Córdoba y las razones del faltazo de Alberto

7/9/2021 | 14:05 |

La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

   Finalmente y tras algunos cabildeos entre los responsables de la campaña del oficialismo, en la Casa Rosada le bajaron el pulgar a una visita de cierre del presidente Alberto Fernández a la provincia de Córdoba. En las oficinas del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, último responsable en decidir los movimientos del mandatario antes de las PASO del próximo domingo, se resolvió el lunes que no habría viaje a la capital mediterránea para estar en el acto de cierre de los candidatos del Frente de Todos.

   “No hay nada bajo el agua, solo problemas de agenda”, buscó minimizar un confidente con despacho en el primer piso de Balcarce 50, frente al presunto malestar de los candidatos cordobeses, Carlos Caserio para el Senado y Martín Gill para Diputados, por la suspensión de la visita.

   Ocurre que según dicen en el albertismo cordobés, que tiene a Caserio como su máximo referente y a Gill con expectativas de crecer para terciar en la pelea por la sucesión de Juan Schiaretti en 2023, el presidente se había comprometido con los dos referentes para estar en el cierre de la campaña del FdT en la capital cordobesa el jueves, y que nunca les avisaron que esa visita quedaba suspendida.

   “Alberto le había asegurado a Caserio que si era posible por el tema dela agenda estaba dispuesto a viajar, pero no se pudo por el cambio de escenario del cierre nacional, pero además nunca se dijo oficialmente que iba”, insisten en bajarle el tono al tema en la Casa Rosada.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Tienen razón los funcionarios que trabajan junto a Cafiero en el armado de la campaña y las visitas presidenciales cuando justifican el faltazo en problemas de agenda. Ocurre que el cierre nacional de la campaña electoral del oficialismo de cara a las primarias del domingo se iba a realizar en el Estadio Único de La Plata, pero los pronósticos del tiempo que anuncian posibles lluvias para ese día y el resto de la semana obligaron al cambio de planes.

   El acto de cierre se hará ahora, tal como lo anunció el gobierno el lunes, en Tecnópolis, un lugar cerrado, aunque con cambio de horario, ya que se haría por la tarde-noche del jueves. Esa sería la razón por la que Alberto decidió bajar de la agenda el viaje a Córdoba.

   En todo caso, se resalta, habrá “premio consuelo” para Caserio y Gill, que harán su acto de cierre en la Plaza de la Música de la ciudad de Córdoba, casi a la misma hora que el cierre en Tecnópolis. Ambos podrán saludar vía zoom al presidente y a Cristina Fernández, que serán las figuras centrales en el acto del Frente de Todos en el predio ferial de Villa Martelli.

    Hay, como suele ocurrir en estos casos, susurros de pasillo que revelan otra mirada en torno a la suspensión del viaje, que tiene más que ver con el cálculo político puro y duro que con algunos “problemas de agenda”. Dicen los confidentes que en la Casa Rosada están al tanto de lo que marcan las encuestas sobre intención de voto en La Docta, y que el pronóstico no es bueno para el albertismo nacional: casi sin excepciones el grueso de las consultoras auguran un holgado triunfo de los candidatos de Juntos por el Cambio, y un segundo lugar a considerable distancia de Hacemos por Córdoba, el “cordobesismo” de Schiaretti que encarnan su esposa Alejandra Vigo para el Senado y Natalia de la Sota para Diputados.

   Caserio y Gill estarían peleando el tercer puesto con el conjunto de las expresiones de la izquierda que se presentan con varios candidatos. No era ese, deducen los confidentes, un buen escenario para la visita del presidente.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias