Bahía Blanca | Viernes, 27 de enero

Bahía Blanca | Viernes, 27 de enero

Bahía Blanca | Viernes, 27 de enero

Aprueban indicar en hombres una droga para el cáncer de mama

Ya estaba disponible en Argentina desde noviembre de 2017 para el tratamiento de mujeres con un tipo avanzado de la enfermedad. 

   La incidencia de cáncer de mama en varones es infrecuente, ya que, de cada 100 mujeres diagnosticadas con esta enfermedad, un hombre será diagnosticado en cualquiera de las variantes y estadios del mismo.

   Recientemente se aprobó en la Argentina la indicación en hombres de una droga para el tratamiento del cáncer de mama avanzado del tipo RH (receptor hormonal) + / HER2 negativo, un subtipo que se presenta en cerca de 7 cada 10 casos.

   La droga, denominada ribociclib, pertenece a la familia de los inhibidores de quinasas del ciclo celular (inhibidores CDK 4/6), se administra por vía oral siempre en combinación con un bloqueante hormonal de la familia de los inhibidores de aromatasa (orales) o con fulvestrant (intramuscular), combinados a criterio del oncólogo tratante.

   El médico bahiense Fernando Petracci, especialista en oncología clínica y cáncer de mama del Instituto Alexander Fleming, señaló: “La aprobación de ribociclib en varones representa una excelente noticia y nos provee de una nueva alternativa terapéutica para una población en la cual disponemos de escasos estudios de investigación".

   “Es una droga que representó un cambio de paradigma en el abordaje del cáncer de mama hormonosensible y hormonoresistente. Representa un antes y un después en el tratamiento de mujeres con cáncer de mama avanzado, logrando no solamente un verdadero impacto en la calidad de vida y en retrasar el uso de quimioterapia, sino -lo más importante- en lograr que las pacientes vivan más años que con las estrategias terapéuticas con que contábamos años atrás, y ahora los hombres que presentan este subtipo frecuente de cáncer de mama también podrán beneficiarse a partir de esta nueva indicación”, agregó.

Petracci, el médico bahiense que cruzó los Andes con sus pacientes

   Este medicamento es el único de su clase que demostró en 3 estudios clínicos diferentes de fase 3, con distintas combinaciones de hormonoterapia, prolongar la vida de mujeres pre, peri y postmenopáusicas con cáncer de mama en estadio metastásico del subtipo mencionado.

   En el estudio MONALEESA-3 alcanzó una mediana de sobrevida global de 67,6 meses con una disminución del riesgo de muerte del 33%; mientras que en el MONALEESA-2 evidenció una mediana de sobrevida global de 63,9 meses con una disminución del riesgo de muerte del 24% (ambos estudios en pacientes postmenopáusicas); y en el MONALEESA-7, estudio dedicado exclusivamente a pacientes premenopáusicas, logró una mediana de sobrevida global de 58,7 meses con una disminución del riesgo de muerte del 27 %.

   En cuanto a investigaciones que respaldan la aprobación en hombres, el Dr. Petracci sostuvo: “Como la incidencia del cáncer de mama en hombres es infrecuente, ya que se presenta en una relación de 100 mujeres por cada varón, la escasa población de pacientes varones hace muy dificultoso llevar adelante estudios de investigación. El trabajo denominado CompLEEment-1 (fase 3b) incluyó un subgrupo de hombres tratados con  ribociclib + letrozol + análogos GnRH como goserelin o leuprolide como primera línea de tratamiento para el cáncer de mama avanzado, observándose que el beneficio de ribociclib para este conjunto era similar al obtenido en poblaciones femeninas”.

Síntomas para detectar el cáncer de mama

   Con relación a los principales síntomas que pueden llevar al hombre a la consulta, generalmente con el médico clínico y luego con derivación al mastólogo, el Dr. Petracci refirió que los más comunes son la autopalpación de un nódulo en la mama o la retracción del pezón. Mientras que con menos frecuencia se observa ulceración o secreciones del pezón y en estadios más avanzados la presencia de ganglios aumentados de tamaño en la axila”.

   Respecto del tratamiento, el Dr. Petracci, quien además es docente de la Carrera de Especialista en Oncología de la UBA, afirmó que, debido a la escasez de estudios clínicos sobre cáncer de mama en hombres, en líneas generales para la definición de la estrategia terapéutica se realiza una extrapolación de la data disponible en mujeres, con muy pequeñas diferencias. (NA)