del nivel local que es más recreativo. Por más que uno busca siempre divertirse, ahí deja de ser recreativo y es necesario poner más cabeza. Cuando no te dan las piernas la cabeza es fundamental para seguir. Las chicas que hace diez años que vienen jugando, nos alentaban a las que recién arrancábamos para que diéramos un poquito más en esa pasada. O un poquito más en el gimnasio. Me llevo una experiencia súper positiva, llena de aprendizajes”, agregó Fernández Terenzi.

   “Con el club fue un año increíble: campeonas locales y campeonas regionales en mayores y juveniles invictas. Y logramos jugar el Nacional de Clubes, que es el torneo más importante. Y además participación de cinco jugadoras del club en el seleccionado de la URS, siendo mayoría. Deportivamente fue de las mejores temporadas para Palihue”, dijo la rugbier de 27 años.

   Su llegada al rugby se dio por legado familiar.

   “Arranqué a los 23 por mi hermana (Anael), quien ya jugaba. Pero el rugby estuvo en nuestra familia desde que mi hermano menor empezó a practicarlo a los 8 años. Recuerdo de adolescente ir a la cancha del Trelew RC. Cuando mi familia se radicó en Bahía, él arrancó en Sociedad Sportiva. Y cuando vino Anael, ella comenzó en Palihue. Después, por insistencia de mi hermana y por Elo (Eliana Teófilo, jugadora de Palihue), que hace un montón por el club, arranqué de caradura la verdad. Y acá estoy. ¡Ni yo lo puedo creer!”, contó Stephania.

Stephania Fernández Terenzi (Palihue).

   “La idea para el año que viene es levantar la vara. Queremos mejorar el puesto en el Nacional de Clubes y aumentar la convocatoria de jugadoras al seleccionado de la URS. Lograr, también, que las juveniles lleguen a jugar (el Nacional), que es nuestra meta. Se puede y hay que seguir trabajando. Esa es la clave”, concluyó la también Ingeniera Química, próxima a doctorarse en la UNS.

“Sacrificio importante”

   Nahuel Zunini cursa 7º de la escuela técnica (Tecnicatura Aeronáutica). Un apasionado de la aviación a quien le gustaría continuar estudiando y jugando en La Plata. Pero el 2022 también fue un año de ilusiones y objetivos cumplidos para este pilar de Argentino.

   “Fui a tres partidos Interacademias y a un entrenamiento. En lo personal fue un año bastante bueno. Tuve la posibilidad de jugar en Primera de mi club (Argentino), que para mí  ya es algo increíble, que significa mucho”, expresó.

   “En el Interacademias sentí que di lo que tuve que dar. El sacrificio fue importante. Yo voy a una escuela técnica desde la mañana hasta la tarde y se me complica para llegar a entrenar. Pero viene el fin de semana y lo único que quiero es ir a jugar al rugby”, afirmó.

   Con Argentino lograron asegurar la plaza de la URS en el Regional Pampeano A.

Nahuel Zunini (Argentino).

   “A nivel club tuvimos un año al principio bastante flojito. Pero con el tiempo, con nuevas reincorporaciones, en los entrenamientos se notó la diferencia a medida que pasó el tiempo. A pesar de perder algunos partidos en el TRP, fue un buen año para el club. Peleamos el Reclasificatorio. Por suerte le ganamos a Biguá de visitante en la última fecha, en un resultado que nos dejó contentísimos porque nos permitió continuar en el TRP A”, agregó.

   En el caso de Nahuel, la incursión en el deporte de la pelota ovalada también se dio como un legado familiar.

   “Mi padre y mi abuelo jugaron en el club (Argentino). En el caso de mi abuelo, fue en Albatros. Siempre que nos juntábamos salía el tema y de lo lindo que sería llegar a donde estamos. Actualmente, hablando con mi abuelo, es algo que no imaginábamos. Como dijo mi compañera (Stephania) es un sueño hecho realidad”, dijo.

   En cuanto a las expectativas para 2023, Nahuel (18 años) comparte los mismos objetivos que sus compañeros de entrevista.
“Creo que todos los que estamos acá tenemos un nivel bastante bueno como para demostrar el año que viene. Ya pasamos a plantel superior. En lo personal creo que será un año bastante bueno”, dijo.