Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

"Lo vi de 10, disfrutando como nunca", dijo Juan Tello sobre el debut de Facundo

El árbitro bahiense dirigió sin errores ni polémicas Suiza-Camerún y su hermano contó cuales fueron las sensaciones al observarlo desde la platea.

   Cuando recupero señal en su teléfono celular, se encontró con más de cien mensajes de WhatsApp, que empezó a contestar mientras conseguía conectarse a la red wifi en su paseo por distintas galerías y centros de compras entremezclados con edificios que, por sus formas y tamaños, solo en Doha, capital qatarí, se pueden encontrar.

   Juan Tello estaba tan feliz que ni se percató que me contestó un día y medio después del debut de su hermano Facundo como árbitro del Mundial, pero se preocupó en mandarme el audio que le pedí tratando de explicar esa sensación que le recorrió todo el cuerpo cuando vio salir a “Facu”, motivo suficiente para aclararle: “estás perdonado”.

   Después de una risa cómplice, “Juancito” describió en una nota en el programa "De Palabra", por CNN radio: “estaba con mi papá (Raúl) en zona de plateas y, ni bien lo vimos que salió a hacer la entrada en calor, nos abrazamos y lloramos juntos, porque nuestra familia, más que nadie, sabe lo que luchó y se sacrificó Facu para cumplir el sueño de estar en la cita futbolística más grande del planeta”.

   Y siguió contando sus impresiones: “es un momento único, hasta mágico; algo que es difícil describir con palabras. Sentimos que fuimos un poco los representantes de la muchísima gente que lo ayudó a cumplir este sueño, y entre ellos se encuentran familiares, colegas y amigos”.

   “¿Cómo lo vi? Muy relajado, disfrutando responsablemente, como que absorbió la presión y salió a dirigir con la confianza y la seguridad que lo llevaron hasta ahí. Lo noté distinto a cuando pita en el fútbol argentino, estaba sereno, relajado y disfrutando como nunca. Cuando terminó el partido soltó el aire, sonrió y miró al cielo como agradeciéndole a Dios por el deber cumplido”, nos confió el actual ayudante de campo del técnico Martín Carrillo en San Francisco.

   “Lo noté 10 puntos, antes, durante y después del partido”, dijo con orgullo.

   “Siempre dirigió para rendir exámen, y en el Mundial es como que llegó el momento donde ya no tiene que demostrar más nada, aunque sé que va a querer seguir avanzando en la competencia más allá de como le vaya a la Argentina”, señaló el comerciante del rubro textil.